La Tarjeta Sanitaria Europea (TSE) te será de gran ayuda en caso de sufrir un accidente o urgencia médica mientras estés de viaje por Europa, de forma que se convierte en un documento imprescindible que deberás adquirir con antelación antes de dar inicio a tu viaje.
La Tarje Sanitaria Europea es un documento personal, con forma de tarjeta, de gran utilidad a la hora de viajar por Europa, ya que te permite acceder a todo tipo de atención sanitaria que pudieses necesitar durante cualquier estancia temporal en países miembros de la Unión Europea, del Espacio Europeo y en Suiza. De esta forma puedes beneficiarte de los derechos que te otorga la TSE en: Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Chipre, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Islandia, Italia, Letonia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Malta, Noruega, Países Bajos, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa, Rumanía, Suecia y Suiza.
La importancia de la TSE es fundamental a la hora de emprender un viaje por estos países pues la tarjeta sanitaria española no es válida ni se reconoce en estos territorios. Cabe destacar que la Tarjeta Sanitaria Europea puede ser utilizada unicamente cuando visitas alguno de los países anteriormente mencionados por cuestiones de ocio, estudios o trabajo, pues la TSE pierde su validez en viajes realizados con intenciones de recibir asistencia médica.

file3291233869663
También hay que tener en cuenta que la duración de la tarjeta es de solo dos años de forma que es posible que aunque la hayas solicitado con anterioridad esté ya caducada, por lo que deberás renovarla.
Otro punto de gran importancia es que la TSE no puede garantizar la gratuidad del servicio médico. Los sistemas de asistencia médica de cada país tienen sus propias características. En algunos países, tal como ocurre en España, sus servicios son gratuitos, pero en otros pueden no serlo. En estos casos deberás pagar dichos costes en el país de destino, pero la cantidad te será reembolsada a tu regreso a España tras la presentación de la solicitud adecuada en las Oficinas de la Seguridad Social acompañada de la documentación necesaria.
En determinados casos, según el colectivo al que pertenezcas es posible que no puedas solicitar la TSE. También te encontrarás en esta situación en caso de que el desplazamiento sea inminente y la administración no pueda hacerte llegar la Tarjeta antes de dar inicio a tu viaje. Sin embargo eso no debe preocuparte ya que en tal caso te entregarán un Certificado Provisional Sustitutorio (CPS) con las mismas prestaciones que la tarjeta, con la única diferencia de que el Certificado unicamente es válido durante 90 días.
Puedes solicitar la tarjeta, de forma totalmente gratuita, a través de Internet siguiendo los pasos que te presentamos a continuación. Sin embargo, si es la primera vez que solicitas la tarjeta deberás hacerlo personalmente en alguna de las oficinas de la Seguridad Social.

¿Que necesitas para solicitar la Tarjeta Sanitaria Europea?

  • Acceso a un ordenador con conexión a Internet. No te preocupes si no tienes ordenador o conexión en casa. Seguro que en tu ciudad hay algún telecentro gratuito o una biblioteca en la que puedas utilizar ordenadores.
  • Número de NIF.
  • Número de afiliación a la Seguridad Social.
  • Domicilio. Es importante que tengas un domicilio al que puedan hacerte llegar tu Tarjeta. No hace falta que sea la dirección de tu domicilio particular, puedes aportar los datos de dirección de amigos o familiares, pero debes tener en cuenta de que la carta llegará a tu nombre por lo que es aconsejable que los avises de que estás esperando dicha documentación en un plazo de diez días.

Instrucciones para solicitar la Tarjeta Sanitaria Europea

  1. Accede a la Sede Electrónica de la Seguridad Social, para ello necesitarás acceso a un ordenador con conexión a Internet.file000132267159
  2. Haz clic sobre la pestaña “Ciudadanos” que aparece en la pantalla arriba a la izquierda justo bajo la imagen del escudo de España.
  3. A continuación, en la primera pestaña “Servicios sin Certificado Digital” te aparecerán una serie de opciones. Debes seleccionar la última de ellas: “Solicitud Tarjeta Sanitaria Europea (TSE)”.
  4. Accedemos a la información sobre la Tarjeta y tras leer cuidadosamente el texto pinchamos sobre la opción “Acceso al servicio” que encontramos en la parte superior del texto en letras azules.
  5. Llegados a este punto es posible que aparezca en nuestro monitor un aviso de conexión no verificada, algo que ocurre con frecuencia en ciertas páginas oficiales. Si ocurre esto habrá que seguir la ruta: “Entiendo los riesgos”, “Añadir Excepción”, “Obtener certificado” y “Confirmar excepción de seguridad”.
  6. En cuanto hayamos superado el contratiempo anterior nos encontraremos ante una pantalla en la que, de nuevo, debemos leer la información que se nos ofrece y por último hacer clic sobre la opción “Solicitar/renovar Tarjeta Sanitaria”, que se encuentra en la zona inferior derecha.
  7. Rellena el cuestionario en el que se solicitan tus datos personales (entre ellos el número de NIF, el de Afiliación en la Seguridad Social y tu domicilio).1
  8. Asegúrate de que todos los datos son correctos.
  9. Pulsa “Aceptar” y la solicitud habrá sido enviada. El sistema te entregará entonces un número de referencia, es importante que lo apuntes ya que puedes utilizarlo para consultas sobre el estado de tu solicitud.
  10. La tarjeta debería llegar a tu domicilio en una plazo menor a diez días.

Consejos para solicitar la Tarjeta Sanitaria Europea

  • Recuerda que la primera vez que solicitas la tarjeta deberás hacerlo de forma presencial en cualquier oficina de información de la Seguridad Social.
  • En caso que que seas perceptor de prestaciones por desempleo también deberás realizar el trámite de forma presencial en una oficina, ya que deberás presentar cierta documentación. Además deberás informar de forma obligatoria a tu oficina de empleo, ya que es necesario que poseas una autorización o podrás ser sancionado/a.
  • La tarjeta tiene una validez de 2 años. Dispones de un plazo en los últimos 45 días de vigencia de la tarjeta para poder solicitar su renovación.
  • Asegúrate de que la tarjeta no esté caducada antes de emprender un viaje y comprueba que su validez no espire antes de la fecha de regreso.
  • Es conveniente tener una dirección de correo electrónico y ofrecerla en su campo correspondiente al rellenar nuestros datos personales. De esta forma en menos de 24 horas el sistema enviará un correo a nuestra cuenta informando del estado de nuestra solicitud y el número de referencia que nos permitirá seguir el estado de la misma.
  • Hay que tener claro que la tarjeta no es una alternativa al seguro de viaje, por lo que a la hora de viajar debemos plantearnos seriamente la contratación de un seguro. La TSE no cubrirá ninguna asistencia sanitaria privada.
  • Tal como se ha mencionado con anterioridad la Tarjeta debe llegarte en un plazo menor a 10 días. De no ser así consulta el estado de la misma utilizando el número de referencia que el sistema te ofreció al final del proceso de solicitud.
¿Te ha gustado?
47 usuarios han opinado y a un 72,34% le ha gustado.