El virus zika es una enfermedad que se propaga entre los seres humanos a través de la picadura de varios mosquitos pertenecientes a la especie Aedes. El más común a la hora de trasmitirlo es el Aedes aegypti, aunque también existen casos de trasmisión motivados por la picadura del Aedes albopictus. Aunque lo más habitual es contagiarse con el zika a través de las picaduras, hay otras formas de trasmitir esta enfermedad, entre ellas de una mujer embarazada a su feto, a través de las relaciones sexuales sin protección con un hombre infectado, pues el virus permanece mucho más tiempo en el semen que en la sangre, o bien por medio de una transfusión de sangre o por contacto directo en laboratorio.

Este virus fue descubierto en el año 1947 en el bosque de Zika, en Uganda, de ahí el nombre, pero no sería hasta 1952 cuando comenzaron a registraros los primeros casos de zika. Desde entonces el virus ha ido viajando por África, el sudeste asiático, las islas del Pacífico y América. El virus ha ido extendiéndose poco a poco por divrsas zonas a causa de los viajes turísticos y las negociaciones económicas.

Este artículo te explica todo lo que has de saber sobre el virus Zika y en este te explicamos Cómo prevenir el virus Zika

El pasado 1 de febrero de 2016 la OMS (Organización Mundial de la Salud) declaró al virus zika como una emergencia de salud pública de importancia internacional.

Cómo reconocer el Zika

Pero…, ¿cómo reconocer el zika?

Lo cierto es que ser capaces de reconocer el virus zika es bastante complicado, sobre todo porque puede ser confundido con un catarro común y porque sus síntomas no son lo suficientemente graves como para ir al hospital para solicitar tratamiento médico. De hecho, según los datos facilitados por CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades) la mayor parte de las personas que lo padecen ni si quiera son conscientes de haberlo pasado. De hecho, muchos de ellos sólo sentirás síntomas muy leves o moderados. Respecto a los síntomas más comunes que se asocian al virus zika, podemos decir que recuerdan en cierta medida a los del dengue o con el chikunguña. Este es un repaso a los más habituales aunque no siempre se padecen todos.

  • Fiebre y dolor de cabeza
  • Dolor en las articulaciones y los músculos
  • Aparición de sarpullidos en nuestra piel
  • Conjuntivitis o enrojecimiento de los ojos

Se cree que el periodo de incubación del virus zika, es decir, el tiempo que transcurre desde que uno se contagia hasta que aparecen los primeros síntomas, puede variar entre un par de días y una semana. El cuadro médico posterior suele ser bastante leve y durar como mucho una semana también.

Como decíamos, los signos son tan débiles en la mayor parte de las ocasiones, que las personas no suelen acudir al médico, por lo que es seguro que existen muchísimos más casos de los que han sido ya registrados. Hay que tener especial cuidado entre las mujeres que están embarazadas. Si una mujer embarazada cree que ha podido se afectada por este virus en algún momento de su vida o que está sintiendo ciertos síntomas particulares durante el embarazo (sarpullidos, dolores de cabeza y articulaciones, conjuntivitis…), es recomendable acudir a un centro médico para asegurarse de que no se trata del zika. Piensa que el zika puede afectar muy negativamente al feto y es necesario asegurarse de que la mujer en estado no lo está padeciendo.

síntomas del zika

Cómo se puede diagnosticar el virus zika

Como decíamos, los síntomas de esta enfermedad son sobre todo muy similares a los del dengue, enfermedad que también es propagada por culpa del mismo tipo de mosquito. Si tenemos dudas o creemos que podemos estar padeciendo esta enfermedad, por ejemplo porque hemos viajado a zonas contaminadas por este virus, es conveniente que consultemos con un especialista para ver si los síntomas coinciden con los del zika. La forma de salir completamente de dudas respecto a este virus es a través de un análisis de sangre o de orina, aunque es probable que el médico te mande otro tipo de pruebas para descartar que se trate de dengue o chikunguña.

virus zika

¿Cómo se trata actualmente el virus zika?

Por desgracia no existe un tratamiento ni vacuna hoy en día que puedan ayudar a prevenir la aparición y propagación de este virus. No obstante, entre los tratamientos más habituales para luchar contra el malestar que provoca el virus zika se encuentran los siguientes:

  • Beber gran cantidad de líquidos para evitar la deshidratación
  • Tomar ibuprofeno o paracetamol para llevar lo mejor posible los dolores de cabeza, los dolores musculares y los de las articulaciones.
  • Ojo, nunca se han de consumir medicamentos antinflamatorios no esteroideo, como puede ser el caso de la aspirina, hasta que no sepamos a ciencia cierta que estamos infectados con el zika y no con otra enfermedad, como puede ser el dengue. De esta manera evitaremos la aparición de posibles hemorragias.
  • Hay que intentar evitar por todos los medios que los mosquitos nos piquen durante la primera semana de tratamiento. Piensa que tu sangre todavía estará infectada y que el mosquito puede portar el virus con él y trasmitirlo a otro ser humano o animal.
  • Si tienes alguna enfermedad crónica o estás tomando en ese momento algún medicamento de manera habitual, es recomendable que consultes con tu especialista para saber cómo proceder y continuar con ambos tratamientos. En cualquier caso, si crees que puedes padecer zika es recomendable que acudas a un hospital para que puedan tratarte y ayudarte a evitar que infectes a otras personas.

¿Cómo podemos evitar contagiarnos por el virus del zika?

