Contenido del Artículo

Estamos en la semana 37 de embarazo esto quiere decir que el bebé está en óptimas condiciones para nacer. En esta semana nuestro bebé ya habrá adoptado la posición definitiva. Lo más probable es que esté cabeza abajo y con la cara mirando hacia atrás, listo para nacer. En esta instancia vemos como sobresale nuestro ombligo como consecuencia de los últimos estirones de nuestra panza. El bebé pesa más que nunca y notaremos que ejerce presión sobre la vejiga. Por esto mismo, seguramente vamos a orinar con mucha frecuencia. El cérvix (cuello del útero) va a dilatarse, a prepararse para el parto. Hoy en doncomos.com vamos a enseñarte todo lo que sucede durante la semana 37 de embarazo, vamos! no te lo pierdas…

Instrucciones

  1. En este momento nuestro embarazo se considera a término. Esto significa que el bebé está completamente desarrollado y listo para poder vivir sin ayuda fuera de tu vientre, aunque estas últimas semanas siguen siendo cruciales para que añada peso. Ahora tiene la longitud aproximada de un manojo de acelgas, pesa unos 3 kilos (más de 6 libras) y mide entre 48 y 51 centímetros (19 y 20 pulgadas), desde la cabeza hasta los talones.
  2. Según investigaciones hechas, durante esta etapa del embarazo es cuando peor dormimos, quizás nos sintamos incomodas durante la noche.sleeping-position-during-pregnancy_thumb
  3. En la semana 37 el cerebro y el cráneo del bebé también continúan creciendo. Desde la semana 37 no va a aumentar mucho más de peso, a pesar de ello estas semanas siguen siendo importantes, ya que todavía acumula 15 gramos de grasa al día. Con esta grasa su cuerpo regulará mejor la temperatura, manteniendo un nivel adecuado de azúcar en sangre.
  4. En esta instancia las contracciones serán más fuertes, incomodas y seguidas. Algunas veces, cuando comienzan a venir muy seguidas, podríamos creer que el parto ya ha empezado. Quizás también sintamos que tenemos más flujo vaginal que antes. Si vemos que tiene huellas de sangre o es rosado y mucoso puede que estemos expulsando el tapón mucoso que sella el útero, y esto significa que probablemente el parto esté mas cerca de lo que imaginamos. Puede que ocurra que tengamos otro tipo de perdidas i una hemorragia vaginal, si sucede eso debemos llamar inmediatamente a nuestro doctor.
  5. En el último mes de embarazo hay más posibilidad de desarrollar una enfermedad seria que se llama preeclampsia. Por esta razón nuestro doctor nos aconseja que lo veamos más seguido. En las visitas él comprobará la presión de nuestra sangre para asegurarse de que no es demasiado elevada, que no hay un exceso de proteína en nuestra orina, y que nuestras manos y  cara no están excesivamente hinchadas, ya que estos son los tres síntomas clave de la preeclampsia.
  6. El deber del doctor es asegurarse que nuestro bebé está bien y en óptimas condiciones. La placenta se deteriora a medida que transcurre el embarazo y, generalmente, a las 42 semanas ya no alimenta a nuestro bebé con glucosa ni elimina sus desechos correctamente. Si el doctor piensa que hay algún riesgo para nuestro bebé, seguramente nos recomiende inducir el parto.ecografia-4d
  7. En esta semana, el bebé seguramente este en posición cefálica (con la cabeza hacia abajo), solo un 3% de los fetos están en otra posición. Sin embargo, aunque suele ser muy poco frecuente, todavía es posible que se dé la vuelta, por lo que si mantiene una posición diferente a la cefálica, es probable que se proponga una cesárea que se programará hacia las 38 o 39 semanas.
  8. Puede que deseemos tener un parto vaginal, éste puede realizarse a partir de las 37 semanas, para ello nos harán maniobras de versión externa para girar al feto hacia su presentación cefálica. No obstante, hay que tener en cuenta que existen algunas contraindicaciones absolutas o relativas para realizar la versión externa, entre ellas, una gestación múltiple, anomalías de placentación (como la placenta previa), infecciones maternas (como el VHB o VIH), isoinmunización RH, rotura de bolsa amniótica, trastornos de coagulación, cesárea anterior, feto pequeño para edad gestacional, trastornos hipertensivos del embarazo y el trabajo de parto ya instaurado.
  9. La maduración del cuello del útero suele iniciarse unas semanas antes del parto, por lo que en ocasiones se pueden presentar pequeñas manchas de sangre y/o expulsión del tapón mucoso, una secreción pegajosa marrón o transparente. Desde que se expulsa el tapón mucoso hasta que se produce el parto pueden pasar desde horas hasta semanas.
  10. El feto desde la semana 18 suele moverse dentro de nuestra panza, pero al pasar las semanas cada vez sentimos menos su movimiento ya que al ir creciendo su cuerpo cada vez tiene menos espacio en nuestra panza para poder moverse. Recordemos que si no se mueve demasiado no es un problema, sino que es por falta de espacio en el útero y sus movimientos serán limitados. La ausencia aguda de movimientos fetales durante más de 2 horas en una gestante que anteriormente los percibía, así como la percepción subjetiva de una disminución respecto al patrón habitual de movimientos fetales durante más de 12 horas, requieren una consulta con el médico. La causa más frecuente de la disminución en los movimientos fetales en un bebé que previamente los había adquirido correctamente es la insuficiencia placentaria.descarga
  11. Hasta esta etapa podemos realizarnos la analítica de tercer trimestre, para valorar la anemia, repetir la serología de toxoplasma si la gestante era seronegativa y mirar la coagulación de cara a la administración de analgesia peridural si lo deseamos.
  12. Visita nuestra categoría de semanas del embarazo para estar informada de como evoluciona tu cuerpo y el de tu hijo o hija a lo largo de las semanas.

Que Necesitas

  • Tener una constante visita al médico para llevar al día nuestro embarazo, sin tener demasiados inconvenientes.

Consejos

  • Al momento de nacer, muchos de los bebés tienen su cabecita cubierta de cabello. Algunos con más pelo que otros. No debemos preocuparnos ni sorprendernos  si el color del cabello del bebé no es el mismo que el nuestro. Las parejas que tienen el cabello oscuro a veces se quedan sorprendidas al ver que el bebé nace rubito o pelirrojo, y las parejas de cabello claro también pueden llevarse la sorpresa de que su recién nacido tenga el cabello negro como el azabache. Claro que también hay bebés que nacen calvitos o con una pelusita parecida a la del durazno.
  • Si tenemos síntomas de preeclampsia, quizás nuestro doctor nos recomiende inducir el parto esta semana.
  • Es necesario hacer reposo y alimentarse saludablemente en especial durante esta últimas últimas semanas del embarazo.dietaembarazo0000
  • En caso de presentar contracciones uterinas, el ginecólogo nos realiza un tacto vaginal para ver las características del cuello del útero; se valora la dilatación, la consistencia (duro o blando), la posición (posterior o centrada) y el acortamiento del cérvix. Habitualmente el acortamiento del cuello uterino ocurre antes que la dilatación, y a medida que se va modificando se va acortando, ablandando, centrando y abriendo.
  • Hay una serie de señales que nos avisarán de que vamos a dar a luz, en esta semana 37 debemos estar atentas, el porcentaje de bebes que nacen en la fecha prevista es bajo, por lo que el parto nos puede sorprender en cualquier momento, las señales son:

– Perder sangre roja brillante

– Romper la bolsa (romper aguas)

– Tener contracciones regulares e intensas que no paran aunque cambies de postura

¿Te ha gustado?
18 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.