Definimos como medicina alternativa aquel tipo de medicina que intenta curar las enfermedades de manera diferente, es decir, que intenta ser una alternativa a los medicamentos y tratamientos típicos de la medicina tradicional.

Esta clase de medicina está muy de moda últimamente, ya que permite que muchas personas que no confían demasiado en los médicos puedan curar sus enfermedades y mejorar su estado de salud sin tener que tomar ningún tipo de medicamento.

O al menos eso anuncian sus creadores y simpatizantes, los cuales dicen que su remedio para curar una enfermedad es mucho mejor que el que usan los médicos, a los cuáles llaman “matasanos” y dicen que los medicamentos son peores que la medicina que ellos han inventado.

Un buen ejemplo es la homeopatía, una pseudociencia que cree que diluyendo un medicamento en agua con azúcar no sólo mantendremos sus efectos, sino que conseguiremos potenciarlos y lograr curarnos minimizando los riesgos para el cuerpo.

Te recomendamos que leas este artículo: Los Peligros de la Medicinas Alternativas

También hay más tipos de medicina alternativa, como por ejemplo la cultura paleo, la cultura del ayuno, la acupuntura e incluso personas que creen que sólo usando el poder de la mente se puede lograr curar una enfermedad.

Aunque en algunos casos la medicina alternativa funcione(por ejemplo en nuestros remedios caseros contra cierto tipo de enfermedades de esta sección ), en otros casos se producen ciertos riesgos, ya que en algunas ocasiones no se puede suplir la medicina tradicional y en otros estaremos tratando con auténticos estafadores, los cuales se han inventado una ciencia únicamente para sacarnos el dinero.

Por este motivo, hoy vamos a ver cuáles son los riesgos de la medicina alternativa y de por qué muchas veces es mejor quedarnos en la medicina tradicional de toda la vida, la cual está creada para mejorar nuestra salud por gente especializada para ello.

Instrucciones

  1. No es igual de eficaz que la tradicional:
    Lo primero que debemos saber acerca de la medicina tradicional es que nunca o casi nunca es más eficaz que la medicina tradicional. Esto es fácil de entender, ya que como veremos en los apartados señalados a continuación, la mayoría de creadores y defensores de la medicina tradicional no son médicos y no tienen facultad para recetar nada ni para curar una enfermedad. Muchas veces se trata de personas que han desarrollado su teoría usando ensayo error, creyendo erróneamente que lo que funcionó una vez a una persona va a funcionar siempre y a todas las personas. En otras ocasiones es todavía peor, ya que esas personas se lo han inventado todo, logrando a veces resultados gracias al efecto placebo(la gente que se lo cree está tan sugestionada que se cura porque se cree que se está curando). La medicina tradicional está respaldada por médicos, laboratorios farmacéuticos, estudios realizados en varias personas y años de experiencia, así que nunca se podrán comparar.
    Los peligros de la medicina alternativa
  2. Riesgos médicos:
    Además de no ser tan eficaz como la medicina tradicional, la medicina alternativa también tiene sus riesgos médicos, ya que este tipo de medicina al no estar regulada por médicos ni por gente especializada, puede causar daños irreparables en nuestro cuerpo, algo que hace peor el remedio que la enfermedad. Vamos a ver todos estos riesgos médicos con los cuáles hay que tener muchísimo cuidado.

    1. Falta de control de las dosis:
      Lo primero de todo es la falta de control en las dosis de las medicinas alternativas. En la medicina tradicional está muy controlado el tema de la dosis, ya que se ha estudiado exactamente lo que se debe tomar para que el tratamiento funcione y cuanto podemos tomar sin tener riesgos para nuestra salud. En el caso de medicinas alternativas como la homeopatía, esto no está controlado para nada, ya que las dosis muchas veces son o muy reducidas o muy elevadas, siendo o inocuo o peligroso para nuestro cuerpo.
    2. Desconocimiento de reacciones del cuerpo:
      Como la mayoría de medicinas alternativas se realizan a lo “chapuza” es decir, en plan ensayo error, no se saben bien las reacciones del cuerpo. En el caso de la medicina tradicional, se saben bien los efectos secundarios porque hay estudios concluyentes que saben bien de lo que hablan. En la mayoría de medicinas alternativas no se sabe bien lo que pasa con los efectos secundarios, ya que o se han silenciado los estudios realizados(porque si salen a la luz efectos secundarios nocivos los gurús de la medicina alternativa van a perder dinero) o no se han realizado estudios al respecto.
      Los peligros de la medicina alternativa
    3. Muchas veces los creadores no son médicos:
      Como ya he dicho muchas veces a lo largo de este artículo y no me cansaré de repetirlo, los creadores de la medicina alternativa normalmente no son médicos, es decir, que son gente que no tiene nada que ver con la medicina y que están ahí simplemente para ganar dinero. Esta gente suele tener grandes conocimientos de márketing, ya que lo necesitan para poder hacer creer a la gente que su producto funciona. Como resultado, tenemos personas que venden auténticas “tonterías”, como por ejemplo que sólo los pensamientos curan el cáncer, que un poco de agua con azúcar puede curar igual que un medicamento normal y que la una planta puede ser igual de potente que un tratamiento estándar. Obviamente esto no es bueno, ya que aunque alguna vez les funcione(casualidad o efecto placebo), no hay ningún estudio ni conocimiento sólido que respalde estas teorías.
  3. Puede tener efectos secundarios:
    Como ya dije antes, al no haber estudios al respecto, podrían haber efectos secundarios nocivos para la salud. Por ejemplo, imagínate que hay una nueva medicina alternativa capaz de curar el cáncer a base de una planta. Ahora imagina que esta planta puede causar úlceras de estómago y que no se ha estudiado este fenómeno y que además la planta no es capaz de curar el cáncer realmente. Esto es malo por dos razones, en primer lugar, no hemos curado el cáncer y al no aplicar el tratamiento tradicional a tiempo, el cáncer ha crecido y podría ser demasiado tarde. En segundo lugar, tendremos un nuevo problema en forma de úlcera de estómago, la cual ha sido causada por la planta. Por este motivo, no te fíes de la medicina alternativa a menos que haya estudios concluyentes al respecto(estudios de verdad, no estudios falsos realizados por la propia compañía, los cuales suelen estar llenos de mentiras y de exageraciones).
    Los peligros de la medicina alternativa
  4. Muchas veces es una completa estafa:
    Hay veces que no sólo estamos hablando de una medicina que no es potente y que puede tener efectos secundarios, sino que estamos hablando de una completa estafa en toda regla, una estafa que no sólo podría dañar tu salud, sino que no te va a servir para nada. Un ejemplo es el fecomagnetismo, una forma de medicina alternativa creada por un español para demostrar que sólo hace falta una buena campaña de márketing para vender cualquier cosa. Este español anunció un tratamiento a base de heces fecales y de imanes, el cual era mano de santo. Obviamente se lo había inventado, sin embargo, tuvo mucho éxito y mucha gente se creyó de verdad que esto funcionaba, así que el español acabó diciendo la verdad y dijo que lo hizo para denunciar la homeopatía y demás estafas. Esto quiere decir que cualquiera con conocimientos de márketing podría vender cualquier medicina alternativa sin ninguna base científica. Eso si, esto no quiere decir que todas sean estafas, ya que por ejemplo en el caso de la dieta paleo y del ayuno, si se han demostrado que funcionan, aunque por supuesto no puedan sustituir nunca a la medicina tradicional.
    Los peligros de la medicina alternativa
¿Te ha gustado?
7 usuarios han opinado y a un 71,43% le ha gustado.