Anosognosia: Síntomas, Causas y Tratamientos

¿Quieres saber qué es la anosognosia? Aquí te vamos a aclarar tus dudas. Te explicamos qué es la Anosognosia, sus síntomas, causas y tratamientos.

La anosognosia es una subclase de agnosia. Sucede que el paciente no es capaz de admitir la existencia de un problema funcional, incluso aunque pueda resultar evidente para el resto de personas.

Anosognosia

Consiste en la falta de conocimiento de la enfermedad. Aunque el mismo sujeto sea capaz de identificar el mismo déficit en otros individuos.

No se trata de un trastorno la anosognosia en sí misma, si no que se describe como síntoma, porque aparece relacionada a la presencia de algún trastorno únicamente y nos señala su existencia.

Es frecuente que tras ocurrir un daño cerebral el paciente pierda la capacidad de reconocer sus limitaciones sensoriales, motoras, cognitivas o conductuales. De manera general, se utiliza para describir la falta de conocimiento de cualquier enfermedad o déficit.

Por ejemplo, ocurre como consecuencia de una embolia del hemisferio derecho del cerebro, un traumatismo craneoencefálico, o aparece relacionado con el deterioro en la memoria por una patología neuro-degenerativa como por ejemplo, puede ser la enfermedad del Alzheimer.

Anosognosia

Se acuñó la palabra anosognosia en 1.914 para hacer alusión al hecho de que personas que padecían hemiplejia izquierda debido a un infarto en el lóbulo derecho, desmentían tener dificultades en alguna de sus extremidades izquierda.

Es importante destacar la diferencia entre la negación derivada de una estrategia psicológica del propio individuo, de lo que es la anosognosia, la falta de conocimiento del problema. Este déficit será obvio para el resto de personas en el ámbito del paciente.

Por lo tanto, la anosognosia es una negación de la propia enfermedad neurológica. El paciente no admite que algo le pasa porque hay un daño orgánico que realmente le impide esa percepción.

Detectando la anosognosia

Es necesario para poder detectar la anosognosia:

  • La presencia de la inconsciencia del déficit.
  • Que el sujeto rechace el déficit.
  • Que el problema sea demostrable en una prueba neuro-psicológica.
  • Éste sea admitido por allegados.
  • Que suponga un problema clínicamente significativo en la actividad del paciente.

Cuando se trata de valorar este trastorno, hay que darse cuenta que se debe distinguir entre cuando se está realizando la negación de los déficits como estrategia para afrontar su pérdida, y el paciente que realmente presenta anosognosia.

Se ha creado determinados instrumentos específicos para la evaluación de la anosognosia. En ellos se solicita que se evalúe la aptitud y la dificultad para realizar determinadas tareas.

No se trata de un síntoma absoluto la anosognosia, donde es blanco o negro. Se pueden observar casos en los que el problema no se reconoce de ninguna manera. Pero también hay otros casos en los cuales los pacientes tienen conciencia de la presencia de un trastorno tras demostrarles la presencia de algún problema.

Causas de la anosognosia

Lesiones cerebrales

Este trastorno se presenta de manera más frecuente en individuos que han sufrido lesiones en el cerebro. Lesiones debidas a traumatismos craneoencefálicos, heridas en la parte derecha del hemisferio del cerebro como consecuencia de un problema vascular cerebral y enfermedades neurodegenerativas como la demencia.

La anosognosia también puede presentarse con otros problemas neurológicos como demencia frontotemporal, tumores cerebrales, epilepsia, ceguera cortical y atrofia posterior cortical.

Alteraciones psicológicas

La esquizofrenia es el principal trastorno mental en el que se puede presentar la anosognosia. Algunas investigaciones demuestran que pacientes de esquizofrenia presentan en el lóbulo temporal antero-inferior, una asimetría hemisférica que se asocia con la falta de conocimiento de la enfermedad.

La anorexia nerviosa, los trastornos bipolares y algunas psicosis son otros trastornos psicológicos en los que se puede presentar también la anosognosia.

