Es posible que hayas oído alguna vez hablar de las arañas vasculares. O mucho peor, es probable que las estés padeciendo por culpa de una mala circulación de la sangre. Desde doncomos queremos explicarte todo lo que has de saber sobre este problema. Por ejemplo cómo se quitan y qué son las arañas vasculares. Comencemos por el principio.

Qué son las arañas vasculares

Las arañas vasculares son también conocidas como telangiectasias, varices estéticas o varices finas. Aparecen debido a la dilatación de los vasos capilares justo en la capa anterior a la de la piel. No tienen porqué resultar peligrosas a nivel médico, pero a algunas personas les resultan dolorosas y muy antiestéticas.

Nuestro organismo funciona gracias al riego sanguíneo. El corazón se encarga de bombear sangre, cargada de oxígeno y nutrientes. Esta llega a todo el organismo a través de las arterias. Estas reparten la sangre por todo el organismo y después regresa al corazón para expulsar por medio de la respiración el dióxido de carbono. Los músculos de las piernas se contraen para que la sangre regrese de nuevo al corazón y pueda seguir su viaje. Estos músculos hacen un trabajo verdaderamente complicado, pues tienen que ir contra la gravedad para obligar a la sangre a regresar al corazón. Las venas consiguen realizar este trabajo por medio de unas válvulas unidireccionales que evitan que la sangre circule del revés. El problema aparece cuando esas válvulas se debilitan. Al no ser capaces de mandar toda la sangre de vuelta parte de ella queda estancada produciendo la aparición de las arañas vasculares.

Estas arañas vasculares por tanto, pueden aparecer motivadas por una mala circulación. Al cargarse de sangre estancada que no consigue realizar su ciclo, pueden terminar por ser visibles en la capa externa de la piel.

Pero, ¿por qué aparecen las arañas vasculares?, ¿qué lo provoca?

Se calcula que el 55 por ciento de las mujeres pueden terminar por tener arañas vasculares. En el caso de los hombres, el total asciende hasta un 45 por ciento. Las arañas vasculares suelen ser más comunes en el cuerpo de la mujer porque tienen un alto contenido estrogénico. Los estrógenos ayudan a que se formen. Sin embargo existen otros motivos:

  • Mala circulación. Como hemos explicado unas líneas más arriba las arañas vasculares pueden surgir por culpa del debilitamiento de las válvulas unidireccionales. Esto provoca que la sangre se quede estancada en las venas y sea visible a través de la piel.
  • Genética. Muchas veces este debilitamiento de las válvulas unidireccionales en las venas es de tipo genético. Es decir, que si tu madre las ha padecido desde joven es probable que tú también las tengas.
  • Tener una vida sedentaria. Aquellas personas que no realizan ejercicio con frecuencia y que, además, trabajan sentados o de pies muchas horas, pueden tener arañas vasculares. Caminar es muy importante para que las piernas estén activas y la sangre fluya adecuadamente. Cuando no caminamos la sangre termina por estancarse y no fluir con corrección por el torrente sanguíneo. Al no circular adecuadamente se provoca lo que hemos explicado unas líneas más arriba: la insuficiencia valvular que aumenta la presión y provoca que las arañas vasculares se llenen con más sangre y sean visibles a través de la piel.
  • La obesidad. Uno de los peores problemas de nuestro siglo es sin duda la obesidad. La mala alimentación, unida a una vida mucho más sedentaria, está convirtiendo a las personas de los países desarrollados en obesos. La obesidad implica, además, un mayor volumen arterial circulante. El sistema circulatorio tiene que mover toda la sangre por todo el organismo. Su gran volumen puede sobrecargar el sistema circulatorio y provocar la aparición de arañas vasculares.
  • Alteraciones hormonales. Las mujeres pasan muchas épocas de su vida con grandes alteraciones hormonales. Las más importantes son la pubertad, los embarazos y la menopausia. En estos periodos de su vida es común que las arañas vasculares aparezcan.
  • Trabajar de pie durante muchas horas. Tan malo para la circulación es estar muchas horas de pie como muchas horas sentado. Sin embargo, los trabajos en los que hay que estar de pie son mucho más agresivos para nuestro sistema circulatorio. Por ejemplo, los puestos de dependienta de tienda o los de vendedor de teléfonos móviles. La posición erguida obliga a las venas a trabajar continuamente contra la gravedad. Esto puede terminar por provocar un resentimiento de las válvulas anti retorno. La consecuencia, si ya somos propensos a padecer problemas circulatorios, es que surjan las arañas vasculares.
  • Tomar anticonceptivos por vía oral. Por ejemplo la píldora. Estos anticonceptivos pueden provocar un enorme impacto vascular con terribles consecuencias para el organismo. Desde la retención de líquidos a la aparición de arañas vasculares.
  • El embarazo. Cuando estamos embarazadas aumenta considerablemente la cantidad de sangre que hay en el cuerpo. Como consecuencia de un mayor riego sanguíneo las venas pueden terminar por agrandarse. Puede que en el primer embarazo no aparezcan, pero es común que se den en los siguientes.
  • El sol. Puede hacer que en una persona de piel clara se vean fácilmente en el momento en el que se pone algo morena.

