Cómo calmar la tos

Tanto si hablamos de la tos seca, como si hablamos de la tos con mocos, la tos sin duda es uno de los peores males del mundo y calmar la tos, a veces es algo urgente.

La tos es ese movimiento involuntario en el cual tenemos como una especie de picor inevitable en la garganta. Este picor es molesto y difícil de corregir, ya que tenemos como una molestia en la parte de la garganta y no podemos eliminarla. La única forma de hacerlo es tosiendo.

También podemos toser cuando tenemos alguna cosa en la garganta y queremos expulsar, ya que la tos realmente es un mecanismo de defensa del cuerpo ante algunas acciones. Sin embargo, la tos no siempre va a ser buena para nosotros.

Cuando aprieta el invierno y no nos sentimos de la forma correcta, calmar la tos se convierte en una prioridad. Cuando tenemos la garganta muy irritada, vamos a estar tosiendo todo el día, algo que sin duda nos va a impedir realizar todas nuestras actividades cotidianas.

Este artículo con remedios caseros para la tos también te puede interesar.

Por ejemplo, si queremos dar una conferencia, no vamos a poder hacerlo de la forma correcta por culpa de la tos. Si queremos hablar con alguna persona, tampoco, ya que la tos va a interrumpir la conversación cada diez minutos.

Sea como fuere, la tos es siempre molesta y por esta razón, debemos tratar de curar la tos en cuanto podamos para poder curarla de la forma correcta. Una tos se puede volver crónica si no la tratamos de la forma correcta y esto podría llevarnos a estar tosiendo durante meses y meses.

Imagínate estar tosiendo todo el día y no poder evitar continuar con esto durante mucho tiempo. En eso consiste la temida tos crónica. Si la tos es molesta si no es crónica, imagínate como sería la tos todo el día. Sin duda, algo muy pero que muy molesto que deberíamos corregir cuanto antes, ya que si no podríamos tener males mayores. En cambio, si logramos actuar a tiempo, la tos será algo que desaparecerá de una forma muy fácil, logrando así la curación total.

Como de costumbre, aquí estamos nosotros para ayudarte y lograr que calmes de una vez tu tos, ya sea una tos seca, una tos con mocos o incluso una tos crónica. Te vamos a ayudar paso a paso a ello y así podrás recuperar tu vida normal y así echar para siempre a este molesto mal de tu vida.

Instrucciones para calmar la tos

  1. Determinar la causa de la tos y corregirla:
    Muchas personas cometen el grave de error de tratar de corregir la tos en primer lugar y olvidarse de las causas de la misma. Esto sin duda es un error, ya que si conseguimos tratar la causa de la tos, vamos a cortar la tos de una manera muchísimo más rápida que si no lo hacemos. Es más, si seguimos con la causa y no la hemos curado, no vamos a poder curar la tos en algunas ocasiones, algo que sin duda es un grave problema, ya que esto no serviría para nada. La tos suele estar causada por factores como por ejemplo un catarro, una gripe, una infección en la garganta o también puede estar causada por un desgaste de esta. También se pueden dar toses crónicas o toses que dan por habernos atragantado de forma momentánea. Sea como fuere, hay que determinar la causa y corregirla. Por ejemplo, si tenemos gripe, tenemos que ir al médico a tratarlo y si tenemos otra cosa como un catarro, los remedios caseros podrían ayudarnos a solucionar este problema. Si consigues solucionar todos estos problemas, la tos será un mal del pasado.
  2. Jarabe para la tos:
    Los remedios de toda la vida suelen ser los más efectivos, ya que por mucho que digan, si les funcionó a nuestros padres y abuelos, a nosotros también. Un jarabe para la tos es un medicamento líquido que alivia los síntomas de la tos y hace que dejemos de toser. Estos jarabes son de distintos tipos, ya que depende mucho de la tos que tengamos de que el jarabe haga un efecto o haga otro. Por ejemplo, un jarabe para la tos seca, será capaz tan sólo de corregir la tos que no tiene mocos y que viene solas. Un jarabe para tos con mocos, pues lo mismo, pero con la tos con mocos. Lo que debes hacer es primero determinar el tipo de tos que tienes y a continuación, proceder a comprar el jarabe que sea para el tipo que andas buscando. Sin embargo, debes también leer las instrucciones del medicamento, para tomarlo según se indique, ya que una dosis baja podría no hacerte ningún efecto y una dosis demasiado alta podría dañar tu cuerpo, así que ten muchísimo cuidado con todo esto.
  3. Hacer gárgaras con miel y limón:
    Este es otro de los remedios caseros que prácticamente se han usado toda la vida, ya que el famoso remedio de hacer gárgaras con miel y limón es un remedio que se lleva usando durante miles de generaciones, tanto por nuestros padres, como nuestros abuelos. Este remedio funciona por la sencilla razón de que hace que la miel alivie los síntomas de la zona, porque es un medicamento natural suave. En cuanto al limón de sobra es conocido su efecto antibiótico natural, el cual sin duda alguna te ayudará a pasar la situación y a conseguir aliviar la tos si lo haces de la forma correcta. La mejor forma de hacer esto, es coger un envase y mezclar zumo de limón con una cucharadita de miel. A continuación, vamos a mezclarlo todo y a remover correctamente, para así hacer que se disuelva y después tomar una cucharada. Una vez que tengamos la cucharada dentro, vamos a hacer gárgaras, algo que vamos a hacer con el objetivo de que se esparza todo bien por la zona de la garganta y así hacer que los efectos se noten de la forma correcta en esta parte. Sin duda alguna, los remedios de siempre siempre nos van a funcionar, así que siempre debemos tener a estos remedios en cuenta.
  4. Las infusiones:
    Las infusiones medicinales siempre nos han gustado aquí, ya que nos pueden ayudar muchísimo a aliviar la tos y también por supuesto a aliviar todo tipo de dolencias y enfermedades que azotan el mundo a diario y que la gente no sabe cómo eliminar. Sin lugar a dudas, las infusiones están muy subestimadas, ya que por poco dinero, podemos curarnos de forma natural y la gente esto no lo valora. Un buen ejemplo de infusión es la famosa manzanilla, la cual tiene una gran cantidad de propiedades medicinales, las cuales sin duda nos va a ayudar a curarnos del todo de esta dolencia. La forma de hacerlo es bebiendo infusiones de manzanilla a diario, algo que servirá para reforzar nuestras defensas y de esta forma lograr una mejor salud y así acabar con la infección en la garganta. Además, también vamos a poder hacer gárgaras con manzanilla, de la misma forma que las hemos realizado con miel y limón. Así vas a lograr hacer desaparecer todos los síntomas de una buena vez, algo que cuesta poco dinero y es barato y fácil de usar.
¿Te ha gustado?
3 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.