Otros trastornos

Puede presentarse también en casos de amnesia como síntoma, prosopagnosia, síndrome Anton, síndrome de Korsakoff, hemiplejías, apraxias, afasias, entre otros.

Síntomas de anosognosia

Síntomas de anosognosia

Ya hemos dicho antes que la anosognosia es una ausencia de habilidad o incapacidad del paciente para percibir y experimentar de forma consciente las carencias y defectos propios.

Veamos ahora varios ejemplos de determinados comportamientos que se dan habitualmente en este tipo de pacientes:

Negación: Suelen aparecer como consecuencia de la percepción errónea que tiene el paciente sobre sus problemas físicos, cognitivos o conductuales. Es típico: «a mí, no me pasa nada», «No tengo ningún problema», y «No comprendo porque no puedo hacer nada».

Justificación: Suelen aparecer debido a la percepción errónea que tienen el paciente sobre las limitaciones funcionales que sus déficits generan. Es típico: «Es porque hoy estoy cansado», o «Es porque hoy estoy un poco nervioso nervioso».

Aseveración: Suelen aparecer debido a la presencia de una escasa capacidad de planificación y una pobre flexibilidad comportamental. Hay una alteración de lo real, «En menos de un par de semanas me recupero y vuelvo a trabajar».

De manera general, la anosognosia aparece sin afectar al nivel intelectual. Se puede presentar de tal manera que no depende de un daño cerebral o deterioro intelectual.

También puede darse a la vez con otros síntomas como la negación o la alexitimia, y otros de carácter delirante como las alucinaciones o la personificación.

Ciertos autores han querido destacar la presencia de características, entre las cuales pueden presentarse confabulaciones, explicaciones fantásiosas y engaños.

Se puede presentar asociada a la enfermedad en general, o relacionada con alguna función concreta como la carencia de conocimiento de un problema o de la incapacidad de hacer determinada actividad. Como consecuencia, el nivel al que aparece la anosognosia puede albergar desde disposiciones leves a disposiciones más graves.

Por otro lado, los resultados de diferentes experimentos han demostrado que la anosognosia es un síndrome que tiene varias subclases. Se puede presentar asociada a la ceguera cortical, la hemiplejia, los problemas del campo visual, la afasia o la amnesia, entre otros.

Diagnóstico de la anosognosia

Para la evaluar la anosognosia, de manera frecuente se utilizan tres factores diferentes:

  • Juicio clínico en base a entrevistas semi-estructuradas.
  • Discrepancias en respuestas de un mismo cuestionario entre paciente y algún informador.
  • Desacuerdo en diversos exámenes cognitivos del paciente, entre el resultado esperado y el resultado real.

Se debe contar también con los próximos aspectos, para establecer la gravedad:

  • ¿Expresa de forma espontánea los problemas y preocupaciones?
  • ¿Al practicar pruebas concretas menciona sus déficits?
  • ¿Cuando recibe alguna pregunta directa, hace alguna referencia a los déficits ?
  • O por el contrario, niega los déficits.

Hay una lista de criterios diagnósticos que el Consorcio de Neurpisicología Clínica propone :

  • Alteración del conocimiento respecto al padecimiento de un problema físico, psicológico, neurocognitivo y/o de una patología.
  • Negación del problema, lo que pone en evidencia con afirmaciones tales como: «no sé qué me pasa», «no sé por qué estoy aquí»,»son las demás personas los que creen que no estoy bien».
  • Certeza de los problemas por medio de útiles de evaluación.
  • Reconocimiento del déficit llevado a cabo por los familiares o informadores.
  • Actuación negativa en los quehaceres de la vida cotidiana.
  • La alteración no se presenta en el ámbito de estados alterados de conciencia o estados confusionales.

Tratamiento de la anosognosia

Tratamiento de la anosognosia

El tratamiento de este síntoma es complejo. De forma general, el síntoma suele mejorar con el tratamiento de la causa subyacente a su aparición, ya sea un trastorno mental o neurológico. No obstante, se emplean estrategias de confrontación a nivel clínico.

