Beneficios de la sal de apio

Para los amantes de la cocina, comer es todo un placer, pero también lo es todo el proceso que está implicado en la preparación de una receta, mucho más si se trata de una nueva o de si se cocina para el disfrute de alguien más.

Cocinar se ha convertido en todo un arte y está presente en todas partes del mundo. En la actualidad, existen diferentes técnicas para elaboración de platos muy variados, muchos de ellas van a la par de los avances más recientes en materia tecnológica, como es el caso de la gastronomía molecular, y son muy complejas en su ejecución.

Existen diferentes maneras de cortar los alimentos, de cocinarlos, de ubicarlos en el plato, de decorarlos y de sazonarlos. Con relación a este último punto, hay una amplia variedad de especies, algunas más exóticas y deliciosas que otras, muchas de las cuales aportan una mezcla de sabores que hacen estallar las papilas gustativas de los comensales más exigentes.

sal de apio

Sin embargo, quieres carecen de conocimiento sobre el tema, se limitan a cocinar usando siempre las mismas especies y saborizantes, lo que hace que sus platos todo el tiempo tengan un sabor similar y sean aburridos.

Pero, al margen de esto, dejar a un lado algunos ingredientes, también nos priva de disfrutar de sus beneficios y propiedades naturales. Uno de los menos conocidos es la sal de apio, ¿habías escuchado de este ingrediente? ¿Sabes qué es? ¿Cuáles son sus beneficios? ¿Cómo la puedes usar? ¿Puedes emplearla para sustituir a la sal común?

Si te interesa el tema y quieres ampliar tus horizontes culinarios, no puedes dejar de leer este artículo. Además, leyéndolo podrás enterarte de los grandes beneficios que aporta la sal de apio para la conservación, no solo de los alimentos, sino también de la buena salud.

Instrucciones

sal de apio

La sal de apio no es otra cosa que una sal que ha sido aromatizada usando semillas de apio. No obstante, es ideal para darle un sabor intenso y diferente a esta hortaliza, pero también a cremas, sopas y ensaladas que lleven apio.

Es un condimento que está compuesto por los dos ingredientes que le dan nombre, es decir, sal y apio. Aunque es cierto que existen muchas técnicas para su elaboración, es posible hacerla en casa y así ahorrarte los costes que puede tener una presentación comercial. Por otra parte, dependiendo de dónde vivamos, tal vez no sea tan fácil de conseguir en las alacenas de los supermercados.

Para ello, solo tienes que triturar unas cuantas semillas de apio en un mortero. Luego, agrega la sal y tritura nuevamente, esta vez juntas, para que los aromas y sabores se mezclen perfectamente. Con estos simples pasos, ya puedes darles un toque más sabroso y personal a tus comidas.

No obstante, hay quienes prefieren ir moliendo las semillas de apio conformen la vayan a utilizar. Así, garantizan que estarán bien conservadas y que no perderán su intensidad característica.

El otro proceso de elaboración es más complejo, ya que se elabora usando la raíz de apio. En este caso, tienes que rallarla y mezclarla con la sal. Luego, coloca la mezcla en un recipiente con cierre hermético y lleva al frigorífico por, al menos, unos dos días.

Transcurrido ese tiempo, deberás secarla en el horno a baja temperatura durante el tiempo que sea necesario para que, tanto la sal como el apio estén totalmente secos. Luego, deja que se enfríe y tritura bien hasta que el resultado final sea la sal de apio casera.

Puedes conservarla en un tarrito de especies y ponerla a mano para poder usarla en el momento en que lo desees y así aderezar tus platos y darles un aroma de ensueño.

