Si estás pensando en quedar embarazada seguramente pasan por tu cabeza muchas preguntas. Queremos ayudarte y aconsejarte para que puedas quedar embarazada rápidamente y sin problemas, empezando por recordarte que toda mujer debe conocer bien el funcionamiento de su cuerpo  y, en este caso especial, cuáles son  los días de mayor fertilidad. Reconocer estos días es muy importante si se desea quedar embarazada.

Lo primero que hay que saber es que los días fértiles no son los mismos en todas las mujeres y que éstos dependen de la duración del ciclo menstrual de cada una. Asimismo, es muy importante conocer los métodos para reconocerlos más fácilmente. Para quedar embarazada lo principal es tener relaciones en los días de tu ciclo menstrual en que estás ovulando , de otro modo no podrás lograr tu objetivo.

Otro aspecto muy importante para quedar embarazada es que tú y tu pareja no se preocupen demasiado por lograrlo. Está comprobado que mientras más estresada estés para quedar embarazada, menos posibilidades hay de que suceda. Hay que conocer los días de fertilidad e intentarlo pero sin obsesionarse porque  cuando se está demasiado pendiente de la ovulación, la relación de la pareja comienza a transformarse en una cuestión  de horarios  y situaciones que pueden llegar a ser forzadas y no naturales,  la intimidad de la pareja pierde espontaneidad y cada vez que llega la menstruación es un verdadero drama. Te daremos algunos consejos para que logres quedar embarazada.

Instrucciones para quedar embarazada

  1. El método natural y más confiable para quedar embarazada es conocer bien tu ciclo menstrual y a partir de esto sabrás cuales son tus días de mayor fertilidad. En esos días deberás intentar con tu pareja quedar embarazada.
  2. Hay técnicas que permiten identificar esos días de  mayor fertilidad. Por ejemplo mediante la variación de la temperatura vaginal, en esos días aumenta, entonces tomando la temperatura con un termómetro podrás comprobarlo.
  3. El estrés por tratar de concebir afecta tus posibilidades de quedar embarazada. Por eso, si quieres aumentar tus posibilidades de concebir, tú y tu pareja deben relajarse y disfrutar.
  4. Ambos deben ser pacientes. En las parejas más fértiles muchas veces el embarazo no llega ni en el primer ni en el segundo intento. No debes preocuparte si no te quedas embarazada inmediatamente, deja que el tiempo fluya y relájate.
  5. Controla tu peso: para las mujeres, es muy importante que estén en un peso saludable antes de quedar embarazadas. Estar pasadas de peso puede afectar negativamente las posibilidades de concebir. Pero no creas que estar demasiado delgada ayuda. Al contrario, es incluso peor que estar pasada de peso. Así que en resumidas cuentas, lo ideal es estar en un peso sano.
  6. Cuando buscas quedar embarazada el estrés es un factor negativo. No te obsesiones por lograrlo pero si llevas varios meses intentándolo y ves que no puedes visita  al especialista quien te hará los estudios pertinentes, igual que a tu pareja y te explicará cuáles son los pasos a seguir y seguramente te dirá que te quites de la cabeza  el “pensamiento fijo” de quedarte embarazada.
  7. Después de haber definido el tratamiento más adecuado, el mejor consejo es el de adoptar hábitos saludables alimentarios y de vida, y realizar actividades recreativas, con el fin de distraerte, al menos en parte, del pensamiento del test del embarazo. Muchas veces el embarazo llega cuando menos te lo esperas.
  8. Para quedarte embarazada, no existen posturas más beneficiosas que otras, según se piensa ni es necesario permanecer con la pelvis ligeramente elevada después de tener relaciones con tu pareja. La naturaleza ha provisto a los espermatozoides de un aparato locomotor que permite su ascenso por la cavidad uterina independientemente de la fuerza de la gravedad.
  9. Es cierto que la concentración de los espermatozoides en el líquido seminal disminuye si las relaciones son muy frecuentes, si se producen cada día o varias veces al día. Sin embargo, en estas circunstancias, aumenta su movilidad, por lo que el resultado final en términos de fertilidad masculina es equivalente. Fijar determinadas frecuencia para mantener relaciones sexuales o limitarlas únicamente a los días fértiles es inútil y contraproducente. La pareja puede angustiarse y esto sí que podría comprometer la concepción deseada.
  10. No existe ningún alimento que favorezca la concepción. La obesidad y la extrema delgadez pueden obstaculizar la concepción, por lo que es aconsejable que si quieres quedarte embarazada adoptes una dieta variada, sana y equilibrada, que evites el excesivo consumo de carne y de grasas saturadas, así como el tabaco y el abuso del alcohol, porque un organismo sano tiene mayores probabilidades de concebir y llevar a término con éxito un embarazo.
  11. Hay muchas plantas a las cuales se les ha atribuido, a lo largo de la historia humana, el poder de inhibir o de favorecer la concepción. Todas tienen una característica común: su presunto poder nunca ha sido demostrado por estudios clínicos. Es el caso también de esta raíz sudamericana. Por tanto, antes de tomar algún producto de este tipo, hay que consultar con el ginecólogo.
  12. El ambiente vaginal es fisiológicamente ácido y esta característica tiene una función protectora específica porque inhibe la proliferación de organismo patógeno. No es cierto que un ambiente alcalino favorezca la supervivencia de los espermatozoides por lo que lavarse con agua y bicarbonato, como se recomienda por ahí, no sólo es inútil para favorecer la concepción, sino que es una práctica peligrosa, porque disminuye las defensas del organismo frente a las infecciones genitales potencialmente dañinas para la fertilidad femenina.

¿Que necesitas para quedar embarazada?

  • Aprende a conocer tus días de mayor fertilidad
  • Haz actividades físicas relajantes.
  • Consulta al médico ginecólogo.

Consejos para quedar embarazada

  • Abandona los malos hábitos, como el tabaco o el alcohol, ya que son sustancias tóxicas que afectan directamente al desarrollo del bebé.
  • Acude al ginecólogo para que te realice un chequeo general de tu estado de salud previo a la concepción y resolver todas las dudas que tengáis de cara al embarazo.
  • Elige una actividad física que más se adapte a tu persona e intenta seguirla durante la gestación, siempre consultando antes con tu ginecólogo.
  • Una dieta equilibrada es esencial durante la gestación, por lo que es importante, de ser necesario, que cambies tus hábitos alimenticios antes de la gestación, intentando cubrir todas las necesidades que tu organismo necesitará en esta etapa.
  • Recuerda que con la llegada del bebé, las relaciones con tu pareja y con tu familia es probable que cambien. Por tanto, aprovecha este momento para estrechar vínculos y prepararte para el cambio.
¿Te ha gustado?
9 usuarios han opinado y a un 77,78% le ha gustado.