Contenido del Artículo

La fosfatasa alcalina se encuentra en niveles bajos en el cuerpo humano como consecuencia de alguna patología. Existen diversas enfermedades que causan la disminución de la fosfatasa alcalina, por lo que por sí misma no se puede determinar de qué enfermedad se trata y será preciso realizar más análisis y estudios médicos para saber los síntomas y diagnosticar la enfermedad que estás padeciendo.

La fosfatasa alcalina es una enzima hidrolasa, cuya función en el cuerpo consiste en eliminar el grupo fosfato gracias a algunas moléculas, entre ellas las proteínas. Esta enzima se encuentran en los tejidos del cuerpo, pero sobre todo en el hígado, los huesos y la placenta, aunque también en los riñones y los intestinos, por lo que es frecuente su aparición en altas cantidades durante el crecimiento de los huesos y durante el embarazo.

La cantidad de fosfatasa alcalina óptima se sitúa entre las cantidades 25U/L a 140U/L (en niños es menor), y sobrepasar estos niveles o no llegar a ellos representa graves problemas de salud. En esta ocasión te mostraremos las causas de la fosfatasa alcalina baja como consecuencia de algunas enfermedades. Te mostraremos algunas de las enfermedades más importantes.

Instrucciones

  1. Empecemos mencionando los posibles síntomas que puedes padecer en caso de que tengas la fosfatasa alcalina baja. Por ejemplo, la fatiga, el estreñimiento, no soportas el frío, la taquicardia, respiras con dificultad o la pérdida grande de peso se incluye en la lista de síntomas.
    Causas de la fosfatasa alcalina baja
    Las causas que causan la fosfatasa alcalina baja son:
  2. Comencemos por la anemia, tanto la de tipo aplásica como perniciosa, muestra bajos niveles de fosfatasa alcalina. La anemia perniciosa se produce por bajas cantidades de vitamina B12. Cuando se padece anemia aplásica hablamos de que el cuerpo no produce nuevas células sanguíneas en cantidades suficientes. Esta anemia presenta síntomas como la fatiga, hemorragias no controladas y la debilidad.
    Causas de la fosfatasa alcalina baja
  3. Enfermedades hepáticas. Teniendo en cuenta que la fosfatasa alcalina principalmente podemos encontrarla en el tejido hepático, su variación puede indicarnos algún tipo de enfermedad grave en el hígado, como la cirrosis (enfermedad que produce la destrucción de las células del hígado) o la hepatitis (que ocasiona una inflamación del hígado).
  4. La hipofosfatasia (niveles bajos de fósforo en sangre) es una enfermedad genética de los huesos muy rara de ocurrir, pero en el caso de que aparezca puede ser muy grave. Ésta afecta al desarrollo de los huesos y los dientes, tanto es así que una persona que lo padezca pierde los dientes de leche mucho antes que otras personas. Entre sus síntomas se encuentran la osteomalacia progresiva, hipomineralización de los huesos o alguna dificultad para respirar.
  5. La leucemia mielógena crónica. En comparación con otros tipos de leucemia, la leucemia mielógena crónica progresa a un ritmo más lento, también se conoce como leucemia mieloide, o leucemia granulocítica crónica. Este tipo de leucemia aparece normalmente en personas en edad avanzada.
    Esta leucemia incrementa los niveles de leucocitos en sangre, aumenta el tamaño del bazo (lo que se conoce como esplenomegalia) y disminuye los niveles de fosfatasa alcalina en el cuerpo. Para el diagnóstico certero de la leucemia mielógena crónica es preciso realizar una biopsia de la médula espinal.
  6. La celiaquía es una enfermedad autoinmune y de origen genético. Esta enfermedad produce intolerancia al gluten. La enfermedad celíaca presenta diversos síntomas, como hinchazón intestinal, dolor estomacal, irritabilidad, etc. Para reducir los síntomas debe se debe suprimir por completo alimentos con gluten, y en algunos casos severos seguir una dieta estricta.
  7. La fosfatasa alcalina baja también puede tener estos niveles en los casos en que las mujeres en la etapa postmenopáusica se administran estrógenos para afrontar la osteoporosis.