De esta manera, la confrontación a la existencia de déficits debe de ser progresiva, presentando poco a poco la idea de su existencia. Cabe destacar que no solo se trata de hacer ver la presencia de déficits. También las dificultades que implican en la vida cotidiana.

Patologías asociadas

Ya hemos mencionado antes, la anosognosia se trata de un síntoma existente en una gran diversidad de patologías. Algunas de estas a continuación:

Hemiplejia

Este es un trastornos donde resulta habitual su presencia. En este caso, el paciente afectado cree de forma certera que hace movimientos físicos que no realiza en realidad. Con este problema tiene la sensación consciente de que los está realizando.

Ceguera cortical

Ocurre con frecuencia en muchos sujetos que tienen la zona occipital de su cerebro destruida, o las propias conexiones que hay entre ella y los canales visuales. Esto imposibilita el sentido visual, pero el paciente insiste en que es capaz de ver de manera normal, haciendo descripciones íntegras de las cosas que cree visualizar.

Heminegligencia lateral

En este problema, el paciente advierte el total de su campo perceptivo, pero no advierte uno de sus hemicampos visuales, sin prestar atención a la zona del hemisferio opuesta del que sufre la lesión.

Esta patología es totalmente observable cuando se pide que haga la copia de un dibujos. En este tipo de casos dibuja solo una mitad y falta la otra mitad situada al lado contrario de una raya imaginaria vertical. En este ambiente suele ser habitual que el sujeto no sea conocedor de su trastorno, existiendo anosognosia.

Demencia

Es cierto que en aquellos momentos en que se inician los síntomas de la demencia senil, el sujeto es consciente de la existencia de sus diversos problemas. Pero no pasa en todos esos casos este conocimiento ni tampoco de las demencias en su totalidad. Además, a medida que la enfermedad avanza y sigue el curso el proceso degenerativo, el paciente suele dejar de tener consciencia de ellas.

Esquizofrenia

Hay algunas subclases de esquizofrenia, en los que el paciente presenta anosognosia, en especial en las fases graves del trastorno. Resulta habitual que el sujeto no sea consciente de la existencia de sus dificultades.

Otros

Además de los que se han expuesto aquí, existe un número de trastornos muy elevado, tanto neurológicos como mentales, que producen anosognosia.

Consecuencias de la anosognosia

Consecuencias de la anosognosia

Esta patología tiene importantes consecuencias para la persona. Por una parte, el paciente podría sobrevalorar sus aptitudes y entregarse de manera continua a comportamientos inseguros. Esto puede poner en peligro su integridad física y incluso su vida.

Por otra parte, al creer que no presenta un problema auténtico, es posible que piensen que no son necesarios ni los fármacos ni otras clases de terapias. Es por esto que el tratamiento terapéutico puede llegar a verse comprometido y en consecuencia, el tratamiento de recuperación.

Intervención terapéutica

La terapia se focalizará hacia el:

Control de negaciones: se enfrenta al paciente con sus problemas. Se suelen emplean programas psico-educativos sobre la actividad del cerebro y los efectos de los daños en el cerebro.

Control de justificaciones: se hace reconocer al paciente que lo que está ocurriendo es resultado de una lesión. Es habitual la necesidad del apoyo de la familia. Esto tiene el fin de seleccionar las actividades y disposiciones en las que se ponen más de manifiesto estas excusas. Después, consiste en que se ofrezc feedback por parte del terapeuta para que el individuo evalúe su ejecución.

Ajuste de aseveraciones: se trabaja por medio del tratamiento personal con el fin de mejorar el conocimiento de la enfermedad y la adaptación de expectativas.

Bien, querido lector, aquí terminamos este artículo sobre la anosognosia. No te olvides que esta publicación es de carácter divulgativo. Nunca debe sustituir a la consulta de un médico.

¿Te ha gustado?
4 usuarios han opinado y a un 75,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.