¿Has oído hablar alguna vez del bicarbonato de sodio? ¿Sabes para qué sirve, cómo puedes usarlo y cuáles son sus propiedades? En doncomos queremos enseñarte todo lo que tienes que saber sobre el bicarbonato de sodio. Cómo tomarlo, sus propiedades y beneficios. No dejes de leer las siguientes líneas para aprenderlo. ¡Comencemos!

¿Qué es el bicarbonato de sodio?

El bicarbonato de sodio es un compuesto sólido de aspecto cristalino y de color blanco. Se disuelve en agua y tiene un suave sabor alcalino. Muy parecido al del cabornato de sodio. Se puede encontrar de manera natural o bien fabricarlo de modo artificial. El bicarbonato de sodio es también conocido como bicarbonato de soda, bicarbonato sódico, carbonato ácido de sodio y hidrogenocarbonato de sodio.

El bicarbonato de sodio se caracteriza por su capacidad de liberar dióxido de carbono. Por este motivo se utiliza en la producción de gaseosas, y en las panaderías como aditivo dentro de las levaduras. Pero no solamente se usa para fines alimenticios. Por ejemplo, el bicarbonato de sodio es uno de los componentes principales de los polvos que contienen los extintores de incendios. También se usa en los productos de hogar y para curar pequeños malestares.

Algo más de historia sobre el bicarbonato de sodio

Como avanzábamos unas líneas más arriba el bicarbonato de sodio se puede encontrar de forma natural dentro del natrón. Este mineral se caracteriza por contener una importante cantidad de este producto. Por este motivo, desde la antigüedad, se ha considerado un mineral muy precisado. Por ejemplo, los antiguos egipcios usaban el bicarbonato que contiene el natrón para fabricar jabones. Poco a poco comenzó a procesarse y a utilizarse en las panaderías.

No sería hasta el siglo XIX, exactamente en 1846, cuando los doctores Austin Iglesia y Dwight John comenzaran a fabricar y vender el actual bicarbonato de sodio. Durante el siglo XIX este componente se haría famoso dentro de los libros de cocina. Sin embargo, a partir del siglo XX, en 1930, comenzó a utilizarse como producto médico.

Hoy en día muchas personas desconocen, o ya no recuerdan, que el bicarbonato de sodio no solo es útil para la limpieza y la alimentación. Sino que es excelente como tratamiento médico.

Desde doncomos queremos hacer un recorrido por sus principales usos. Para que aprendas cómo tomarlo, sus propiedades y beneficios.

Algunos usos medicinales del bicarbonato de sodio

Durante mucho tiempo el bicarbonato de sodio ha sido utilizado por sus propiedades medicinales. Sin embargo, como decimos siempre desde doncomos, no somos médicos. Por este motivo, antes de decantarte por utilizar este producto o cualquier otro por sus fines medicinales, es mejor que consultes a tu médico de cabecera. Él sabrá orientarte y recomendarte lo mejor para tu caso clínico concreto. No obstante, queremos hacer un repaso para ti de los principales usos medicinales del bicarbonato de sodio.

Bicarbonato de sodio como antiácido

Mezclar agua con bicarbonato de sodio puede ser una opción excelente para luchar contra la acidez. Al ser un potente antiácido sirve para hacer frente a los problemas digestivos más comunes. Muchas personas que padecen de reflujo lo alivian tomando agua con bicarbonato. Esta mezcla neutraliza el ácido clorhídrico del estómago eliminando los problemas de acidez de raíz.      Además, gracias a la efervescencia que surge al combinarlo con agua, se libera gas del cuerpo aliviando la hinchazón que puede provocar una mala digestión.

