La flebitis es una enfermedad que consiste en la inflamación de una vena, especialmente de las extremidades inferiores. De hecho, es una dolencia que la padece mucha gente pero en diferentes grados, ya que puede ser un mal muy leve -externa- pero también puede ser una enfermedad muy complicada -profunda-. Cuando la flebitis tiene relación con los coágulos sanguíneos profundos se pasa a llamar tromboflebitis y en este caso pasa a ser una enfermedad muy peligrosa. Las causas y los síntomas pueden variar mucho dependiendo de la persona y la situación, pero en general el origen más común se debe a un trauma local o una inflamación en la zona afectada y a la inactividad prolongada. Por lo que respeta a los síntomas, éstos pueden ir desde el dolor en la zona, abultamiento en la pierna, sensibilidad hasta el enrojecimiento.

En el caso que el dolor sea prolongado y profundo se deberá acudir al especialista, aunque hoy en doncomos.com te explicamos cómo tratar la flebitis en primera instancia.

¿Que necesitas para tratar la flebitis?

  • Medias compresivas.
  • Tiempo para realizar ejercicio.
  • Paños y agua caliente.
  • Anti-inflamatorios orales y en crema.

Instrucciones para tratar la flebitis

  1. El primer remedio para tratar y prevenir la flebitis superficial de las extremidades inferiores y superiores es el ejercicio diario y moderado; andar y caminar cada día es fundamental. Necesitas potenciar la ambulación. Además, puedes hacer otro tipo de ejercicio, ya que así fomentarás la circulación sanguínea. Te recomendamos que des paseos por la playa en horas en las que el sol no pique mucho o bien que hagas pequeñas salidas a la montaña; con todo, además de potenciar la circulación relajarás la mente. Cómo tratar la flebitisa
  2. Elevar la zona afectada es un buen remedio. Ten en cuenta que si estamos hablando de las piernas, puedes tumbarte en la cama con un cojín que eleve las extremidades por encima de la altura del corazón. Haz esto durante 30-40 minutos al día.
  3. Aplicar productos calientes será un gran alivio. Puedes optar por compresas o paños mojados con agua caliente, ya que se adaptará perfectamente a la zona afectada. Deberías aplicarlo 2 o 3 veces al día durante largos minutos. Desde aquí te recomendamos que recurras a los sacos con especias que se pueden calentar en el mismo microondas -puedes comprarlo en tiendas de productos para el hogar o también en el Natura-. En este caso, con tan solo 4 minutos de calentarlo, puedes tener calor sobre tu cuerpo durante prácticamente 1 hora. Del mismo modo, son sacos moldeables que también te servirán para los dolores de espalda y lumbares. Cómo tratar la flebitis
  4. Puedes recurrir a la aplicación de medias de comprensión. En este caso, puedes comprarlas en farmacias o parafarmacias, aunque en ciertos supermercados y tiendas especializadas también las encontrarás. En este caso, debes procurar no dormir con ellas, ya que pueden dañar la circulación sanguínea de ciertas zonas de tu cuerpo. De este modo, debes encontrar el punto medio para aplicarlas -puedes consultarlo a tu médico o farmacéutica, o bien, consultarlo en las instrucciones de la media-. 
  5. En caso de dolor severo, puedes tomar anti-inflamatorios orales; ibuprofeno es una buena opción aunque también Voltarén en comprimidos. Ten en cuenta que puedes tomar uno cada 8 horas y si fuera necesario puedes complementarlo con un protector estomacal como Omeprazol. Así, debes informar a tu médico de posibles alergias e intolerancias, ya que existen diferentes modalidades de anti-inflamatorios y encontrar el que más de adapta a tu cuerpo es muy importante para tu bienestar. Cómo tratar la flebitisa
  6. Los anti-inflamatorios en gel también son una buena opción para tratar la flebitis. Te recomendamos voltaren, reflex o trombocid en crema; puedes hacer 3-4 aplicaciones durante el día. En este caso, hablamos de un anti-inflamatorio más recomendable que el anterior, ya que en esta situación no afecta tan directamente tus órganos interiores, pues, puedes repetir su aplicación en más ocasiones, hasta 5 veces el día de mayor dolor.
  7. Si con los remedios anteriores el dolor persiste fuertemente, debes acudir a tu médico, ya que en casos graves se debe administrar antibióticos o quitar con cirugía. Cómo tratar la flebitisa

Consejos para tratar la flebitis

  • Para prevenir la flebitis, debes estirar las piernas en caso de pasar largos períodos de tiempo sentado o tumbado. Además si estás haciendo un viaje largo en coche o avión, debes caminar cada hora y tomar mucho líquido.
  • Debes llevar una dieta rica y variada además de tomar mucho líquido. Te recomendamos que bebas entre 1.5 y 2 litros de agua diarios y tomar verdura cada día. Las infusiones y los tés son remedios caseros que suelen calmar mucho todo tipo de dolores, ya que hay muchas infusiones que tienen propiedades anti-inflamatorias.
¿Te ha gustado?
41 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.