Sus beneficios

Por mucho tiempo, el apio ha sido considerado como una de las hortalizas más saludables y nutritivas que existen. Es ideal para prevenir muchas enfermedades en el organismo. No obstante, cuando se combina con la sal, puedes obtener mejores resultados.

sal de apio

La sal de apio es uno de los grandes aliados para la salud, gracias a que contiene muchas propiedades nutritivas, además de contar con un sabor inigualable, perfecto para cualquier comida. Algunos de sus beneficios son los siguientes:

  1. Ayuda a disminuir la hipertensión arterial, ya que contiene una sustancia denominada 3-N butilftalido, responsable del sabor que la caracteriza. Estudios recientes han determinado que esta sustancia posee la cualidad de relajar los músculos que se encargan de sostener los vasos sanguíneos y de disminuir la concentración de la sangre en ellos.
  2. Cuenta con altas propiedades diuréticas que estimulan la eliminación de líquidos acumulados en el cuerpo.
  3. Aumenta nuestras defensas naturales.
  4. Posee una acción expectorante que favorece la eliminación de mucosidad.
  5. También es beneficiosa para aquellas personas que presenten dolencias asociadas a inflamaciones en los órganos, como la pancreatitis, entre otras.
  6. Crea una inhibición en el desarrollo de células cancerígenas.
  7. Ayuda a depurar el organismo de diferentes tipos de infecciones.
  8. Ayuda a mejorar el funcionamiento del sistema nervioso y del muscular.
  9. Su consumo habitual puede ser útil para reducir los niveles de glucemia en la sangre.
  10. Puesto que proporciona un aporte importante de fibra, reduce los niveles de colesterol en la sangre.
  11. Alivia dolores articulares relacionados con el reumatismo.
  12. Previene el desarrollo de problemas relacionados con el estreñimiento.
  13. Contribuye a la eliminación de cálculos renales y biliares.

En vista de todos sus beneficios que ofrece, vale la pena comenzar a incluir la sal de apio en nuestra dieta diaria. Pero, ¿qué otros aspectos necesitas conocer?

Que Necesitas

sal de apio

Para las personas que sufren de hipertensión arterial, una de sus preocupaciones más grandes está relacionada con la manera en la que tienen que condimentar sus comidas. En especial, en el caso de aquellos que disfrutan de la ingesta de alimentos salados.

Hoy día, es posible encontrar una amplia variedad de sales dietéticas que son recomendadas para el uso de este tipo de personas, las cuales actúan como un sustituto de la sal común o sal de mesa, una de ella es nada más y nada menos que la sal de apio.

De hecho, este tipo de sal es una de las mejores opciones que hay disponibles para reducir el consumo diario de la sal común, ya que es un producto natural al que no se le ha añadido ningún tipo de conservantes y que, además, puede emplearse con mucha facilidad en la cocina.

Asimismo, necesitas saber que las semillas de esta hortaliza se consiguen en las flores blancas que brotan de ella. Estas poseen un tamaño diminuto y son de color castaño. Puedes emplearlas para preparar guisos, condimentar embutidos, para espolvorear sobre sopas y ensaladas, etc.

Las semillas de apio son ricas en aceites esenciales y, por otra parte, aportan muchas vitaminas y sales minerales al organismo. Pero, ¿te has preguntado qué recetas puedes preparar usando sal de apio? Estaremos compartiendo contigo algunas recetas muy sencillas.

Consejos

Si no sabes cómo puedes incluir la sal de apio en tus comidas, a fin de sacarle el máximo provecho, ¡que no se te vaya el loro! Estaremos compartiendo contigo algunas ideas interesantes para que las prepares hoy mismo, si así lo deseas.

Ensaladas

sal de apio

 

Una de ellas es la ensalada crujiente marroquí. Para ello, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 1 pimiento rojo.
  • 1 pimiento verde.
  • 1 cebolla morada.
  • 1 guindilla.
  • 1 apio grande.
  • 1 manojo de perejil fresco.
  • 1 puñado de hojas de menta fresca.
  • 30 ml de aceite de oliva extra virgen.
  • El zumo de una lima o de un limón.
  • Sal de apio al gusto.
  • Pimienta negra recién molida.

Lo primero que tienes que hacer es lavar y secar bien todos los vegetales. Luego, pica todos los pimientos en cuadritos pequeños y desecha todas las semillas. Pica muy finamente la cebolla morada y el apio. En caso de que sea necesario, pela sus filamentos.

