Es una enfermedad reumática muy frecuente en España, principalmente diagnosticada en personas mayores, especialmente mujeres. Sin embargo, también puede presentarse la artrosis de cadera prematuramente en personas con algunas enfermedades genéticas como los síndromes de Ehlers-Danlos y hiperlaxitud articular.

Otro de los factores de riesgo identificado en esta enfermedad, además de la edad, el sexo y la predisposición genética, es la obesidad. Estar por encima del índice de masa corporal normal aumenta el riesgo de padecer artrosis de cadera considerablemente.

No se conoce todavía con certeza el origen de esta afección. Sin embargo, se piensa que los malos hábitos alimenticios, traumatismos, la osteoporosis y los malos hábitos posturales pueden incidir en hacer propensa a una persona a padecerla.

La artrosis rompe la superficie del cartílago de las articulaciones causando un desgaste progresivo, lo que causa un movimiento de los huesos el cual genera fricción y dolor; ocasionando inflamación y rigidez en la articulación. Mientras la enfermedad avanza, la articulación se va deformando, llegando a ocasionar incluso desprendimiento de fragmentos de hueso y cartílago, moliéndose dentro de la articulación, lo que es muy doloroso.

Artrosis de Cadera

Síntomas de la artrosis de cadera

  1. La artrosis de cadera causa dolor y rigidez que puede llevar a la incapacidad.
  2. Dolor fuerte en las caderas, desde las ingles, bajando por la parte interior de los muslos hasta llegas a las rodillas.
  3. Limita los movimientos de las piernas y el agacharse o subir escaleras.
  4. Hace que las actividades diarias como vestirse o cortarse las uñas de los pies resulten un reto muy doloroso.
  5. Claudicación o cojera. El dolor causa rigidez y perdida de movimiento en las piernas, esto irá ocasionando pérdida de la musculatura que generalmente se produce más intensamente en una pierna que en otra, lo que resultará en un andar dispar o pasos imprecisos al caminar.

Instrucciones

A continuación te presentamos los tratamientos más comunes para la artrosis de cadera:

  1. Debido a que la artrosis de cadera no tiene cura el tratamiento es orientado al alivio de los síntomas que produce.
  2. Generalmente se indican analgésicos y antiinflamatorios como el paracetamol e ibuprofeno. Sin embargo,  se recomienda tomar algún protector gástrico para prevenir alteraciones gastrointestinales producto de los medicamentos para aliviar el dolor de cadera.
  3. Es importante consultar a un médico especialista para que te prescriba los medicamentos más adecuados a tu padecimiento en función de tu edad y otros aspectos como padecimientos de alergias o sensibilidad a componentes químicos.
  4. En general todos los tratamientos para aliviar la artrosis de cadera tienen como propósito reducir la inflamación y aliviar el dolor para recuperar la movilidad y elasticidad de la articulación.
  5. Los tratamientos tópicos no son una opción muy eficaz  para la artrosis de cadera. Las cremas o geles antiinflamatorios como el ibuprofeno, diclofenac, naproxeno o paracetamol tienen mejor efecto vía oral para este tipo de artrosis específicamente.
  6. El uso de los condroprotectores o el sulfato de glucosamina se indican con precaución dependiendo el caso.
  7. En cuanto a la cirugía, los especialistas recomiendan posponerla lo más posible, pues la prótesis a implantar tiene una vida útil de aproximadamente quince años; por tanto, si la cirugía se hace a un paciente muy joven, probablemente deba someterse a otra intervención quirúrgica posterior para remplazar la prótesis implantada.

Que Necesitas

Artrosis de Cadera

Para diagnosticar si padeces de artrosis de cadera necesitas lo siguiente:

  • Si presentas alguno o todos los síntomas que te especificamos antes, debes ir a un médico para que te evalué de inmediato.
  • Es preciso pasar por un interrogatorio sobre tu historia clínica para analizar tu caso y determinar lo avanzada que esté la enfermedad.
  • También, se debe hacer una exploración de las articulaciones de la cadera, examinando los movimientos.
  • Por último, deberás realizarte unas radiografías o resonancias magnéticas de la cadera, según lo estipule el especialista que te esté tratando. Esto para confirmar el diagnóstico.
  • Finalmente, el médico tratante deberá establecer un pronóstico sobre la gravedad de la afección e indicar el tratamiento adecuado según tu caso.

Consejos

Con estos consejos podrás prevenir la artrosis cervical:

  1. Evita usar zapatos de tacón o botas muy pesadas.
  2. Habitúate a proteger la zona de la cadera del frío por las noches utilizando una pijama adecuado.
  3. Trata de no pasar mucho tiempo sentado o parado.
  4. Evitar los deportes de contacto o extremos; incluso si te gusta nadar debes hacerlo con precaución.
  5. Ayuda la irrigación o circulación de líquidos y nutrientes al cartílago desgastado evitando el sedentarismo, no te excedas en los ejercicios, pero no te olvides que necesitas moverte para que la rigidez no empeore.
  6. Te recomendamos hacer estiramientos de cadera y piernas como ejercicio matutino para fortalecer tendones y elastizar las articulaciones.
  7. Practica Yoga. Tonifica tus músculos con ejercicios suaves de resistencia.

Artrosis de Cadera

  1. Evita montar a caballo o en bicicleta, la presión que recibirás en estas posiciones podrían afectarte mucho si padeces de artrosis de cadera.
  2. Monitorea tu nivel de ácido úrico porque si lo tienes muy alto empeorará el cuadro cínico.
¿Te ha gustado?
3 usuarios han opinado y a un 66,67% le ha gustado.