  8. El exceso de vitamina D también provoca bajos niveles de fosfatasa alcalina, normalmente se debe al consumo excesivo de suplementos, pero debe averiguarse cuál es la causa de este exceso para poder reducir su ingesta.
  9. El hipotiroidismo es otra causa de la fosfatasa alcalina baja. Para su diagnóstico será preciso realizar la prueba del tiroides, y si este sale en niveles bajos se procederá a seguir un tratamiento para que esta hormona recupere sus niveles normales, y también otros niveles como el de la fosfatasa alcalina.
    Close-up of a female doctor doing a medical examination. The focus is on the mature adult woman being examined. [url=http://www.istockphoto.com/search/lightbox/9786662][img]http://dl.dropbox.com/u/40117171/medicine.jpg[/img][/url]
  10. El escorbuto o mejor conocido como falta de vitamina C, además de presentar niveles bajos en vitamina C también los presenta en los niveles de fosfatasa alcalina. Sus síntomas son debilidad, cansancio excesivo, en sangramiento de las encías, hemorragias y empobrecimiento de la sangre entre otras. La solución para el escorbuto es fácil, sólo se debe ingerir suplementos de vitamina C durante el tiempo que el indique el médico, pasado este tiempo lo más normal es que se vuelvan a repetir los análisis.
  11. También debes tener en cuenta la carencia de zinc y magnesio, puesto que también condicionan unos niveles bajos de fosfatasa alcalina. Estos niveles también se detectan a través de un análisis de sangre, y la solución también consiste en tomar algunos suplementos de zinc, magnesio, o un suplemento más completo con mayor espectro de minerales.
  12. Si como hemos dicho una de las mayores producciones de fosfatasa alcalina se produce en los huesos, es lógico pensar que si los niveles se encuentran bajos algo está pasando con nuestros huesos, al igual que comentábamos del hígado. En algunas ocasiones, los niveles bajos de fosfatasa alcalina se deben a deformaciones de los huesos debido a la edad. Esto es más común en personas en edad avanzada, y no hay mucho que se pueda hacer al respecto, lo más normal es intentar controlar los niveles de la fosfatasa alcalina.
  13. La fosfatasa alcalina baja también puede presentar estos niveles en caso de enfermedades congénitas principalmente en niños, como por ejemplo el cretinismo (déficit en el desarrollo psíquico y físico que también puede venir acompañada de deformidades en el cuerpo)o la acondroplasia (trastorno en el crecimiento óseo de los cartílagos, lo que causa el enanismo).
  14. Ya sabemos que la malnutrición tiene numerosas consecuencias, y es debida a una ingesta insuficiente de nutrientes necesarios para el cuerpo humano. La malnutrición también puede ser la causa de la fosfatasa alcalina baja, por ello, es preciso establecer una dieta equilibrada que incluya frutas y verduras, carnes, hidratos de carbono, etc en la medida recomendada, además de beber al menos un litro y medio de agua al día.
  15. Por último hay que tener en cuenta que una cirugía cardíaca también puede como tener efecto la reducción en los niveles de la fosfatasa alcalina, pero los médicos ya lo tendrán en cuenta y mantendrán estos niveles controlados.

Que Necesitas

  • Análisis de sangre
  • Diagnóstico médico
  • Seguir las recomendaciones médicas

Consejos

  • Si sufres de fosfatasa alcalina baja ten en cuenta que no se puede curar del todo, y sufrir de unos niveles extremadamente bajos por mucho tiempo puede llegar a ser mortal, por lo que es preciso que te hagas revisiones médicas periódicamente.
  • La fosfatasa alcalina baja no puede curarse del todo, pero siempre se podrá recetar algún tipo de medicación, como antiinflamatorios para intentar paliar la enfermedad que lo está ocasionando y también controlar los niveles de fosfatasa alcalina.
  • Si tienes alguno de los síntomas mencionados anteriormente acude a tu médico cuanto antes para que te realice algunos análisis y las pruebas pertinentes para diagnosticar tu enfermedad y ponerte en tratamiento cuanto antes.

¿Te ha gustado?
93 usuarios han opinado y a un 96,77% le ha gustado.