El dolor de garganta es una dolencia típica en ésta época, una dolencia que nos hace sentir una sensación de dolor y sequedad.

En ésta época en la cual empieza a hacer frío, el cuerpo puede sufrir una pequeña bajada en las defensas al estar en contacto con el frío, por tanto aparecen enfermedades y dolencias típicas del invierno como el dolor de garganta.

Aunque sea una dolencia la cual te permite vivir normalmente, si no se trata a tiempo podría evolucionar a algo mayor como dolor de anginas llamada agmidalitis ( aquí te contamos remedios caseros para las anginas ) o fiebre, la agmidalitis en caso de ser grave podría requerir operación de estirpación de las amígdalas así que hay que tener eso en cuenta.

Por suerte, existen ciertos remedios caseros que si se usan de manera conveniente, pueden aliviar y curar el dolor de garganta. Presta mucha atención a continuación porque te vamos a explicar paso a paso como curar el dolor de garganta.

¿Que necesitas para curar el dolor de garganta?

  • Un tarro de miel.
  • Bufanda.
  • Un limón.
  • Bicarbonato de sodio.
  • Una infusión.
  • Unos caramelos de menta.
  • Ajo.

Instrucciones para curar el dolor de garganta

  1. Tápate la garganta:
    Cuando hace fresco en la calle y tenemos infección de garganta, debemos tener en cuenta que si nos da el frío directamente en la zona de la misma, seguramente la infección empeore. Así que la mejor opción que tienes es usar una buena bufanda o una braga para el cuello y salir únicamente lo imprescindible de casa. Mantener la garganta abrigada ayudará a que otros microorganismos infecciosos aprovechen la bajada de defensas para atacarla.
    bufanda
  2. Gárgaras con zumo de limón:
    El zumo de limón es un desinfectante natural que te será de gran ayuda en la lucha contra el dolor de garganta. Para tomarlo llénate un vaso de zumo de limón exprimido por ti y haz unas gárgaras repitiendo 3 veces al día, pronto notarás como va bajando el dolor.Puedes optar además por añadir una cucharadita de miel al zumo, de ésta forma además de que no va a saber tan agrio, podrás aprovechar las propiedades medicinales de la miel.
    miel
  3. Caramelos de menta:
    Tomar algunos caramelos de menta sin azúcar puede ayudar a que se alivie un poco la inflamación y el dolor. También van bien los caramelos de sabor eucalipto o hierbabuena para esta tarea. Aunque no sirvan para curar si sirven para aliviar el dolor, lo cual es útil si tienes que hablar en público.
    caramelo
  4. Ajo:
    El ajo sirve para todo, como ya dije una vez el ajo fue descubierto antes como medicina que como condimento. La forma de tomarlo es comer un diente de ajo crudo antes de cada comida, pronto notarás como el efecto antibiótico del ajo te cura el dolor de garganta.
    ajo
  5. Infusiones:
    Las infusiones también son un remedio bastante bueno para el dolor de garganta. Me gusta tomar infusiones como manzanilla e infusiones de poleo menta porque siento como me disminuye el dolor de la garganta y como noto una mejoría general. Toma 2 infusiones al día, una por la mañana y otra antes de irte a dormir.
  6. Bicarbonato:
    El bicarbonato de sodio es un remedio muy bueno para la garganta inflamada, la razón es que a veces la inflamación se debe a un exceso de acidez en la dieta. Toma un par de cucharadas de bicarbonato de sodio en las comidas y notarás como se alivia poco a poco. También puedes optar por hacer unas gárgaras con agua y bicarbonato de la misma forma que con la miel y el zumo de limón.
    pasta de bicarbonato
  7. Acude al médico:
    Lo mejor siempre es acudir al médico, de ésta manera lograrás evitar que los síntomas vayan a mayores. El médico te recetará algún tipo de tratamiento el cual debes seguir a rajatabla.
    médico

Consejos para curar el dolor de garganta

  • Prevención: Realmente es bastante sencillo evitar que se te inflame la garganta, si consigues prevenirlo no tendrás luego que hacer nada para curarla así que sigue estos consejos:
    • No cojas frío: Asegúrate de abrigarte bien cuando salgas a la calle, cuidado con el tiempo ya que algunos días parece que va a hacer calor pero luego sales a la calle y hace frío. También ten cuidado cuando salgas de hacer deporte por el cambio brusco de temperatura.
    • Vida sana y alimentación: Cuando sigues una alimentación correcta, las defensas del cuerpo suelen estar más alerta ante los microorganismos infecciosos. Evita una alimentación excesivamente ácida con alto contenido en azúcares y en comida basura y evita el sobrepeso.
    • Evita el sedentarismo: Siempre he observado que a cuanto más tiempo estés en la calle menos te pones enfermo, ésto es porque se fortalecen las defensas del cuerpo. Así que sal a la calle y no estés todo el día en el sofá, eso sí abrígate.
    • No grites demasiado: Gritar puede inflamar la garganta y producir que duela, aunque no sea infeccioso es igual de molesto y puede producir incluso afonía, así que baja el volumen.
¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.