Contenido del Artículo

El nacimiento de un niño es motivo de alegría e inquietud. La mayoría de las mujeres damos a luz entre la semana 38 y 42 de su embarazo. Sin embargo, no es posible saber exactamente cuándo comenzarán los dolores de parto. Esta última instancia se nos hará interminable, ya que empezamos con los nervios, pero sería bueno que aprovechemos a descansar, ir a la peluquería, ir al cine, terminar las compras y organizar mi habitación, así no pensamos las 24 horas del día en el parto. En esta semana ya podemos afirmar que el feto está preparado para vivir fuera del útero. El riesgo de dificultad respiratoria al nacer es del 3%. Cuando se acerca el momento del parto, se produce un incremento de los niveles hormonales, que contribuirán a mantener los niveles de presión sanguínea y glucosa después del nacimiento y sus movimientos respiratorios aumentan. Hoy en doncomos.com vamos a enseñarte todo lo que ocurre durante la semana 38 de embarazo. Vamos, comencemos!

Instrucciones

  1. A esta altura del embarazo, debemos mantenernos alerta a las señales que nos indiquen que hemos roto bolsa. Si es así, sentiremos una gran cantidad de líquido cuya pérdida no podemos controlar y que huele como a lavandina. En ciertas ocasiones la bolsa se fisura por lo cual la cantidad de líquido que se pierde no es tan grande y puede confundirse con pérdida de orina.  Si nos llega a suceder esto, es conveniente que nos recostemos y nos coloquemos un apósito estéril y verifiquemos si la pérdida continúa a pesar del reposo. En caso que sigamos perdiendo estando en reposo, lo primero que debemos hacer es llamar a nuestro médico de confianza o a una partera que nos ayude y nos guie en la situación.  A esta altura una vez rota la bolsa tenemos que esperar que se inicie el trabajo de parto espontáneamente en las horas siguientes o en su defecto inducirloArtículo-dolor-de-espalda
  2. Si estamos en la semana 38 y nuestro parto no se adelanta, debemos empezar la cuenta atrás. Sabemos que es imposible saber con exactitud  cuándo nacerá él bebe. Cuando el medico nos da una fecha, es una aproximación, solo el 5% de los bebes nacen en la fecha prevista por el médico, el resto lo hace antes o después de la fecha estipulada. Tenemos que estar muy atentas a las alertas y señales de nuestro cuerpo que nos indiquen que hemos roto aguas y controlar las contracciones, las mismas en las últimas semanas serán numerosas. Pero tenemos que estar muy atentas, ya que si estas son muy continuas e intensas es por que estemos en trabajo de parto.
  3. En esta semana es muy probable que nos hagan una exploración para ver la dilatación del cuello y su grado de borramiento.
  4. Probablemente en esta instancia nuestro bebe pesa entre 2,7 y 3,4 kilos (entre 6 y 7,5 libras) y mide entre 48 y 51 centímetros (entre 19 y 20 pulgadas) aproximadamente. Sus órganos están completamente desarrollados y en su lugar. Sus pulmones y su cerebro ya podrían funcionar si naciera ahora mismo, aunque continuarán madurando durante toda su infancia.ecografia-4d
  5. Seguramente tendremos a esta altura las piernas hinchadas, pero si notamos hinchazón en las manos o en la cara, o si aumentamos súbitamente de peso, o tenemos dolores de cabeza persistentes, visión borrosa o vemos puntos frente a los ojos, o bien sentimos dolor en el abdomen, deberemos llamar a nuestro doctor de inmediato porque esto pueden ser síntomas de una enfermedad muy seria que se llama preeclampsia.
  6. La higiene de nuestras partes íntimas debe ser muy rigurosa. Durante la semana 38 de embarazo, notaremos que el flujo vaginal es algo más espeso y abundante, y además orinamos con más frecuencia.
  7. Alrededor de la semana 38 de embarazo se puede desprender el tapón mucoso, total o parcialmente. Esto ocurre porque está comenzando a dilatarse el cuello del útero. Así, esto indica que el parto se acerca, aunque no tiene por qué ser de forma inminente. Algunas mujeres no expulsamos el tapón mucoso hasta el mismo momento del nacimiento del bebé.
  8. En la semana 38 podemos ver como sobresale nuestro ombligo, como consecuencia de los últimos estirones de la barriga provocados por el bebé. Por otro lado, el bebé procede al encajamiento, es decir, se pone en posición fetal, con la cabeza en la parte inferior de la pelvis, y descansa en el cuello del útero. Notaremos que el bebé ejerce presión sobre la vejiga y pesa cada vez más. Por tanto, es posible que tengamos que orinar con mucha frecuencia.n_valencia_varios-27760
  9. Visita nuestra categoría de semanas del embarazo para estar informada de como evoluciona tu cuerpo y el de tu hijo o hija a lo largo de las semanas.

Que Necesitas

  • Debemos estar muy atentas porque son los últimos días de embarazo, en cualquier momento puede nacer nuestro bebe.
  • Tener a mano un teléfono celular por si nos encontramos solas en el momento de las contracciones fuertes, así podemos pedir ayuda, si es que no nos internaron con previo aviso.13084712-mujer-triste-embarazada-hablando-de-telefono-movil-en-el-hogar
  • Estar en contaste comunicación con nuestro médico.

Consejos

  • En las últimas semanas de la gestación suelen aumentar las molestias. Teniendo en cuenta que en cualquier momento se puede desencadenar nuestro parto, debemos estar atenta a las señales que lo indican: contracciones regulares cada 5 o 10 minutos que van aumentando de intensidad a medida que pasa el tiempo, pérdidas de líquido amniótico, un sangrado similar a una menstruación o la disminución de movimientos fetales. En estos casos, debemos consultar al médico para que valore el estado materno y del feto.
  • Controlemos regularmente la salud de nuestro bebé, realizando un monitoreo fetal
  • Debemos chequear nuestra tensión arterial
  • Prestar mucha atención a la pérdida de sangre y líquidos
  • Controlar los movimientos de nuestro bebé
  • Cuando se nos hinchen mucho los pies, debemos ponerlos en alto y tomarnos el tiempo que veamos necesario.piernasembarazada_500
  • No olvidemos comprar camisones y soutien preparados para lactancia.   Nos resultaran de gran utilidad.
  • El nacimiento por lo general ocurre 2 semanas antes o después de la fecha estimada, pero ante cualquier imprevisto, lo mejor que tengamos todo preparado con antelación por si acaso.
  • Si vamos a dar a luz en un hospital público, no necesitamos llevar prácticamente nada. En estos centros suelen darnos ropa para ti y para tu bebé. Podemos llevar un neceser con objetos de aseo personal, la bata y las zapatillas. Si vamos a dar a luz en una clínica privada debemos llevar nuestra ropa y la del bebé. En pocas clínicas dan ropa para nosotras, y en casi ninguna para nuestro bebé.
  • No olvidemos llevar en el momento del ingreso toda la información relativa del embarazo, la tarjeta de afiliación y el DNI.
  • Llevar también al hospital o clínica un sujetador para amamantar, compresas higiénicas grandes, ropa adecuada para el momento en que salgamos del sanatorio. La sillita para el coche.
  • En las dos últimas semanas de embarazo quizás tengamos más hambre de lo normal. Para saciar el apetito de manera saludable, podemos comer fruta cuando tengamos hambre.
¿Te ha gustado?
21 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.