En el sistema inmunológico se encuentran nuestras defensas, por eso se hace muy importante su cuidado; sigue leyendo Cómo fortalecer el sistema inmunológico, evitar su debilitamiento y la aparición de diferentes enfermedades se puede lograr llevando un saludable estilo de vida, haciendo meditación y relajación.

El sistema inmunológico es el encargado de proteger a nuestro cuerpo de todos aquellos agentes que resultan nocivos, siendo entonces la defensa para que no contraigamos enfermedades e infecciones que destruyen las células patógenas.

Hay ciertos síntomas que nos pueden indicar que las defensas del cuerpo se encuentran bajas, como por ejemplo labios agrietados, un cansancio que no es normal, que las heridas tarden más en cicatrizarse, cabello frágil y aparición de dolor muscular sin que se haya hecho ejercicio.

En los países que tienen estaciones se hace normal que cuando llegue el otoño las personan sufran de resfriados o se enfermen de gripa debido a que se baja la temperatura; en otros países los cambios bruscos de clima ocasionan lo mismo; mantener bien nuestro sistema inmune nos llevará a prevenir muchas de estas cosas.

Lee los siguientes consejos que te pueden servir.

Adiós al estrés

Trata de reducir tu estrés, la abundancia de éste puede modificar con facilidad el estado de ánimo llevando a la ansiedad o a la depresión, afectando de este modo  nuestro sistema inmune, aumentando de esta manera la probabilidad de contraer una enfermedad.

Para combatirlo busca diferentes métodos de meditación y relajación, practica el tai-chi o el yoga y no olvides hacer algún ejercicio de respiración, trata de mantener cierto tipo de relación con la naturaleza.

Ejercicio

Haz ejercicio de forma regular, esto ayudará a mantener mejor tu sistema inmune; puedes salir a caminar 4 días a la semana por un tiempo de veinte minutos, además te ayudará a disminuir las bajas que sufren las funciones inmunitarias gracias a la edad.  Mucho cuidado, no hagas ejercicio exagerado, no debes hacer más de lo que puedas, porque estarías haciendo todo lo contrario, podrías obtener infecciones respiratorias. Es muy importante hacer el ejercicio acorde con tus capacidades.

Vitamina C

Esta vitamina se convierte en el nutriente más esencial para nuestro sistema inmune, su consumo ayuda a que se aumente la producción de aquellas células que tienen la función de combatir las infecciones en la sangre, disminuyendo así el riesgo  de que el cuerpo contraiga aquellos virus que entran por las células.  Consume guayaba, kiwi, fresa, pimientos, tomates, mangos, limón, naranja y brócoli, entre otros.

Vitamina E

El consumo de esta vitamina ayuda a que haya una mejor producción de aquellas células que se encargan de matar las bacterias, los gérmenes y ayuda en la prevención del cáncer;  aumenta las células que nos cuidan de aquellos agentes contaminantes que hay en el ambiente, se puede encontrar en las verduras y frutas, las legumbres, los cereales integrales y principalmente en los frutos secos y las semillas.

Carotenoides

Son aquellos alimentos que tienen alto contenido en betacaroteno, lo puedes encontrar en la sandía, el melocotón,  la calabaza, la remolacha, el maíz, los espárragos, la zanahoria, entre otros.  Son verduras y frutas antioxidantes por lo que ayudan en la reparación de aquellas células que han sido dañadas gracias a los radicales libres.  Estos alimentos tienen un buen contenido de vitamina A y ayudan a mejorar el funcionamiento del sistema inmunológico.

El selenio y el  zinc

El zinc lo puedes encontrar en los frutos secos, en los lácteos, los mariscos, los cereales integrales, la carne roja o los fríjoles; por otro lado el selenio lo encuentras en el atún, las nueces del Brasil, el cereal integral y la carne; este tipo de alimentos, tanto los animales como los vegetales, tienen un alto contenido de proteína que por medio de los aminoácidos hace la función de construir células en el cuerpo.

La fibra que tienen los cereales ayuda en manera significativa a eliminar toxinas que se puedan encontrar en el organismo, lo hacen por medio del hígado y se fortalece así el sistema inmunitario.

El zinc es bastante importante ya que ayuda a mejorar las células llamadas T, estas son las que se encargan de identificar los antígenos y luego informar de aquellos invasores que haya a las otras células inmunes.  .

La alimentación

Es muy importante que cuides bien tu alimentación, tiene que ser equilibrada y que sea suficiente, dejar de comer sólo te puede traer problemas que se verán reflejados en tu sistema inmune, si comes bien, mantendrás bien tus defensas, si por el contrario no lo haces, puedes hacer que éstas caigan.

Dormir

El tiempo de descanso es muy importante, por ello se deben dormir entre 7 y 8 horas todas las noches; es bueno que sepas que varias de las células de defensa hacen su reproducción cuando nos encontramos descansando, además estarás cuidando la piel que es una buena barrera para mantener alejadas las infecciones.

Cómo fortalecer el sistema inmunológico

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.