Después, procede a abrir la guindilla, retira todas sus semillas y pica finamente. Mezcla todos los ingredientes dentro de un cuenco de gran tamaño. Luego, pica el perejil, agrega el aceite de oliva y el zumo de la lima. Finalmente, aliña usando la pimienta negra y la sal de apio. Mezcla bien y ¡listo!

Un pescadito

sal de apio

Para hacer un delicioso bacalao guisado con verduras, deberás ubicar los siguientes ingredientes:

  • 350 gramos de bacalao desalado.
  • 1 cebolleta grande.
  • 2 dientes de ajo.
  • 1 rama de apio.
  • 1 pimiento rojo pequeño.
  • 1 pimiento verde pequeño.
  • 5 patatas medianas.
  • Hojas de laurel.
  • 3 tomates en conserva natural.
  • 50 ml de pulpa de pimiento choricero.
  • Pimentón dulce.
  • Caldo de verduras o agua en cantidad necesaria.
  • Pimienta negra recién molida.
  • 1 calabacín grande.
  • Sal de apio.
  • Aceite de oliva extra virgen.
  • Perejil fresco al gusto.

Limpia bien el bacalao y retira con cuidado su piel y sus espinas, desmígalo o córtalo en trozos de un bocado, luego reserva.

El siguiente paso será lavar muy bien todas las verduras y picar finamente la cebolleta, así como los dientes de ajo. Corta en cubos los pimientos y trocea el apio. Luego, corta el calabacín en rodajas de media luna y pela las patatas.

Coloca aceite de oliva en una cazuela y poncha las cebolletas junto con una pizca de sal de apio. Agrega los dientes de ajo junto con las hojas de laurel, remueve e integra los pimientos y el apio troceado. Permite que se cocinen un poco antes de añadir la conserva de tomate y la pulpa del pimiento choricero.

Permite que se cocine por unos 4 o 5 minutos, antes de incorporar el calabacín, las patatas, el pimentón dulce y la sal de apio. Renueve bien, cúbrelos con el caldo de verduras y, cuando haya hervido, baja el fuego y tapa la cazuela.

Deja que se cocine por unos 30 minutos aproximadamente y vigila el nivel del líquido para que el guiso no se quede sin nada. Hacia el final del procedimiento, incorpora el bacalao y remueve. Finalmente, sírvelo con un poco de perejil finamente picado.

Bloody Mary

sal de apio

Por si esto fuera poco, también puedes preparar bebidas usando sal de apio, ¿sabes cuál es? Se trata del Bloody Mary. Para ello, necesitarás estos ingredientes:

  • 1 rama de apio fresco.
  • 210 ml de zumo de tomate.
  • 70 ml de vodka.
  • Un poco de caldo de carne para potenciar el sabor.
  • 15 ml de jugo de limón.
  • Un toque de salsa Perrins.
  • Dos gotas de tabasco.
  • Sal de apio.
  • Pimienta negra.
  • Cubitos de hielo.

Coloca dentro de una coctelera los cubitos de hielo junto con el vodka. Luego, añade uno a uno el resto de los ingredientes, excluyendo al tomate y la rama de apio. Estos los debes dejar en el vaso en donde vas a servir la bebida.

Agita la coctelera e incorpora el jugo de tomate al finalizar para que no vaya a perder su textura. Sirve la bebida en un vaso alto decorado con la ramita de apio, la cual se encargará de aportar aroma a este reconstituyente natural.

Como has podido darte cuenta, se trata de recetas muy sencillas, pero, al mismo tiempo muy variadas. De modo que serán una excelente opción para todos los gustos. Además, con ellas, estarás aprovechando la sal de apio de la mejor manera.

Recuerda que también puedes usarla para espolvorear cualquier tipo de sopas, cremas o ensaladas. Sin embargo, no excedas su uso. La intención es poder reducir la ingesta diaria de sal de mesa. Si abusas de la sal de apio, no estarás logrando nada.

¿Qué esperas para comenzar a utilizar la sal de apio en tus comidas? Sus grandes beneficios están esperando por ti.

 

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.