  • Como decíamos unas líneas más arriba, a día de hoy no existe ningún tratamiento ni vacuna que nos ayude a prevenir esta infección, así que la manera más adecuada de evitar contagiarnos es conseguir que los mosquitos que trasmiten esta enfermedad no nos piquen. Los aedes que se encargan de convertir al zika en un virus realmente muy viajero, se caracterizan por picar principalmente durante el día.
  • Recuerda que si tu pareja sexual es un hombre y ha podido estar expuesto a la picadura de este insecto, deberás mantener relaciones sexuales con protección, ya que está demostrado que el virus zika permanece más tiempo en el semen que en en la sangre. El primer caso registrado de contagio de virus zika producido por actividad sexual sin protección se produjo en 2009, con el regreso del biólogo Brian Foy, de la Universidad Estatal de Colorado, a su hogar después de haber visitado Senegal para realizar allí un estudio sobre las poblaciones de mosquitos. Durante su trabajo fue picado en varias ocasiones y comenzó a desarrollar los síntomas del virus ya en EEUU. Poco después, trasmitiría sexualmente a su esposa el zika tras practicar relaciones sexuales sin preservativo.
  • Si por cualquier motivo te ves obligado a desplazarte a zonas o áreas zika, es aconsejable que tomes las siguientes medidas para evitar posibles contagios:
  • Aunque haga calor usa siempre camisas y pantalones largos. De esta manera evitarás dejar tu piel expuesta a las posibles picaduras de los mosquitos.
  • Es aconsejable permanecer en los lugares que tengan mosquiteras en puertas y ventanas, aire acondicionado o cualquier método anti mosquitos.
  • Haz lo posible para evitar que haya mosquitos fuera y dentro de casa.Cómo reconocer el Zika

¿Cómo controlar que no haya mosquitos fuera y dentro de casa?

Controlar la aparición de mosquitos dentro de casa

  1. Instala mosquiteras en puertas y ventanas. Si tienes ya alguna puesta y no está en buen estado, recuerda repararla para que resulte adecuada y sirva para el fin con la que fue diseñada.
  2. Activa el aire acondicionado siempre que te sea posible.
  3. Una vez a la semana limpia, vacía o restriega cualquier elemento que contenga agua que puede ir estancándose, como por ejemplo puede suceder con las macetas de las plantas. Piensa que los mosquitos colocan sus huevos en espacios húmedos, así que los floreros o las macetas pueden convertirse en un verdadero oasis para ellos.
  4. Utiliza anti mosquitos en forma de vaporizador o de los que se enchufan a la corriente eléctrica. Cualquier medida es buena para repeler la aparición de estos indeseables insectos dentro de nuestro hogar.

Controla la aparición de mosquitos fuera de casa

  1. Al igual que dentro de casa, si tienes alrededor algún tipo de maceta, florero, piscinas, bebederos de animales, juguetes o cualquier otro objeto en el cual se pueda acumular agua, recuerda limpiarlo una vez a la semana para evitar que los huevos de los mosquitos lleguen a eclosionar. Si evitas que los mosquitos se reproduzcan y dejen sus huevos en estas zonas, evitarás muy fácilmente que tanto tú, tu familia o amigos, os podáis contagiar sin daros cuenta con este virus.
  2. Utiliza el insecticida que usas en el interior de casa para rociar los espacios donde los mosquitos descansan. Lo normal es que estos se coloquen en zonas húmedas y oscuras. Suelen ser amantes incondicionales de los muebles de jardín (colocando sus hogares debajo de ellos), los cobertizos o los garajes.
  3. En caso de tener un pozo séptico, asegúrate de que esté en buen estado y de reparar cualquier posible grieta que pueda tener. Cualquier tubería al descubierto puede ser un espacio ideal a través del cual los mosquitos terminen por colarse en tu casa. Asegúrate de tapar estas zonas con mosquiteras o mallas metálicas cuyos agujeros sean inferiores al tamaño del propio mosquito.

¿Dónde hay que tener cuidado con el virus zika?

A día de hoy, aunque el avance del zika es cada vez mayor y probablemente terminará encontrándose en todos los continentes, hoy en día hay unas áreas muy definidas donde se encuentra el virus zika.

Es importante que conozcas cuáles son, para, si has de viajar a las mismas, tengas cuidado con los mosquitos y sus picaduras, con las transfusiones de sangre o con la práctica de sexo con hombres que puedan estar infectados por el virus.

El virus comenzó en África y a día de hoy se puede encontrar en Árfica, Oceanía y las islas del Pacífico y en América. Aunque ha habido casos en Estados Unidos, el virus zika se extiende sobre todo desde México hacia Sudamérica. Algunas de las zonas afectadas son Brasil, Colombia, Ecuador o Argentina.

Respecto a Oceanía y las islas del Pacífico, se encuentra presencia del virus zika en Tonga, Samoa, Papúa Nueva Guinea, o en las Fiji.

Dentro de África permanece presente en Cabo Verde.

Un último consejo para evitar contagiarse con el virus zika

Nuestro último consejo es que, si viajas a algunas de las áreas zika, te asegures de contar con repelente de mosquitos que te sirva para evitar un posible contagio. Los repelentes que han demostrado ser seguros y funcionar son los registrados por la EPA (Agencia de Protección Ambiental) y que incluyen los siguientes ingredientes: picaridina, IR3535, DEET, para-mentano-diol o aceito de eucalipto de limón. En este enlace de la EPA podrás encontrar más datos interesantes respecto a la composición y los productos adecuados.

Cómo reconocer el Zika

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.