Todo el mundo, ha oído alguna vez que a la vecina, a la abuela de nuestro amigo o cualquier otra persona de nuestro día a día, se ha caído y se ha roto el coxis. Dicho hueso, es un elemento ubicado en la cadera, de especial importancia para poder realizar nuestra vida cotidiana.

Para los que no sepan exactamente lo que es el coxis o donde se encuentra, el coxis es la terminación ósea de la columna vertebral de algunos vertebrados como son ciertos primates, y por supuesto los seres humanos, el cual, conforma el vestigio de una cola que curiosamente, aparece en los embriones en sus primeras etapas de desarrollo.

Cómo aliviar el dolor del coxis

El coxis, consiste en un pequeño hueso, en comparación con un fémur, con forma triangular, de tal manera que es simétrico con respecto a sus dos lados. Está conformado por 3 piezas bien definidas y soldadas, también llamadas vértebras coccígeas. Dispone de entre 3 a 5 vértebras ubicadas  un poco más abajo del sacro, que es otra pieza ósea que compone los huesos ubicados cerca de la cadera. La función del coxis, consiste principalmente en servir de apoyo a músculos y ligamentos, por lo que permite parte soportar el peso.

La mayor parte del peso es soportado por las vertebras, pero a su vez este hueso puede aguantar cierta cantidad de la masa corporal cuando nos sentamos en el suelo o en una silla con la ayuda de las piernas. En un estudio más profundo del coxis, también podemos decir que el coxis es un nexo entre los músculos del glúteo mayor, coxígeo y no podemos olvidar el ligamento anocoxígeo. El coxis forma parte de los huesos de las extremidades inferiores, ya que las vértebras, columna y sacro forman parte de los huesos vertebrales.

Con la idea de lo que es el coxis y donde se ubica, podemos pasar a las lesiones que se puede sufrir en él. La coxidinia consiste en conjunto de dolores que podemos sentir cuando se sufre una lesión en el coxis, una lesión de coxis es equivalente a una lesión de rabadilla, las causas más frecuentes que pueden darse son:

  1. Caídas: cuando realizamos deportes como son el patinaje, snowboard u otras prácticas de similar naturaleza, empezamos como principiantes, esto quiere decir que hasta coger la técnica necesaria para desempeñar tales actividades con total control y eficacia, nos caemos muchas veces. Las caídas que pueden afectarnos al coxis, son aquellas en las caemos sobre los glúteos, ya que al producirse estamos apoyando el peso sobre este hueso.
  2. Esfuerzos al dar a luz: es una de las causas que más preocupan a los médicos y enfermeras que intervienen en el parto de una mujer. Cuando el recién nacido va asomando la cabeza, la mujer está haciendo un esfuerzo colosal, es el momento de mayor dilatación, si se sobrepasa la capacidad de la dilatación de la mujer, pueden producirse daños en el coxis.

También puedes leer este artículos que te interesará sobre Causas del Dolor en el Coxis

Por tanto, el dolor de este hueso, es un problema que puede afectarnos en nuestras actividades diarias, lo cual hace necesario que debamos estar preparados ante estas lesiones. En este articulo hablaremos sobre como aliviar el dolor de coxis, de esta manera, ante una lesión de dicho hueso estaremos preparados para afrontarlo y recuperarnos de una forma rápida y eficaz, evitando posibles secuelas en un futuro.

Instrucciones para aliviar el dolor del coxis

  1. Guardar reposo durante algún tiempo: el tiempo es variable, ya que los huesos pueden presentar diferentes lesiones de mayor o menor gravedad. Cuando las lesiones producidas, no implican una rotura, con unos 4 días basta y digo esta a cifra porque lo sé por experiencia, pero en caso de haber una rotura lo mejor es consultar a un médico, aun sabiendo que generalmente, nuestro médico nos va a decir que no hagamos esfuerzos y que estemos descansando varios días es necesario visitarle ante estas lesiones, dado que él nos mandará hacer un radiografía, con el fin de asegurarnos que presentamos lesiones de mayor envergadura.
  2. Aplicar hielo en la zona de los glúteos: como ya he explicado en otros artículos, la aplicación de frío disminuye es riego por la zona, anulando los receptores del dolor, de esa manera, el dolor disminuirá considerablemente ya que prácticamente no sentirás el tacto por la zona. Para enfriar la zona, no solo puede hacerse con hielo, no obstante, la mayoría de las personas disponen de guisantes congelados en su frigorífico, por lo que podemos usarlos para aplicar frío durante 20 minutos aproximadamente y luego retirarlos. Es recomendable retirar el objeto frío que estemos usando pasado el plazo ya que una duración excesiva de frío puede originar problemas de circulación, afectando a nuestros vasos sanguíneos, lo cual podría presentar otros de especial importancia en futuro ya sea a corto o a largo plazo.
  3. Consumo de fármacos: esta solución se dará cuando el dolor sea insoportable y el afectado no pueda aguantar el dolor. En primer lugar lo que debemos hacer antes de tomar la decisión de tomar medicamentos, es ir a tu centro de salud u hospital más cercano y comentar al médico la situación. Una vez hecho lo anterior acudiremos a la farmacia y compraremos analgésicos bajo prescripción médica, como por ejemplo el ibuprofeno, aspirina y otros derivados. Los medicamentos deben tomarse hasta que el dolor finaliza o disminuye considerablemente hasta ser soportable. El tiempo que debe transcurrir entre una toma y otra lo establece la receta médica, otorgada por el médico, aunque suele cada ocho horas.

Consejos para aliviar el dolor del coxis

Con todos estos cuidados, los dolores remitirán y  pudiendo volver pronto a retomar la actividad física, si por alguna razón esto no pasase lo que debe hacer es acudir a su médico de nuevo y las veces que sea necesario, ya que probablemente la lesión sea de un mayor grado al que se imagina  en un primer momento. Algunos consejos que puedo daros para hacer más soportable el tiempo de recuperación son los siguientes:

  1. Cojines especiales: podemos comprarlos en las farmacias más cercanas a nuestra casa. Estos cojines se caracterizan por poseer un acolchado de goma o ge, el cual permite que el peso del cuerpo al estar sentados se reparta por los huesos colindantes al coxis, de manera que gracias a esto, podremos retirar presión al hueso.
  2. Evitar el estar sentado durante periodos prolongados de tiempo: puede resultar conveniente que cada cierto tiempo nos levantemos y andemos durante un breve periodo de tiempo para desentumecernos, y mantener caliente los músculos de la zona, mejorando la circulación de sangre por la zona. Estos paseos serán breves y sin forzarse demasiado, para dañar la zona afectada.
  3. Actividad física moderada: cuando vayamos sintiéndonos mejor, sería recomendable comenzar a andar durante un periodo de tiempo más prolongado que el mencionado en el apartado anterior, de esa manera trabajaremos la zona, constituyendo así una rehabilitación idónea para el correcta recuperación de hueso afectado. Además si eres una persona con una vida sedentaria, podrás obligarte a realizarte algo de deporte, lo cual te vendrá bien para tu salud y tus huesos te lo agradecerán.
  4. Evitar el estreñimiento: aunque nos dé algo de vergüenza hablar de ello, debemos evitar que nuestras heces sean muy porque eso puede generar una presión en el coxis , causando un dolor considerable. Lo recomendable es tomar mucha agua y alimentos con fibra para reblandecer las heces.
¿Te ha gustado?
11 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.