Cómo Calmar la Ansiedad

A lo largo de todo el artículo nos enfocaremos en hablar sobre algunas de las técnicas para Calmar la Ansiedad. Así como un enfoque profundo hacia este trastorno, Que hoy día empieza a tomar cada vez más importancia. A tal grado que en países como España, el porcentaje de gente que padece este trastorno es cada vez mayor, Incluso más que las personas que presentan casos de depresión.

El querer calmar la ansiedad, pasa por tratar de adquirir el control sobre tus estados afectivos. Te enseñaremos a dominar una variedad de técnicas de relajación y descubrir algunos trucos. Trucos que en muchas ocasiones han demostrado ser efectivos para controlar y superar ese estado psicológico en una persona.

El hombre no está preocupado tanto por problemas reales como por sus ansiedades imaginadas sobre problemas reales

Una frase muy sabía y profunda atribuida por el filósofo griego Epíteto. Frase la cual si nos detenemos a analizar, llegaremos a la conclusión de que tiene mucha razón. Y no lo mencionamos solo por adular a al filósofo citado, sino por la veracidad de su significado.

Además es una frase que viene excelente para recordarnos una de las principales artimañas de la ansiedad. Ya que esta pudiese verse en un sentido metafórico, como un parásito psicológico que se alimenta de tus pensamientos. Quizás nuestras palabras tienten de ser exageradas, pero la verdad es que no está muy lejos de ser cierto. Aquellos que han presentado algún ataque de ansiedad entenderán mejor el significado de lo que decimos.

¿Qué es lo que ocasiona la Ansiedad?

Muchas veces la ansiedad se origina de los pensamientos que nosotros mismos nos infundimos al estar adelantando un futuro que por supuesto, aun no llega. Y lo hacemos imaginando el peor de los casos o viviendo las peores situaciones que se puedan ocasionar de tal predicción. «Y si digo ‘acepto’ y luego me arrepiento de haber tomado esta decisión. ¡Resultando en ser la peor decisión de mi vida!» Si, ese es un ejemplo muy válido.

Evidentemente el saber cómo lidiar o controlar este estado resulta esencial para poder sentirnos mucho mejor. De esta manera seremos mucho más efectivos al prevenir o evitar los problemas tanto de salud como mentales asociados con la ansiedad. La pregunta del millón es… ¿Cómo supero o calmo la ansiedad? No te preocupes, esa interrogante será respondida a continuación, con las técnicas que te mostraremos para tratar la ansiedad.

Instrucciones para Calmar la Ansiedad

Realmente más que instrucciones son técnicas que te ayudaran a calmar la ansiedad. Y como ya hemos mencionado anteriormente, las técnicas que te presentaremos más adelante,  son técnicas  realmente efectivas para tratar la ansiedad. Claro está que para poder ver óptimos resultados tú debes de aportar cierto grado de compromiso o determinación. No se lucha contra la ansiedad solo leyendo el artículo, sino también ejerciendo lo explicado en el mismo.

Aprende a decirte «¡Alto!».

Saber cuándo detenerte o parar es una habilidad que pocos dominan, no solo en ámbitos psicológicos o que estén relacionados con la ansiedad, sino en general el ser humano parece que por naturaleza no sabe cuándo detenerse.

Alto a la Ansiedad

Pero Retomando el enfoque hacia el tema principal, saber manejar este término y tenerlo a la mano para saber aplicarlo en ti mismo resultara en un Insta kill cada vez que tu cabeza empiece a irse por las ramas con esos pensamientos que te generan ansiedad.

Si bien es la técnica más eficiente y rápida, su domino no es el más sencillo por lo mencionado previamente. De hecho, si logras dominar esta técnica en poco tiempo. Adquieres todo el derecho de considerarte una persona sorprendente y fuera de la media.

La mejor manera de practicarlo es decirte en cada momento de ansiedad «¡ALTO!», «Ya basta», «STOP». Eh incluso imaginando que apartas cada pensamiento con la mano, como si de unas moscas se tratasen.