Bicarbonato de sodio para regular el ph del cuerpo

Además de un potente antiácido, está demostrado que beber agua con bicarbonato de sodio proporciona una mayor alcalinidad al organismo. El bicarbonato de sodio regula el ph alcalino en el cuerpo. Regular el ph alcalino general en tu cuerpo no solo tiene buenos resultados contra la acidez. Parece que la aparición de muchas enfermedades actuales está relacionada con niveles crónicamente elevados de acidez en el organismo. Entre las enfermedades más comunes que parecen ligadas a esos altos niveles de acidez se encuentran el cáncer, la osteoporosis e incluso la artritis.

Bicarbonato de sodio contra la gripe y el resfriado común

Precisamente por la capacidad del bicarbonato de sodio de regular el ph alcalino del cuerpo este producto se ha usado desde siempre para luchar contra los catarros. Según la compañía Arm & Hammer Baking Soda Medical Uses, una de las primeras en utilizarlo con fines medicinales, este producto es excelente para hacer frente a los catarros. De hecho, según su primer folleto publicado a tal efecto, que data de 1924, los éxitos clínicos de la compañía usando este producto contra el catarro eran espectaculares. Las dosis que recomendaban, y que hoy en día se siguen utilizando, eran las siguientes:

  • Día 1. Mezclar ½ cucharadita de bicarbonato de sodio en un vaso de agua fresca. Tomar seis dosis (es decir, la mezcla multiplicada por seis) con un intervalo de dos horas entre cada una.
  • Día 2. En este caso la dosis se reduce a un total de 4 que también ha de administrarse con un intervalo de dos horas entre cada toma.
  • Día 3. A partir del día 3 se han de tomar un total de 2 dosis de1/2 cucharadita disueltas en un vaso de agua por la mañana y por la tarde.
  • Resto de días hasta la desaparición del catarro. La compañía Arm & Hammer Baking Soda Medical Uses recomendaba seguir administrando una dosis de ½ cucharadita disuelta en un vaso de agua todas las mañanas hasta que los síntomas desapareciesen por completo.bicarbonato de sodio contra el catarro

Bicarbonato de sodio contra los cálculos renales

Uno de los problemas que puede provocar la aparición de cálculos renales es tener una orina muy ácida. Una forma de evitar que esto suceda es regular el ph del organismo. Y como hemos explicado anteriormente, el bicarbonato de sodio lo logra. Por este motivo algunos expertos recomiendan beber bicarbonato de sodio disuelto en agua para evitar la aparición de cálculos renales.

Bicarbonato de sodio contra las quemaduras del sol

El bicarbonato de sodio se considera excelente para luchar contra las quemaduras del sol. Si tu piel se ha visto afectada por una exposición solar demasiado severa puedes usar el bicarbonato de sodio de dos maneras diferentes.

  1. Aplicando una compresa fría con una mezcla de agua y de bicarbonato de sodio directamente sobre la zona afectada.
  2. Tomando un baño en agua con bicarbonato de sodio. En este caso es necesario añadir media taza de bicarbonato al agua de la bañera. Una vez terminado el baño lo más adecuado es dejar que la piel se seque al aire para que el bicarbonato de sodio se adhiera mejor y ayude a aliviar la piel más fácilmente.Bicarbonato de sodio contra las quemaduras de sol

Bicarbonato de sodio contra las picaduras de insectos

Aplicar una pasta a base de bicarbonato de sodio y agua sobre las picaduras de insectos puede ayudar a aliviar la comezón. El porcentaje de bicarbonato en este caso debe de ser mayor que el de agua para crear una especie de pasta. Si lo prefieres puedes aplicar directamente el polvo sobre la picadura.bicarbonato de sodio contra las picaduras de insectos

Bicarbonato de sodio como desodorante

Los desodorantes, por norma general, incluyen entre sus componentes una parte de alumno y parabenos. Muchas personas desean eliminar el uso de estos componentes en su higiene diaria pero sin renunciar a los beneficios del desodorante. Una manera de lograrlo es usando bicarbonato de sodio. Se trata de un producto muy eficaz para eliminar la sudoración y el olor corporal. Es suficiente con mezclar bicarbonato con un poco de agua y aplicarlo sobre la zona. Por ejemplo, las axilas o en los pies.

