El tema que trataremos en este articulo, será “Los hematocritos bajos” para saber de que estamos hablando, haremos una breve definición de hematocritos, conocidos como glóbulos rojos o hematíes.

Los definiremos como la cantidad de glóbulos rojos que hay en el volumen total de sangre en el cuerpo de  los vertebrados, son unos elementos muy importantes, entre otras funciones,  se encargan de transportar el oxigeno a través de la sangre a todas las partes de nuestro cuerpo.

Existen unos valores medios para medir la cantidad de hematocritos que necesita nuestro cuerpo, tanto si los hematocritos están por encima de estos valores, como si están por debajo de estos,  estamos frente a un problema de salud que subsanaremos acudiendo a nuestro médico de cabecera para solicitar un análisis de sangre en el que conoceremos nuestros niveles de glóbulos rojos o hematíes y dependiendo de los resultados obtenidos en dicho examen, el médico de familia prescribirá el tratamiento adecuado.

Hematocritos Bajo: Causas y Tratamiento

Los valores medios son estos:

  • Hombres: de 40.7 a 50.3%.
  • Mujeres: de 36.1 a 44.3%.
  • Recién nacido: 45 a 61%.
  • Bebes en estado de lactancia: 32 a 42%.

Las diferentes causas que pueden originar que nuestros glóbulos rojos se encuentren a niveles bajos en nuestro organismo son las siguientes. Los hematocritos bajos también se pueden definir como anemia, siendo sus principales causas:

Instrucciones para Causas y Tratamiento

  1. Sangrado: úlceras, traumatismo, cáncer de colon, hemorragia interna. Estos problemas implican una pérdida de sangre, por lo tanto, nuestro organismo está perdiendo glóbulos rojos, lo que implica que el cuerpo presente anomalías de otro tipo, como puede ser una circulación o pérdida del poder de cicatrización.
  2. Destrucción de los glóbulos rojos: en ocasiones nuestro organismo, puede ver ciertas células de nuestro cuerpo como una amenaza, entonces nuestro sistema inmunitario dará una respuesta para corregir el problema. En el caso de los glóbulos rojos, una de las enfermedades que pueden llevar a su destrucción es la anemia drepanocítica, la cual es una enfermedad transmitida de padres a hijos, haciendo que los glóbulos pasen de tener forma de disco a forma semilunar, esto se produce principalmente por la presencia de un proteína denominada hemoglobina S, que es la causante del cambio de forma. Estos glóbulos con una morfología anormal, llevan menos sangre rica en oxígeno a las células del cuerpo.
  3. Repuesta ante determinados fármacos o toxinas: uno de los fármacos que provoca la disminución de glóbulos rojos es cefalosporinas, que son el conjunto de antibióticos más comunes para la trata de enfermedades bacterianas o de otros microorganismos. La cauda por la cual estos medicamentos destruyen los hematocritos son las mismas que en el apartado anterior, el organismo cree que estas células son un agente infeccioso y el cuerpo genera una respuesta para destruirlas. También existen otro tipo de medicamentos que producen una deficiencia en glucosa 6-fosfato deshidrogenasa, que generan un éstres en la célula destruyéndola por ello y no por una respuesta originada por el sistema inmunitario.
  4. Falta de nutrición o deficiencia energética en los alimentos: en muchísimas ocasiones nuestro organismo, no percibe de forma correcta los bioelementos básicos que necesita, ya sea porque no realizamos correctamente la dieta o bien porque nuestro cuerpo no es capaz de sintetizar correctamente esos bioelementos y no extrayendo correctamente las sustancias que necesita. Por lo que es necesario, en primer lugar, realizar una dieta equilibrada comiendo alimentos de todos los grupos alimentación en su justa medida, en caso de que esto no corrija el problema, deberemos acudir a nuestro médico ya que el nos realizará un estudio para diagnosticar posibles enfermedades que podamos padecer. Una vez que sepamos lo que nos ocurre nos pondrá en tratamiento y el problema quedará resuelto.
  5. Sobrehidratación: en muchísimas personas se dan patologías como la polidipsia, que consiste en la necesidad excesiva de beber agua continuamente, principalmente esta necesidad está ligada a personas que padecen diabetes. Lo que sucede en su cuerpo, es lo siguiente: Al beber agua su sangre se queda más diluida, de manera que su concentración de glóbulos rojos es menor. También puede darse un proceso de sobrehidratación intravenosa que consiste en la ingesta de líquidos por medio de nuestros vasos sanguíneos es decir, cuando estamos en el hospital y nos conecta a un gotero. Al suceder esto, nuestro cuerpo va asimilando los líquidos de tal manera que transcurrido un tiempo, se han tratado correctamente. Pero hay veces, que de aporta más líquido de lo que es cuerpo puede aportar, por lo que el cuerpo sufre problemas en el riñón y sobre todo se produce un disminución de la concentración de glóbulos rojos necesaria para el organismo.

