¿Sabías que una tercera parte de nuestra vida la pasamos tumbados para descansar lo suficiente y cargar las pilas para el día siguiente? ¿Y sabías que son muchas las personas que no logran dormir bien? De hecho, según estudios realizados por la Sociedad Española de Neurología y Cirugía Torácica, el 30 % de la población española sufre insomnio. Y, según la OMS (Organización Mundial de la Salud) el 40 % no logra descansar bien.

De hecho, dormir como un bebé, a pierna suelta, se ha convertido en un verdadero sueño para muchos adultos. Conseguir descansar toda la noche, estar a gusto y despertar de buen humor, a veces se convierte en un auténtico reto con el paso de los años. No hay que olvidar que el estrés y los problemas laborales o los familiares, afectan, y mucho, al sueño y a la capacidad de dormir.

Según Antonio Vela, Catedrático de Psiquiatría en la facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid, una de las primeras metas que hay que plantearse para dormir bien es proponérselo. Parece una tontería, pero la actitud lo es todo.

Estos dos otros artículos también seguro que te interesarán: Cómo Dormir BienCómo Dormir Mejor

Muchas personas tienen problemas para coger el sueño por la noche. En algunos casos es por insomnio, algo más complicado de controlar porque por muchos remedios que se usen ello va intrínseco a la persona, y en otros casos sí que se pueden tomar medidas.

Por regla general para dormir como un bebé hay que estar o muy cansado o muy relajado. Aquí te damos algunos consejos de cómo dormir como un bebé y que puedas descansar sin ningún problema