Bicarbonato de sodio como exfoliante natural

El bicarbonato de sodio también resulta excelente como exfoliante natural. Se puede utilizar tanto en la cara como en el resto del cuerpo. Para preparar la mezcla solo es necesario combinar tres partes de bicarbonato de sodio por una parte de agua. Remueve bien hasta crear una mezcla pastosa. A continuación, y con la piel recién lavada y seca, frota la pasta sobre tu cuerpo o cara con movimientos circulares. Hazlo suavemente y con cuidado. Pronto notarás cómo el bicarbonato exfolia tu piel. Una vez termines de realizar el masaje retira la mezcla con agua tibia abundante. Puedes aplicar tu crema hidratante habitual después de este tratamiento. La mezcla es lo suficientemente suave como para que puedas incorporarla en tu higiene diaria.

Este artículo seguro que también te interesará sobre cómo usar bicarbonato para la caspa.

Algunos usos del bicarbonato de sodio para el hogar

Además de sus beneficios médicos y su uso a nivel alimenticio, el bicarbonato de socio es excelente para la limpieza del hogar.

Bicarbonato de sodio para eliminar la grasa en ollas y sartenes

Muchas personas utilizan una mezcla de bicarbonato de con detergente para eliminar la grasa y los restos de comida endurecida en ollas, sartenes y el resto de vajilla. Para usar este pequeño truco solo es necesario llenar un barreño o parte del fregadero con agua caliente, jabón de vajillas tipo Fairy y dos cucharadas colmadas de bicarbonato de sodio. Si dejas las sartenes u ollas sumergidas en el agua durante unos diez – quince minutos, verás cómo la grasa y los restos incrustados desaparecen por completo de tu vajilla.

Bicarbonato de sodio para limpiar las tuberías

Mezclar bicarbonato de sodio con vinagre de manzana es un truco muy eficaz para limpiar las tuberías sin tener que utilizar productos corrosivos que pueden resultar peligrosos para la salud. Para aplicarlo y que los resultados sean excelentes solo es necesario espolvorear un poco de bicarbonato de sodio. Después echa un poco de vinagre de sidra de manzana por la tubería o desagüe. Pasados unos quince minutos echa agua caliente de manera abundante para que se enjuague bien.

Bicarbonato de sodio para limpiar el horno

¿Odias limpiar el horno? Pues en ese caso este truco te va a encantar. El poder anti grasa del bicarbonato de sodio es estupendo para acabar con la grasa incrustada dentro del horno. Es suficiente con rociar los polvos sobre la zona manchada con grasa y aplicar agua sobre ellos. Deja que el producto repose durante toda la noche y retíralo al día siguiente con ayuda de una esponja y jabón. Verás cómo la grasa incrustada va reblandeciéndose y se puede retirar con mucha más facilidad. Sencillo, ¿verdad?

Bicarbonato de sodio para pulir la plata

Los productos que se utilizan de manera habitual para pulir la plata suelen incorporar unos esmaltes muy tóxicos que no son buenos para nuestra salud. Una manera sencilla de que tu cubertería o piezas de plata recuperen su viveza es usando bicarbonato de sodio. Para ello solo es necesario que sigas este consejo. Llena un barreño o el fregadero con agua caliente. Añade papel de aluminio y un poco de bicarbonato de sodio. Unas dos cucharadas. A continuación sumerge tus piezas de plata en la mezcla y verá qué fácilmente se va la suciedad. Un truco sencillísimo para que tus piezas de plata recuperen su color natural.

Esperamos que estos consejos te ayuden a saber cómo utilizar el bicarbonato de sodio y conozcas cuáles son sus beneficios. Estamos deseando leer tus propios trucos y consejos en el apartado de comentarios.

¿Te ha gustado?
4 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.