La meditación es una práctica muy saludable y altamente recomendad para el tipo de vida que llevamos. Con la meditación la persona que la ejecuta consigue entrenar su mente y su conciencia con un fin: lograr la relajación. Si aprendes a meditar conseguirás no solamente mayores niveles de relajación, sino también desarrollar más energía y sentimientos positivos, como la compasión o el amor.

¿Meditar es algo natural?

Meditar es una práctica inherente al ser humano, de hecho es algo común a prácticamente todas las culturas. Es más, si estudias un poco la historia, verás que la meditación se desarrolla en casi todo el mundo desde la antigüedad.

meditar

¿Por qué aprender a meditar?

Meditar es ideal para mejorar nuestra salud y para ayudarnos a sanar la mente. De hecho, está demostrado que meditar ayuda a luchar contra la depresión y la ansiedad que pueden provocar el día a día.

Desde el punto de vista de la psicología, puedes usar la meditación para provocar alteraciones en el estado de tu conciencia a un nivel positivo. Hoy en día existen muchas variantes diferentes de meditación, entre las cuales sin duda las más conocidas son:

  • La relajación
  • La respiración consciente
  • El yoga mental

¿Existen distintas maneras de meditar?

Sí, efectivamente. Según Jeremy Holmes y Alberto Pérez Albéiz, las técnicas de meditación pueden clasificarse según el enfoque que tengan. Las dos categorías más amplias son las de

  • la conciencia plena, donde se incluyen todas las técnicas de meditación enfocadas al campo de la percepción y la experiencia.
  • Las de concentración, que se caracterizan por incluir todas las técnicas de meditación basadas en enfocarse a un objeto determinado.

Uno de los principales expertos que puedes encontrar en España, tanto del mundo de la meditación como del yoga, es sin duda Ramiro Calle. Este yogui nacido en 1943 es considerado como el pionero de la introducción del yoga dentro de España. Ramiro Calle ha viajado en multitud de ocasiones a la India para aprender de los grandes maestros espirituales. Hoy en día puedes asistir a sus clases de meditación y disfrutar de la sabiduría de uno de nuestros grandes maestros.

En este artículos sobre Cómo Meditar seguro que también encuentras información muy interesante.

¿Aprender a meditar es difícil?

Realmente no lo es y sus beneficios son tantos que merece la pena aprender a desarrollar esta singular técnica. Desde doncomos queremos enseñarte los pasos que necesitas conocer para aprender a meditar. No tienes más que seguir leyendo…

¿Que necesitas para aprender a meditar?

Para aprender a meditar, vamos a necesitar

  • Leer el siguiente post
  • Tomar nota de estas recomendaciones y aplicarlas, tanto en nuestro hogar como en nuestro lugar de trabajo si tenemos oportunidad de hacerlo
  • Cuanto más asidua sea la práctica de la meditación, mayores serán sus beneficios sobre nuestro cuerpo y nuestra mente

Instrucciones para aprender a meditar

Paso a paso para aprender a meditar

  1. Utiliza ropa ligera y cómoda. Es muy importante que nos encontremos a gusto antes de comenzar a meditar. Por este motivo te recomendamos que utilices ropa muy cómoda y que se adapte correctamente a tu cuerpo. Evita prendas que te aprieten o estorben. Piensa que para meditar hay que mantener posturas determinadas durante bastante tiempo, por lo que si la ropa nos incordia, no podremos concentrarnos en los ejercicios.
  2. Encuentra un lugar tranquilo donde poder meditar. La base de la meditación es la relajación y para relajarnos es conveniente contar con un lugar apacible y calmado. Busca un espacio donde no vayan a interrumpirte y donde puedas concentrarte en tus ejercicios de meditación. Piensa en lugares cómodos y tranquilos. Puedes optar por meditar dentro de casa, en alguna habitación que te relaje o incluso en medio de la naturaleza. Las posibilidades son infinitas.
  3. Mantén una posición cómoda mientras estás sentado. Es importante que mantengas la espalda recta y que puedas relajar todos los músculos de tu cuerpo. No es necesario que cruces las piernas al estilo yogui si no lo deseas o si no re resulta cómodo. En mi caso cruzar las piernas de ese modo es prácticamente una postura natural, por lo que para mí es la más cómoda. Pero puede que en el tuyo debas recurrir a otra posición. Una vez logres la posición más adecuada, es el momento de cerrar los ojos y relajarse. Puedes respirar profundamente para lograr un nivel de relajación óptimo y de manera adecuada.posición cómoda
  4. Cuenta hacia atrás. Con los ojos cerrados, la espalda recta y los músculos relajados, es el momento de comenzar a contar de 100 a 0 a modo de mantra. Hazlo lentamente y concentrándote en la respiración, que ha de ser relajada y suave. Es normal que en este proceso se crucen varios pensamientos por la mente. No intentes evitarlos, déjalos pasar de manera natural y permite que se marchen del mismo modo que llegaron. Una vez lo logres, sigue concentrándote en la cuenta atrás y en tu respiración rítmica y acompasada. Nota cómo el aire pasa por tus pulmones, sube por tu garganta y es expulsado por tu nariz o tu boca. Inspira y Expira centrándote en estas sensaciones.
  5. Una vez que hayas acabado con la cuenta regresiva y estés en un grado de relajación pleno, es el momento de concentrarse en imágenes o pensamientos. Este es el momento de la visualización. Este es el paso más importante de la meditación, pues es el momento que utilizamos para colocarnos en contacto directo con nuestro subconsciente. Debes de centrar tu mente en lugares que te hagan sentir bien o en pensamientos positivos que carguen de energía y positivismo tu espíritu. Rodéate de buenos pensamientos y de escenas agradables. El resultado terapéutico de esta práctica es verdaderamente impresionante. Piensa que en este punto puedes alcanzar una especia de estado de auto-hipnosis en el que puedes reprogramar tu mente. Si empiezas a llenarla de pensamientos positivos en un punto de relajación tan elevado, es normal que luego esta actitud mental se convierta en un hábito a lo largo del día.visualización
  6. Practica la meditación entre 10 y 15 minutos cada día. Es muy importante que seas constante en la práctica de la meditación. Aunque se trata de ejercicios sencillos es muy complicado aprender a desconectar y obligar a nuestra mente a que vague por pensamientos positivos e imágenes que nos hacen felices. Hacerlo cada día durante 10 o 15 minutos, no solamente te ayudará a sentirte mejor, sino que te servirá de entrenamiento para que sepas vaciar tu mente de pensamientos negativos. Algo muy importante y que pocas personas saben hacer.Cómo aprender a meditar

Consejos para aprender a meditar

Un último consejo para aprender a meditar

Llegar a un grado de relajación total es a veces algo complicado. Contar hacia atrás es una manera muy útil de conseguir relajarnos, pero hay otras muchas de lograrlo. Por ejemplo, pensar en el mar, en las olas, en cómo va y viene el agua por la playa. Muchas personas comienzan creando una imagen del mar encrespado, con mucha resaca y olas. Esta imagen se asocia a la idea de nuestros pensamientos, en ese momento revueltos y que necesitan ser calmados. Poco a poco, al igual que nuestra mente, la resaca marina se calma y el mar se amansa, igual que nuestros pensamientos.

También puede ayudarte a concentrar la mente y evitar otro tipo de pensamientos el utilizar música relajante. Puedes encontrar muchos cds y música por internet directamente creada para meditar.

¿Te ha gustado?
5 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.