Instrucciones para dormir como un bebé

  • Ejercicio. Las personas que realizan mucha actividad física suelen dormir con mayor facilidad porque su cuerpo ha gastado mucha energía haciendo ejercicio, por lo que su organismo necesita recuperar fuerzas y ello lo hace mediante el sueño. Si el ejercicio lo haces por la mañana, por la noche no lo vas a notar porque ya habrás tenido todo el día para recuperarte, pero si haces el ejercicio por la tarde, cuando te vayas a la cama notarás que pillas el sueño mucho más rápido. Al hablar de ejercicio pueden ser veinte minutos corriendo o de carrera rápida, así el cuerpo se cansa.
    Cómo dormir como un bebé
  • Actividad. Es más probable que duermas como un bebé si durante el día has tenido que hacer muchas cosas, es decir, lo has aprovechado correctamente. Si durante el día has estado sentado sin mucho que hacer, tu cuerpo está descansado y será más difícil que cojas el sueño.
  • Lee o ponte la televisión. Muchas personas aprovechan para leer justo antes de irse a dormir, por una parte porque es el único momento del día en el que pueden hacerlo; pero por otra porque les entra sueño con cada página que leen. Con la televisión ocurre lo mismo, eso sí, tendrás que realizar la actividad en la cama.Cómo dormir como un bebé
  • Toma pastillas. Si tomas pastillas para dormir o infusiones que no contengan teína ni sustancias que alteren el organismo, cogerás el sueño con mayor facilidad. Solo tendrás que tomarlo entre 30 y 60 minutos antes de irte a dormir.
  • Baño. Para dormir como un bebé hay que estar relajado, quien tiene muchos pensamientos y preocupaciones en la cabeza se irá a la cama con ellos y no parará de darles vueltas. Si te das un baño de espuma antes de irte a dormir te relajarás y cuando te vayas a la cama tendrás un sueño más profundo que si no lo hubieras hecho.Cómo dormir como un bebé
  • Bebe algo caliente. Si en lugar de irte a la cama sin beber nada te acuestas habiéndote tomado un vaso de leche calentito, tendrás más posibilidades de dormir como un bebé.
  • Pies calientes. Según algunos estudios, quienes duermen con los pies tapados por calcetines cogen más rápido el sueño porque éstos están calientes. Así que si quieres dormir como un bebé duerme con calcetines.
  • Rutina. Si sigues una rutina en la que siempre haces más o menos lo mismo, cenas a la misma hora, después de ello realizas la misma actividad siempre y luego te vas a la cama, será más probable que duermas como un tronco, porque de otro modo tu organismo se altera ya que no tiene un orden estipulado y cuando quieras dormir puede estar muy activado.
  • Estimulantes. Antes de irte a dormir y con bastante anterioridad, como un par de horas más o menos no ingieras nada que te altere, como puede ser la cafeína, la teína o el alcohol, ya que esto en lugar de apagar tu sistema y hacer que esté más cansado, lo aviva y te será muy complicado coger el sueño.
  • Siestas. Si tu problema es que no duermes bien por las noches porque por las tardes te echas la siesta, elimínalas de la lista. Una siesta no sería necesaria si por las noches descansas bien, así que prueba a no echarla y verás como cada vez te vas a la cama más cansada por su falta y dormirás como un bebé.Cómo dormir como un bebé
  • Ducha. Si te das una ducha con agua templada, tu musculatura se enfría para más tarde calentarse, lo que hace que irse a la cama sea muy placentero y que duermas como un bebé.
  • Procura que el lugar donde vayas a descansar esté a oscuras. La falta de luz a la hora de dormir es esencial para regular nuestro sistema hormonal. Piensa que la glándula pineal es sensible a la luz y cuando la luz disminuye esta glándula se encarga de segregar la hormona del sueño o melatonina. Por ejemplo, si no tienes bajadas las persianas cuando vas a dormir y se filtra a tu cuarto la luz de las farolas, la glándula pineal segregará menos cantidad de melatonina y te será más complicado conciliar el sueño y descansar.
  • No te acuestes con el estómago lleno. Cenar poco antes de ir a dormir no te permitirá descansar con toda seguridad. Los expertos recomiendan que, como mínimo, se cene por lo menos 90 minutos antes de ir a la cama y no acostarse con hambre. Lo ideal es que tomes alimentos ligeros y ricos en triptópfano (como las carnes magras, las legumbres, el salmón o la alcachofa), aminoácido que se asocia a la producción de la hormona del sueño. Es importante evitar las bebidas excitantes antes de ir a dormir (como el café, el té o los refrescos de cola) y los alimentos que tengan mucho azúcar para evitar generar picos de hipoglucemia por la noche.
  • Aléjate de las tecnologías antes de ir a dormir. Según LLuis de Lecea, especialista en neurobiología del sueño en la Universidad de Stanford, es desaconsejable ver la televisión antes de dormir, pues al parecer las imágenes televisadas estimulan el cerebro. Quizá esto no le suceda a todo el mundo. En mi casa, por ejemplo, mi pareja se queda roque nada más encender la televisión a causa del sonido. Si eres de los que duerme con la televisión, baja el brillo al máximo para que la luz no afecte a la producción de la hormona del sueño. Igualmente intenta no tener cargadores cerca del área de descanso ni aparatos que tengan un transformador.
  • Duerme una media de 7 horas para lograr buenos resultados. El mito de las ocho horas, parece ser que científicamente no se sostiene. De hecho, según recientes estudios publicados en Archives of General Psychiatry, las personas que duermen una media de 7 horas, tienen un mejor descanso y una tasa de mortalidad inferior a las que lo hacen 8. Según dicho estudio, la media ideal se sitúa entre las 6.4 horas y las 7.4 horas, aunque está muy relacionado con el condicionante genético.
  • Evita tener una vida sedentaria y realiza ejercicio de forma habitual. Es bueno realizar ejercicio a diario para lograr conciliar el sueño y dormir como auténticos bebés. Puedes hacerlo a primera hora del día o a media tarde, pero nunca antes de ir a dormir, pues activarás el organismo y provocarás una subida de energía que te impedirá descansar bien.

Consejos para dormir como un bebé

  • Si decides hacer ejercicio por la tarde para estar más cansado y dormir muy bien, ten en cuenta que volverás con más hambre del normal, si es que no estás acostumbrado a hacer ejercicio, así que tienes que tener en cuenta que tampoco debes cenar grandes cantidades porque esto hará que tengas una digestión pesada y una digestión pesada hace que nos cueste más dormirnos. Así que ejercicio sí, pero una cena corpulenta no.
  • Si has probado varios de los remedios para dormir como un bebé y no te han funcionado, lo que debes hacer es ir a un especialista para que él te de consejos y probablemente unas pastillas, porque puede que tu problema venga dado por tener insomnio y eso no se reduce con estos remedios.
  • No olvides mantener en buena forma tu colchón. Muchas personas no consiguen conciliar el sueño adecuadamente a falta de un colchón cómodo que les permita relajarse y descansar. Para que tu colchón esté estupendo no olvides
    • ventilarlo cada día de 5 a 10 minutos con la ventana abierta.
    • Darlo la vuelta por lo menos 4 veces al año.
    • Limpiar superficie cada dos semanas con la aspiradora.
    • Buscar la firmeza adecuada para tu descanso.
¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.