¿Cómo se quitan las arañas vasculares?

Ante todo es importante acudir a un médico para que sepa explicarnos por qué aparecen y qué podemos hacer para evitarlas. Entre los tratamientos más comunes destacan los siguientes:

  • Hacer ejercicio y mejorar nuestro estilo de vida. Si las arañas vasculares no resultan dolorosas ni son excesivas, por norma general el médico recomendará hacer algo de ejercicio. Entre los mejores tratamientos para las arañas vasculares se encuentra caminar una hora seguida al día. Una alimentación con mayor ingesta de agua, para mejorar la circulación, también es una buena medida.
  • Medias de compresión. Estas medias ayudan a presionar de manera útil las venas y pueden ser muy beneficiosas para tratar las arañas vasculares.
  • La Este es sin duda el tratamiento más utilizado para hacer frente a estas arañas. Consiste en inyectar un producto químico directamente sobre la vena dañada. Este producto hace que las paredes de las venas afectadas se hinchen y peguen. De esta manera quedan completamente selladas y la sangre deja de circular hacia ellas. Pasan a convertirse de este modo en cicatrices. Se puede hacer vida normal nada más finalizar el tratamiento.
  • Tratamiento láser. Cada vez son más los expertos que usan el láser médico para tratar las arañas vasculares y eliminarlas por completo. Este tratamiento es un poco más agresivo que la escleroterapia y requiere de un día mínimo de descanso en el que las piernas han de estar relativamente vendadas.

Este artículo donde te explicamos algunos buenos remedios caseros para las varices seguro que también te interesará.

¿Qué puedo hacer para prevenir la aparición de las arañas vasculares?

Nuestra medicina se basa en la prevención. Por tanto prevenir la aparición de las arañas es la mejor manera de luchar contra ellas. Para prevenir su aparición te recomendamos:

  • Realiza ejercicio físico. Si haces ejercicio de manera habitual lograrás fortalecer tus piernas y el sistema circulatorio. De esta manera te asegurarás de que las válvulas unidireccionales de tus venas están en forma.
  • Controla el peso. Si no engordas tus piernas no tendrán que sostener tanta presión y no te saldrán varices finas.
  • Evita cruzar las piernas o sentarte sobre ellas. ¿Eres de esas personas que cruzan las piernas durante mucho rato mientras permanecen sentadas? Puede incluso que tengas la costumbre de sentarte sobre una pierna. ¡Pues evítalo! Esto ejerce demasiada presión sobre ellas y empeora tu circulación.
  • Protégete del sol. Sobre todo la piel de la cara. De esta manera las arañas vasculares no serán visibles aquí.
¿Te ha gustado?
2 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.