Los virus gastrointestinales o estomacales por lo general no resultan ser muy serios, pero sí bastante molestos al punto de tumbarnos en la cama. El cuerpo es quien se encarga por sí sólo de eliminar los virus, pero eso no quiere decir que no haya algunas cosas que se pueden hacer para que el cuerpo pueda llevar la situación de una mejor manera y por supuesto, para que de esta forma la persona sienta mejoría. Continúa leyendo Cómo acabar con los virus estomacales.

Los virus estomacales son tan molestos, que se dice que en la época antigua desearle a alguna persona que se enfermara de gastroenteritis era casi lo mismo que desearle que le diera la peste.  Esta clase de virus incapacita bastante y además puede ir acompañado de otros dolores como los son el de cabeza y musculares, además de fiebre.

Este artículo también lo encontrarás interesante: 4 Formas de Acabar con los Virus Estomacales

Qué son los virus estomacales

Estos mismos también son conocidos comúnmente como gastroenteritis o gripa estomacal. Esta enfermedad no es duradera pero puede resultar fuerte, la misma la provocan los virus de tipo infeccioso, éstos se encargan de que tanto los intestinos como el estómago no cumplan de manera correcta sus funciones del día a día, lo que hace que la digestión y la alimentación de la persona se afecten.  El revestimiento de estos órganos se enrojece y se inflama.

La infección en conjunto con la alteración de las funciones, hace que la persona comience a sentir fatiga, náuseas, luego dolores y por último se llega a la diarrea y el vómito, este aspecto hace que llegue un momento en que el enfermo no quiera comer.

Remedios caseros

Hielo

Muchas veces cuando tenemos un virus en el estómago, hasta tomar agua se nos puede hacer difícil, pero la realidad es que es muy importante mantenernos hidratados, la opción está en tomar el agua en sorbos pequeños, o si hasta esto es molesto se puede proceder a chupar pequeños cubos de hielo, lo que nos hará sentir más aliviados. Sin duda es una buena opción para estar hidratados y evitando a la vez que un traguito de agua nos revuelva el estómago.

Manzanilla

Hacer un té de esta hierba siempre ha sido muy conocido y usado para diferentes fines dentro de la medicina que es tradicional, desde hace muchos años se usa por ejemplo para lograr combatir el insomnio, como calmante y por supuesto para el estómago.  La realidad es que no hay pruebas eficaces de que los dolores de estómago se atenúen tomando el té de manzanilla, pero la verdad es que muchos solventan el dolor tomando esta infusión, así que puede resultar útil beberla ya sea fría o caliente, además de que nos ayudará con la hidratación.

Semillas de hinojo

Estas son bastante recomendadas para tratar los dolores de estómago, los gases y los calambres, aspectos que por lo general acompañan al virus. Lo único que hay que hacer es prepararse un té con estas semillas, echando una cucharadita de las mismas en una taza de agua caliente, luego revolver, tapar y dejar en reposo durante diez minutos, pasado este tiempo se procede a colar y si se desea se le puede agregar algo de miel. Esta se debe beber máximo tres veces en el día y teniendo el estómago vacío.

Hierba Buena

Esta es una yerba muy aromática, entre sus componentes encontramos el mentol, esta sustancia es volátil y se dice que la misma tiene efectos antiespasmódicos, exactamente sobre el músculo liso ubicado en el tracto para la digestión.

Esta hierba entonces tiene un gran poder y es el de hacer que los músculos de nuestro intestino se relajen y por lo tanto nos ayuda contra la acidez, la indigestión, las náuseas y los gases relacionados con algún virus estomacal. Se puede echar una cucharadita de estas hojas secas en una taza de agua caliente, tapar y dejar en reposo 10 minutos, o comprar las bolsitas de té de la misma, debemos beber esto entre 4 y 5 veces en el día.

El tomillo

El tomillo contiene aceites volátiles y además fenoles, los primeros se encargan de ayudar a reducir los gases y los segundos de hacer una función de antiespasmódicos, lo que se traduce que consumir éste nos puede ayudar para aliviarnos los calambres y los gases.  Podemos prepararnos una infusión echando una cucharadita de hojas de tomillo (secas) en una taza de agua caliente, revolverla, taparla y dejarla en reposo por un periodo de diez minutos, luego debemos colar la mezcla y si queremos le echamos algo de miel para darle mejor sabor. Debemos tomar este té tres veces en el día con el estómago vacío. Si la persona siente que su estómago está algo hinchado este será un excelente remedio.

Jengibre

Es una magnífica raíz que se ha conocido desde hace varios años como un buen remedio para aquellas personas que les duele el estómago a causa de alguna enfermedad. Podemos rallar el jengibre o utilizarlo en polvo, debemos añadir ½ cucharadita a una taza de agua, por supuesto caliente, revolver, tapar, dejar en reposo durante diez minutos y si lo deseamos endulzar con miel. Si optamos por la opción de rallar el jengibre, mejor será  si lo ponemos a cocinar directamente en el fuego bajo. Se pude añadir un poco más si nos agrada este sabor.

Yogurt

Cuando sintamos que ya nuestro cuerpo se comienza a recuperar y que nos está volviendo nuestro apetito, podemos optar por tomar algún yogurt que sea natural y que contenga cultivos activos, este se hace el alimento ideal para empezar de nuevo a comer y a la vez que nuestro estómago e intestino comiencen a reponer de nuevo las bacterias que son buenas. También se le podría añadir al yogur trocitos pequeños de frutas como por ejemplo de manzana o de banano y así también incluir alimentos sólidos que nos pueden aportar energía.

Comida blanda

Cuando sintamos que nuestro estómago ya se encuentra listo para recibir alimentos más sólidos y también tolerarlos, para que de esta manera recupere nutrientes que haya perdido, se puede empezar a consumir alimentos que sean blandos como lo son por ejemplo el pan, el arroz, las papas hervidas o en puré, el plátano, galletas que sean saladas, entre otros alimentos que sabemos que nuestro cuerpo digerirá fácil y que además nos alimentarán. Es importante intentar esto así sintamos que no seamos capaces, pues no quisiéramos llegar a otro tipo de problemas.

Bananos

Por un lado es bueno comerlos durante la enfermedad ya que le pueden caer bien a nuestro estómago y por otro lado tienen alto contenido en potasio el cual nos ayuda a que repongamos aquellos minerales que perdimos en la diarrea o en el vómito. Además nos proporcionan energía.

Canela

Un té de canela nos ayudará a tener menos molestias y menos escalofríos.

Consejos

  • Es muy importante si sufrimos un virus estomacal mantenernos hidratados, puesto que con esta enfermedad hay mucho riego de deshidratación.  Debemos tomar el líquido de a sorbos pequeños.
  • Es probable que luego debamos tomar suero para recuperar las sales y los minerales perdidos. Lo mejor es durante la enfermedad tomar bebidas que contengan electrolitos, puesto que perdemos potasio y sodio.
  • Se debe evitar tomar bebidas que sean dulces, tampoco tomar las que contengan cafeína o alcohol.
  • Los virus NO se tratan con antibióticos, esto es sólo para enfermedades bacterianas.
  • El limón y el ajo también son recomendables.
  • Este es un artículo informativo, no olvides consultar a tu médico quien es el indicado para diagnosticar y posteriormente recetar.
¿Te ha gustado?
2 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.