El tratamiento a seguir para evitar la disminución de glóbulos rojos en sangre consiste principalmente en las siguientes recomendaciones:

  1. Aumenta el nivel de hierro en tu dieta: para entender el por qué es necesario aumentar el nivel de glóbulos rojos en sangre, es necesario que acudamos a la biología básica. Los glóbulos rojos disponen de hemoglobina, la cual está constituida por hierro, cuando aumentamos el nivel hierro en nuestro organimo , el cuerpo al final acaba teniendo un exceso, el cual se usará para la fabricación de glóbulos rojos. Además el consumo de hierro favorece a la eliminación de monóxido de carbono durante la exhalación. Podemos agrupar como alimentos ricos en hierro los siguientes:
  • Legumbres
  • Lentejas
  • Verdura de hoja verde
  • Ciruelas pasas secas
  • Carnes de órganos como el hígado
  • Frijoles
  • Yemas de huevo
  1. Consumo de cobre: el cobre es un oligoelemento del organismo vital para la metabolización del hierro, por lo tanto debemos consumir alimentos en cobre, como pueden ser las aves de corral, que incluye el pollo, pavo, codorniz entre otros. Otros alimentos pueden ser el chocolate, las nueces, los frejoles o las cerezas. Es recomendable que se coman estos alimentos una vez al día, para no sufrir un envenenamiento por exceso de cobre, ya que sabemos que el cobre es un oligoelemento, y este tipo de elementos se encuentran en el organismo en pequeñas cantidades, ya que suelen actuar como catalizadores en el conjunto de reacciones químicas que se producen en el organismo.
  2. Ingesta de vitaminas: gracias a la vitamina C, estamos estimulando la capacidad de producción de glóbulos rojos, siempre se tome un suplemento de hierro, el cual deberá ser administrado por mediante la receta de un médico. Otra vitamina aconsejable es la vitamina A, también conocida como Retinol, que estimula la producción de células madre encargadas de la producción de glóbulos rojos o hematocritos, una serie de alimentos en los cuales se pueden encontrar zanahorias, calabacines,los kiwis, los camotes, verduras de hoja verde oscura, las sandias, las ciruelas y otros alimentos de la misma índole.
  3. Realiza actividades deportivas: el conjunto de deportes que conocemos puedes servirnos en la producción de hematocritos, es decir, al correr o caminar, sudamos continuamente, además de que necesitamos un aporte de oxígeno mayor. El cerebro interpreta esta necesidad como una señal para la producción de glóbulos rojos, de esa manera al enriquecer la concentración de estos en sangre, lo que estamos haciendo es oxigenar aun más el cuerpo. El deporte no solo sirve para aumentar los glóbulos rojos, si que también puede tomarse como un relajante natural, que , mejora nuestra forma física y nos mantiene sanos, previniendo enfermedades de origen cardiovascular.
  4. Deja de fumar: fumar es la causa de muchísimas enfermedades, además de la disminución de los hematocritos, esto es debido a que el tabaco disminuye el volumen de los vasos sanguíneos disminuyendo consigo la concentración de glóbulos rojos. Otra cosa que deberíamos de evitar sería el consumo de alcohol, dado que provoca un espesamiento de la sangre, el cual provoca que deje de fluir el oxígeno por nuestros cuerpo con correcta normalidad, por lo tanto debemos tener en muchísima consideración el consumo de alcohol, dado que si se consume debe hacerse de forma responsable.
  5. Transfusión de sangre: cuando la suplementación o los remedios naturales no funcionan, es bastante probable que necesites una transfusión de sangre. Al llevar a cabo esta práctica, lo que estamos haciendo es estimular nuestra médula ósea para que produzca más glóbulos rojos, además de dotar al sistema circulatorio de más sangre con glóbulos rojos permitiendo a nuestro cuerpo la posibilidad de dotarlo de más oxígeno para el conjunto de tejidos que compone nuestro cuerpo.
  6. Realízate un chequeo de vez en cuando: si padecemos algún problema en la sangre, lo mejor es que con cierta frecuencia acudamos a nuestro médico para que este nos realice exámenes, con el fin de conocer nuestro estado. En muchas ocasiones estos exámenes han revelado la naturaleza de otras enfermedades que provoques la disminución de los glóbulos rojos.

Consejos para Causas y Tratamiento

Para llevar a cabo con mayor efectividad, quizás sea necesario que profundices más en saber cómo funciona el tema de los glóbulos rojos. Estas son las nociones básicas que necesitas para llevar a cabo con mayor efectividad los tratamientos mencionados anteriormente:

  1. Los eritrocitos solo circulan en el organismo, durante 100 o 120 días, de tal manera que la donación de sangre solo puede realizarse cada 3 o 4 meses
  2. Los glóbulos rojos son células compuestas de hemoglobina que es una proteína pigmentada, la cual realiza el transporte del oxígeno a todos los tejidos del cuerpo.
¿Te ha gustado?
3 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.