La fiebre es una parte de la defensa del cuerpo contra las infecciones. Aunque la fiebre no es una enfermedad, si es superior a una temperatura de 40 º C (104 º F), puede llegar a ser muy peligroso. Sin embargo, para la mayoría de las fiebres, no hay más remedio que quedarse en casa descansando y sintiéndose relajado, pero si este simple consejo no funciona a continuación enumeramos algunos remedios que han funcionado a lo largo de los años.

Instrucciones para bajar la fiebre

  1. Toma un baño. Si quieres algo de alivio y un tratamiento para la fiebre puedes ir a relajarse en una bañera llena de agua fría. El agua ayudará a refrescar la piel y se evapora a medida que tu cuerpo se vaya enfriando provocando un descenso de su temperatura corporal.
  2. Humedezca su cuerpo. Si un baño no suena demasiado atractivo, usa una toalla húmeda en su lugar. Remoja la toallas en agua fría y apliacla  por encima de tu cuerpo. Una vez más te beneficiará de la refrigeración por evaporación. Deja un paño en la frente para aliviar las molestias causadas por la fiebre.
  3. Baja la temperatura ambiente. Reduce la temperatura de tu casa para ayudar a mantener la calma. La reducción de la temperatura ambiente probablemente te hará sentir más cómodo y también ayudará a reducir la temperatura de tu cuerpo. Un ventilador proporcionará un alivio adicional.
  4. Retira las capas de ropa. Ponerte bajo capas de ropa atrapa el calor y la temperatura, lo que hace que la fiebre dure más de lo normal. Usa sólo unas pocas capas de ropa y sólo usa una manta para períodos de escalofríos. En la cama, usa sólo una sábana y des hazte de la manta o edredón.
  5. Descansa mucho. Tu cuerpo está luchando contra una enfermedad y necesita mucha energía para curarse a sí mismo. Ayudado limitando tu actividad, descansa y duerme lo más posible. Evita moverte mucho y si es necesario, tomate un día libre del trabajo
  6. Ten una dieta líquida y de fruta. Algunos nutrientes en los alimentos pueden alimentar a las bacterias que están causando tu enfermedad y la fiebre que acompaña. Por lo tanto, lo mejor es hacer padecer hambre a tu enfermedad por ayuno, mientras que tienes la fiebre. Por otro lado, los antioxidantes empaquetados en fruta parecen reducir la fiebre también. Por lo tanto, mientras que la fiebre persiste inunda tu cuerpo con los antioxidantes que se encuentran en la mayoría de las frutas. (Se han demostrado ambos enfoques para reducir la gravedad de una fiebre)
  7. Manténte hidratado. Junto con el descanso, tu cuerpo necesita mucho líquido para combatir la enfermedad y la alta temperatura, especialmente si estás en ayunas. Necesitarás beber agua con frecuencia durante el día y complementarla  con caldo y jugos.
  8. Permanece en interiores. A menos que ya estés al aire libre cuando la fiebre se enciende, lo mejor es acurrucarse y descansar en el interior donde de casa donde la temperatura no va a cambiar mucho. Si tienes que estar al aire libre mientras que sufres la fiebre intenta que el tiempo sea el mínimo posible.
  9. Utilice un aceite desinfectante. Para los bebés menores de dos años de edad, se les puede frotar todo el cuerpo con aceite puro de oliva antes de ir a la cama y se envuelven bien en ropa de algodón y una manta. Darles un baño por la mañana para quitar el aceite es aconsejable. Este paso funciona bien con los calcetines un poco húmedos.

¿Que necesitas para bajar la fiebre?

  • Termómetro
  • Ibuprofeno
  • Infusion
  • Cubitos de hielo

Consejos para bajar la fiebre

Si el tener fiebre se está alargando aquí puedes encontrar algunos buenos consejos.

Que alimentos comer. Además de la refrigeración de tu cuerpo desde el exterior, el consumo de alimentos fríos ayuda a reducir la temperatura del cuerpo de dentro hacia afuera. Comer un helado es a menudo una reductor de la fiebre, pero otros alimentos como fruta, yogur y puré de manzana son los más aconsejables.

Toma un medicamento para reducir la fiebre. Varios medicamentos están dirigidos específicamente ha los procesos de fiebre: acetaminofeno, ibuprofeno, la aspirina. Tome estos medicamentos como sugiere la etiqueta para ayudar a reducir la fiebre y deje aconsejarse por un médico antes de tomarlos.

Beba té de hierbas. Las hierbas de sus armario y jardín no son sólo buenos para cocinar, algunas también ayudan a reducir la fiebre. Las hierbas favoritos para la reducción de la fiebre incluyen la raíz pleuisy, menta, cáscara de limón, hierba luisa, melisa, eufrasia, Echinacea, hoja purpurea, matricaria, hojas de stevia, flor de saúco, milenrama, hierba gatera, salvia, bálsamo de limón, la miel y el vinagre de sidra de manzana. Una sola hierba o una combinación de hierbas, agregar la miel al gusto y a continuación dejar enfriar y beber el té durante todo el día puede ser un remedio casero y milagroso.

