Desde niños se nos ha enseñado la importancia de una higiene bucal, siempre nos decían, que no olvidáramos lavar nuestros dientes. De adultos es algo que sabemos que debemos hacer, nunca olvidamos nuestro cepillado, que muchas veces complementamos con la seda dental y  un enjuague bucal, sin embargo, todas estas precauciones y elementos pueden no ser suficientes, para ello existen utensilios más sofisticados que nos ayudan a aumentar esta limpieza, como lo es un irrigador dental; este aparato puede llegar a puntos donde la seda dental u  hilo dental y el cepillo de dientes no llegan.

Muchas de las enfermedades que padecemos se manifiestan en la boca, como por ejemplo en sequedad o úlceras.

La definición de irrigador dental es la siguiente: utensilio generalmente eléctrico, utilizado para lavar los dientes, que aplica agua u otra solución a manera de presión; es un chorro pulsátil  generalmente de agua tibia. Su finalidad es lavar los espacios que hay entre dientes y encías.

Utilizar este aparato tiene muchos beneficios como

  • Reafirma y masajea las encías.
  • Elimina bacterias.
  • Reduce la placa bacteriana: tendrás tu boca fresca, evitando así la halitosis o mal aliento.
  • Ayuda a obtener dientes más blancos.
  • En caso de tener ortodoncia, implantes, coronas o algún otro tipo de elemento en nuestra boca, ayudará a una limpieza mucho más profunda y eficaz.
  • Previene inflamaciones: al eliminar bacterias es más difícil que éstas se den.
  • Facilidad de uso: es un producto que puede usar cualquiera, no sólo los profesionales. Así que proporcionará una limpieza que te dejará satisfecho y que te ayudará a conservar tus dientes.

Adquirir un irrigador dental es como tener una parte de tu odontólogo en casa.

La mejor marca y más reconocida de irrigadores dentales es Waterpik, a continuación enseñaremos cómo utilizarlo.

¿Que necesitas para usar un irrigador dental waterpik?

  • Un irrigador dental Waterpik
    Cómo usar un irrigador dental waterpik

Instrucciones para usar un irrigador dental waterpik

  1. Hazte la seda dental y el cepillado de manera habitual, tu boca debe estar limpia.
  2. Lee la guía de uso que trae tu irrigador dental u bucal.
  3. Selecciona la boquilla que más se adapte a tus necesidades e insértala en el mango de tu irrigador, ejerce presión hasta oír un clic para saber que quedó bien puesta. Puedes encontrar que hay boquillas para limpiar la lengua, para uso diario o  que aumenta la presión.
  4. Llena de agua el depósito: muchos odontólogos recomiendan que se llene con agua tibia, pero puedes usar agua fría. Si sufres de sensibilidad, sí es recomendable que utilices el agua tibia para que sea menos molesto y más cómodo para ti. Puedes reemplazar el agua por algún producto como colutorio; si este es el caso, no bebas agua hasta que hayan pasado 30 minutos, para conseguir los efectos deseados.
  5. Elige el nivel de presión del agua. Si tienes mucha sensibilidad y te sangran las encías, debes elegir un nivel bajo, si tienes coronas y ortodoncias debes elegir un nivel más alto.
  6. No enciendas el irrigador Waterpik, hasta que no tengas la boquilla introducida en tu boca. Inclínate un poco hacia el lavamanos con los labios entreabiertos. Esto es para que el agua salga con facilidad de tu boca y caiga en el desagüe.
  7. La boquilla debe estar a un ángulo de 90 grados de tus dientes.
  8. Dirigirte hacia los espacios que hay entre dientes y encías, lávate con más énfasis en las zonas que más restos de comida acumulan. Desde el mango puedes pausar temporalmente la salida de agua.
  9. Limpia y seca tu irrigador Waterpik y vacía el agua del depósito.
  10. El irrigador tiene una función que te permite girar el extremo del mango, que a su vez hace girar la punta, lo que te permitirá llegar con más facilidad a todas las partes de tu boca.
  11. Se recomienda que lo uses por uno o dos minutos al día.Cómo usar un irrigador dental waterpik

Consejos para usar un irrigador dental waterpik

  • Los irrigadores dentales son aparatos de limpieza profunda, por lo tanto no se consideran utensilios de cepillado. No puedes prescindir del cepillado al usar un irrigador, sólo son complementos.
  • Este es un artículo informativo, no olvides acudir a tu odontólogo.
  • Un irrigador dental puede ser usado por varias personas, tomando la precaución de cambiar la boquilla.
  • Es recomendable que si vas a usar este utensilio por primera vez, empieces con la presión más baja y vayas aumentando a medida que no te vaya generando molestias.
  • Si vas a comprar un irrigador Waterpik, analiza bien cuál es tu necesidad, pues existen de varios tipos, por ejemplo está el  WP-900 que se puede decir que es el más completo, el que mejor limpia a profundidad y tiene una tecnología sónica. También está el WP-100 que es silencioso y compacto. Si quieres que no ocupe mucho espacio, el WP450 inalámbrico será para ti; este es ergonómico y puede durar hasta 7 días sin recargar, lo que lo hace ideal para los viajes.  Hay otros modelos complementarios, uno de ellos es el WP300.Cómo usar un irrigador dental waterpik
¿Te ha gustado?
24 usuarios han opinado y a un 91,67% le ha gustado.