Contenido del Artículo

Ya estamos en la mitad del camino,llevamos 20 semanas de embarazo, el bebé está creciendo cada vez más, esta de largo como un plátano. Mide unos 25,5 centímetros (10 pulgadas). En esta instancia él bebe se mide desde su cabeza hasta sus pies, por eso hubo un cambio considerable de crecimiento, ya que en las semanas anteriores él bebe se medía desde su cabeza hasta la colita, ya que al tener en ese momento las piernitas muy pegadas al cuerpo es muy difícil medirlo desde la cabeza a los pies.

Nuestro bebé está ahora recubierto de una sustancia blanca y un poco grasa que se llama “vernix caseosa”. Esta sustancia protege su piel mientras esté flotando en el líquido amniótico. En estas semanas también está produciendo en su pancita una sustancia que se llama meconio. El meconio es negro, o verde muy oscuro, es muy pegajoso y está hecho de todas las células muertas, secreciones del estómago y líquido amniótico que el bebé traga. El meconio se acumula en los intestinos y aparecerá en el primer pañal que tengamos que cambiar.

Es una etapa muy tranquila y digna de ser disfrutada al máximo porque se terminaron las molestias como las náuseas del primer trimestre, la panza crece pero nos permite hacer todas las actividades que hacíamos.

Instrucciones

  1. El segundo trimestre, conocido como la Etapa Dorada del embarazo, es probablemente el período en que nos sentiremos más cómodas. Las náuseas matutinas ya son cosa del pasado, y todavía no cargamos con el peso del bebé. Sin embargo, pueden surgirnos algunas molestias. Algo muy común en esta etapa es el estreñimiento, las hemorroides y el dolor del ligamento redondo. Los cambios hormonales durante el embarazo bajan la actividad de nuestro aparato digestivo. A medida que crece, nuestro bebé va ejerciendo más presión sobre el  intestino grueso. Todas estas son causas del estreñimiento. Para aliviar esto, tenemos que hacer una dieta, tomando mucha agua, lo ideal son 8 vasos por día. Comamos más fibras, pasas, cereal de salvado y ensaladas. También no olvidemos de hacer ejercicio todos los días. El ejercicio mejora la circulación de la sangre en órganos como el intestino, y fortalece tus músculos.deporte-embarazo
  2. Es posible que durante tu embarazo sea la primera vez que padezcas este malestar, el de las hemorroides, estas son venas hinchadas en el recto, suelen aparecer durante el embarazo debido al aumento de presión en el área. Es mejor tratarlas apenas aparece el primer signo de malestar para evitar males futuros, ya que las hemorroides tienden a empeorar a medida que va creciendo nuestro bebe.  Podemos aliviar el dolor dándote baños con agua caliente. También es aconsejable no estar mucho tiempo parada ya que dificulta la circulación y empeora las hemorroides.beber agua
  3. También podemos sentir dolor en la ingle, lo más probable es que sea dolor del ligamento redondo. A medida que el útero crece, los ligamentos que lo sostienen en el abdomen se van estirando. Esto puede ser doloroso para algunas mujeres.  Desafortunadamente, no hay mucho que se pueda hacer para aliviar el dolor del ligamento redondo. Si el dolor se hace muy intenso, deberíamos consultar a nuestro médico. El dolor inguinal o abdominal en el embarazo puede ser una señal de posibles complicaciones, por lo que es recomendable controlar que no sea nada serio.
  4. En esta etapa nuestra parte superior del útero ha llegado ya a la altura de tu ombligo, y seguramente hayamos aumentado alrededor de 10 libras (4.5 kilos). A partir de ahora lo normal es que aumentemos más o menos una libra (medio kilo) a la semana, pero si ya teníamos exceso de peso puede que hayamos ganado menos, y si estábamos más delgada tendremos que aumentar.
  5. Alrededor de las 20 semanas nos harán un ultrasonido bastante detallado, para comprobar la edad y el crecimiento de nuestro bebé, los niveles de líquido amniótico, las estructuras dentro de la cabecita del bebé y de su corazón (y de otros órganos que ya se hayan desarrollado). También sabremos si hay más de un bebé.ultrasonido
  6. En la instancia de la semana 20 de embarazo, el crecimiento nuestro abdomen es uno de los cambios más significativos y visibles del embarazo. Nuestro útero ha crecido hasta situarse a la altura del ombligo. El útero es  un músculo en forma de pera que alberga al bebé a lo largo de toda la gestación. Aumenta diez veces su peso a lo largo de todo el embarazo, desde los 60 u 80 gramos a los 1000 o 1200 gramos.cremas
  7. En la semana veinte de gestación nuestro ginecólogo nos realizara una ecografía en la que entre otra cosas nos dirá el sexo de nuestro bebe. Llevamos meses esperando este momento. El bebe está cada vez más grande, en las ecografías solo podemos verlo por partes, debemos aprovechar ese momento para preguntarles al ginecólogo todas nuestras inquietudes y de lo que sentimos gran curiosidad de saber.20 sem
  8. El desarrollo cerebral a partir de la semana 20 de embarazo se destina en buena medida al desarrollo de los sentidos. Esto es de gran importancia puesto que el bebé, durante sus primeros meses de vida, conocerá el mundo a través de los sentidos. Por lo tanto, sus sentidos (vista, oído, olfato, gusto y tacto) serán el motor y las herramientas del desarrollo del bebé durante los primeros meses de su vida. El buen desarrollo intrauterino de los sentidos facilitará el desarrollo cognitivo, psicomotor y social del bebé cuando nazca.

Que Necesitas

  • Llevar una dieta equilibrada para un mejor crecimiento del bebe
  • Realizar mucho ejercicio, de modo que tenemos que tener la ropa adecuada para hacerlo.

Consejos

  • Probablemente la ropa ya nos está quedando apretada, asique tendremos que salir de compras. Necesitaremos unos vestidos bien holgados, pantalones y blusas. La ropa materna puede que no luzca como nosotras solemos vestirnos, a la moda, pero dentro de unas cuantas semanas te estaremos agradecidas por esas bandas elásticas en la cintura y los holgados sostenes. No hay nada peor que sentirnos apretada con la ropa cuando estamos embarazadas.
  • Atender tu salud bucal es en realidad una actividad relacionada con tu bebé. El embarazo afecta tus dientes y encías, tal como lo hace con el resto de tu cuerpo. Cuidar de tus dientes durante estos meses de descargas hormonales protegerá tu propia salud y la de tu bebé también, sin mencionar tu sonrisa. Utilizando cepillo e hilo dental.
  • Es importante tomar suficiente hierro durante el embarazo porque ayuda a fabricar glóbulos rojos, que distribuyen el oxígeno en el cuerpo. Cuando estás embarazada necesitas más hierro para que el bebé crezca y porque tienes más sangre circulando por el cuerpo. Los alimentos ricos en hierro incluyen carnes rojas magras, aves, pescado, lentejas y otras legumbres, espinacas y cereales fortificados con hierro.
  • Es habitual que nuestras encías estén más sensibles y sangren al cepillarnos los dientes. Los cambios hormonales junto con el aumento de flujo sanguíneo facilitan este sangrado y también predisponen más a infecciones. Por esta razón, es importante mantener una buena higiene dental durante el embarazo.
¿Te ha gustado?
9 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.