Aquí te dejamos algunas recetas rápidas de infusiones para solucionar el como bajar la biebre.

  • Hacer una crema de té tartar mezclando 1 ½ cucharaditas (25 g) de crema de tártaro, ½ cucharadita (7,5 g) de jugo, ½ cucharadita (2.5 ml) de miel y 2 ½ tazas (600 ml) de agua. Mezcla los ingredientes y disfruta plenamente.
  • Crear un té mezclando 1 cucharadita de albahaca con ¼ de cucharadita de pimienta y agua. Mezclando los ingredientes juntos durante unos 5 minutos, y luego colar y beber el té.
  • Mezcla 1 cucharada (15g) de orégano y 1 cucharadita (15 g) de mejorana con una pinta (475 ml) de agua. Deja que la mezcla hierva a fuego lento durante un par de minutos y deja enfriar. Esto se puede servir durante días, si se refrigera entre cada colada.
  • Agua de manzana. Hervir una manzana mediana con 1.5 tazas (350 ml) de agua hasta que la manzana esté suave. Vierta la mezcla por un colador para quitar la pulpa. Agrega la miel (al gusto) y deja enfria
  • Hacer una infusión. Una infusión le ayudará a dormir, mantenerse hidratado y también ayudan a bajar la fiebre. Picar una lechuga y verter una olla de agua sobre él. Dejar la mezcla en remojo durante 15 minutos y luego colar. Agregar la miel para endulzar, deja que la mezcla se enfríe, y luego bebe periódicamente durante todo el día
  • Prueba el jugo de pasas. Un poco diferente, el jugo de la pasa se ​​hace cortando hasta ¾ de taza (115g) de pasas y añadiendo 7 ½ tazas (1,75 l) de agua. Deja que los dos lleguen a ebullición, retirar del fuego, dejar enfriar, luego colar. Deja que el jugo fresco, y beber 6 veces al día
  • Remoja el ajo en el agua. Mezcla 1 diente de ajo con una taza (225 ml) de agua y deja que la mezcla repose. El ajo se debe eliminar antes de consumir y se ha de beber muy lentamente. Esto puede reducir la probabilidad de otra fiebre y aliviar los síntomas de la fiebre.
  • Tomar raíz de Angelica. Crear una infusión de raíz de Angelica mezclando la raíz finamente picada al agua caliente y póngala a hervir a fuego lento. Permite que el té se enfríe antes de consumir. Un poco de miel se puede agregar para endulzar la mezcla

Si quien padece la fiebre es un niño pequeño relájate y apoya a tu hijo. Cuando los adultos entran en pánico los niños se sienten esto y hace que sea mucho más difícil para ellos para sanar.
Asegúrate de que tu hijo beba mucho líquido, agua , jugos naturales y tés de hierbas.

Si la fiebre persiste por más de tres días o no responde a ninguno de los métodos anteriores acude a un médico calificado.

Hemos de recordar siempre que la fiebre no es nuestro enemigo público número uno. Es una defensa maravillosa que nuestro cuerpo utiliza para combatir la enfermedad pero saber la causa y cómo bajar la fiebre siempre será de utilidad.

¿Qué causa la fiebre?

La fiebre es una respuesta natural a la infección o la enfermedad. Muchas enfermedades se desarrollan a temperatura normal del cuerpo, y la fiebre es una buena indicación de que el sistema inmunológico está funcionando para protegerse de la infección. De hecho, la fiebre es una buena señal, ya que significa que el cuerpo está respondiendo y combate la infección, y en la mayoría de los casos, es parte de una respuesta natural del cuerpo que se debe permitir que continúe.

La fiebre puede ser causada por una enfermedad bacteriana o viral, o en raros casos por envenenamiento, golpe de calor, toxinas ambientales, o de un mal funcionamiento del hipotálamo. Para la mayoría de nosotros, la fiebre es causada por una simple infección (por lo general un virus) y se desvanecerá por sí misma cuando el cuerpo se cure. De hecho, en la mayoría de los casos, una fiebre de menos de 103 no causará daño cerebral , y la fiebre derivada de una infección por lo general no va a ir por encima de esto a menos que otros factores (entorno caliente, etc) estén presentes. En muchos casos, las personas que sufren daño cerebral u otros problemas de una enfermedad sufren esto desde la propia enfermedad, no por culpa de la fiebre, los médicos afirman que una fiebre de menos de 107 es poco probable que cause daño cerebral si no van acompañados de síntomas más graves.

Si uno de los miembros de mi familia tiene una fiebre de menos de 103 a 104 grados, y no es el resultado de una intoxicación, infección bacteriana grave, golpe de calor, o toxinas,  lo mejor es esperar a que pase, controlar los síntomas y tomar medidas hacer que la persona esté más cómodo pero siempre es importante hacer su propia investigación y hablar con un profesional médico si la situación lo justifica.

¿Te ha gustado?
6 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.