Esta técnica la puedes complementar perfectamente con la siguiente…

Calma la Ansiedad Haciendo Algo.

Así mismo, sin rodeos y de manera inmediata. Realiza cualquier actividad que cambie el foco de atención de tu cerebro, algo que te ayude a distraer la mente mientras la ocupas en la actividad.

Si te encentras reposando en la sala de tu casa y empiezas a experimentar estos pensamientos intrusivos. ¡LEVÁNTATE! Ve a mirar la tele, ponte a jugar algún videojuego, lee un libro o si te es posible, llama a un amigo para que te visite y pasen el rato.

Respirar Profundamente Aún es Válido.

Respira profundo, cuenta hasta diez y apacigua tu mente. Quizás es la recomendación más común para este tipo de situaciones, y si tanta gente la recomienda es porque muy efectiva ha de ser. Esta más que comprobado que es de las técnicas más efectivas para calmar la ansiedad.

¿Te has dado cuenta que cuando tenemos ansiedad respiramos de forma superficial? Esto es una realidad, y como debes imaginar empeora los síntomas.

Respirar profundo, esa es la clave. Hay una técnica de respiración llamada «Respiración abdominal». Realízalo durante 5 minutos, las probabilidades de que en ese tiempo logremos alcanzar un estado de relajación son altas, a continuación te daremos las instrucciones para aplicar esta técnica.

  1. Siéntate o acuéstate adecuadamente. Coloca una mano sobre tu abdomen, para ser más exactos debajo de tus costillas.
  2. Inhala el aire lentamente y solo por tu nariz. Hazlo lo más bajo que puedas, veraz como tu abdomen se eleva y mientras lo haces, tu pecho se moverá lentamente.
  3. Retiene el aire por un momento antes de exhalar.
  4. Por último exhala lentamente todo el aire. Sentirás como si tus brazos y piernas se «desploman». No te preocupes, esa es la sensación que buscamos.
  5. Repite el proceso durante 5 minutos o el tiempo que consideres necesario.

Debes de realizar este pequeño ejercicio por tan solo 5 minutos, no te quitara mucho tiempo y créenos que vale la pena intentarlo. Te podemos recomendar que durante esos 5 minutos hagas de entre 2 a 3 series de 10 repeticiones.

Consejos para Calmar la Ansiedad

Te hemos dado algunas técnicas muy buenas para lidiar con la ansiedad. Esperamos que esas técnicas te sean de utilidad y logres sacarle el máximo provecho. Sin embargo te brindaremos de unos consejos muy útiles y que son complementarios a la información dada.

El primero se trata de evitar los estimulantes como la nicotina, el azúcar y la cafeína. En especial esta última, ya que posee un efecto estimulante que te hace estar más alerta.

Cafeína y ansiedad

Sabemos que esto puede resultar en una ventaja para determinadas circunstancias, pero para el caso de presentar un caso de ansiedad, solo funcionara como combustible al «fuego». 

Hay que tener en cuenta que la cafeína esta en muchos productos, eso significa que tu taza de café, esa que te tomas por las mañanas no es la única dosis de cafeína que ingieres. Por ejemplo en productos como las bebidas energéticas o la Coca-Cola suelen tener un considerable nivel de cafeína.

El segundo consejo que queremos aportar, es practicar algún deporte. Es un consejo que no es viable para todo el mundo, o en todo momento, pero la verdad es que resulta ser una de las maneras más potentes de luchar contra la ansiedad. Por ello invitamos a tenerlo en mente siempre que tengas la oportunidad.

Y sin más que decir, esperamos que todo lo expresado en el artículo te sea de utilidad en tu batalla por calmar la ansiedad. Si aún quieres leer más blogs relacionados con la salud, porque no pruebas leyendo el siguiente artículo sobre «Neumonia en niños«. Estamos seguros llamara tu atención.

 

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.