Cómo combatir el estreñimiento con remedios naturales

El ser humano tiene necesidades, unas son básicas, mientras que otras no. En la satisfacción de esas necesidades encuentra bienestar, tranquilidad y felicidad. Si se pasa por alto alguna de ellas, podría causar el efecto contrario y hasta provocar diferentes problemas de salud.

Por ejemplo, una persona que tiene hambre, es probable que pueda soportarla por uno o dos días. Luego de ello, se comenzarán a presentar una gran cantidad de síntomas o señales de alerta que indicarán que algo anda mal, como desvanecimientos, falta de fuerza, visión borrosa, etc.

Si esta situación se prolonga, la vida de la persona corre mucho peligro. Lo mismo podríamos decir con la necesidad de tomar agua, las consecuencias de la deshidratación pueden ser fatales para el ser humano.

Asimismo, es necesario dormir y eliminar los residuos del cuerpo, como la orina y las heces. No obstante, hay quienes, por una razón u otra, se les dificulta satisfacer estas necesidades naturales y padecen de estreñimiento.

Si ese es tu caso, de seguro estás al tanto de todos los inconvenientes y molestias que esto puede ocasionar. Por ejemplo, inflamación y dolor abdominal, tener menos de tres evacuaciones por semana, sensación de obstrucción en el recto, etc.

Pero, ¿qué puedes hacer para combatir el estreñimiento? Hay quienes opinan que la medicina natural es la mejor, ya que de ella se originaron los diferentes fármacos utilizados y recetados por los médicos. En dicho caso, ¿qué recursos naturales te serán de ayuda para combatir el estreñimiento?

Durante este breve artículo, estaremos compartiendo contigo algunas recomendaciones que te serán de mucha utilidad. Lo mejor de todo es que podrás ponerlas en práctica porque no requieren del uso de elementos difíciles de encontrar. Todos los suministra la sabia madre naturaleza. Por eso, no dejes de leer este artículo por nada.

Instrucciones para combatir el estreñimiento con remedios naturales

estreñimiento

Por lo general, la primera reacción de quienes sufren de estreñimiento es recurrir al uso de laxantes naturales o farmacológicos. No obstante, el riesgo que esto implica es que, con el paso del tiempo, el cuerpo se acostumbra a ellos y los intestinos dejan de moverse haciendo que solo reaccionen ante la influencia de los laxantes. Es decir, solo evacuarás cuando los tomes.

Para evitar que esto te pueda suceder, sigue estas instrucciones para tratar el estreñimiento de forma natural:

  1. Aceite de ricino: extrae las semillas de ricino y toma unos 15 ml como un laxante estimulante. Puedes hacerlo en forma de infusión. No obstante, nunca consumas las semillas de forma directa ya que son tóxicas.
  2. Lino: coloca de dos a tres cucharadas pequeñas de semillas de lino en agua y déjalas macerar durante toda la noche acompañadas de unas ciruelas secas. Al día siguiente, procésalas junto con el agua y tómatelas.
  3. El tamarindo: toma 15 vainas de tamarindo, extráeles la pulpa y retira las semillas. Luego, colócalas en un litro de agua y deja que hiervan durante unos 15 minutos. Pasado ese tiempo, deja que reposen, fíltralas y endulza solo un poco. Esta es una bebida muy agradable y efectiva para combatir el estreñimiento.
  4. El agar agar: lo puedes usar tanto en sopas, como para espesar las salsas. Solo tienes que mezclar unos 30 gr de agar agar con algún líquido, como caldo de verduras, de carne o algún zumo, para luego incluirlo en las comidas.

Estas plantas pueden ayudar a la hora de regular el tránsito intestinal. Pero, ¿qué más necesitas para combatir el estreñimiento sin recurrir a otro tipo de medicamentos?

¿Que necesitas para combatir el estreñimiento con remedios naturales?

estreñimiento

Si quieres aliviarte del estreñimiento rápido y de manera natural, cambia tu estilo de vida desde hoy. Algunos de estos cambios son:

  • Consume una mayor cantidad de agua. El estreñimiento se produce a causa de heces duras y secas. Por eso, para obtener alivio, es importante que incrementes el consumo de agua. En el caso de los hombres, es recomendable que beban, como mínimo, 3 litros de agua al día, lo que equivale a unos 13 vasos de agua. Para las mujeres, 9 vasos de agua diarios serán suficientes.
  • Incrementa la presencia de fibra en tu dieta. Puesto que la fibra hace que las heces absorban una mayor cantidad de agua, estas aumentan de tamaño y hacen más fácil la evacuación. Algunos de los alimentos ricos en fibra son: las frutas con cáscara comestible, como la pera, la manzana, las uvas, etc. También, los vegetales de hojas oscuras, como la remolacha verde, la acelga, entre otras, los frijoles y otras legumbres, las semillas, las nueces, etc.
  • Consume una porción de ciruelas pasas. Una porción equivale a unos 30 gr o, lo que es igual, 3 pasas. Además de ser una delicia, son ricas en fibra y contienen un azúcar que ayuda a combatir el estreñimiento de forma natural, ya que se encarga de estimular el colón con sutileza.
  • Incorpora, a tu dieta diaria, yogurt y otros alimentos que pasen por el proceso de fermentación. En el caso específico del yogurt, este contiene cultivos vivos de bacterias probióticas, los cuales contribuyen a que tu sistema digestivo esté saludable.
  • Haz más ejercicio. Si tienes un estilo de vida sedentario, esto les ocasiona debilidad a los intestinos, haciendo que las evacuaciones sean menos constantes. La recomendación es que puedas hacer unos 10 o 15 minutos de ejercicios diarios, como caminar, trotar, nadar, practicar yoga, etc.

Haciendo estos cambios en tu rutina diaria será mucho más probable que puedas comenzar a evacuar con normalidad. Pero, algo que también te será de mucha utilidad es estar al tanto de cuáles son las causas del estreñimiento.

Consejos para combatir el estreñimiento con remedios naturales

estreñimiento

Así como es importante saber lo que debes hacer, de la misma manera debes estar enterado de las cosas que tienes que evitar. Por ejemplo:

  • El consumo de alimentos procesados. Este tipo de alimentos contribuyen a que sufras de estreñimiento crónico, ya que suelen ser altos en grasa y contienen muy poca cantidad de fibra, al mismo tiempo en que carecen de valor alimenticio. Algunos de los alimentos que debes evitar son el pan blanco, las pastas, las salchichas, la carne roja y en lata, las papas fritas y otros.
  • No contengas las ganas de ir al baño. Ni siquiera cuando estés fuera de casa. Si intentas ignorar esta necesidad, será mucho más complicado que después puedas evacuar de manera natural.
  • Evita el uso de laxantes estimulantes más de dos o tres veces por semana. Como ya lo hemos mencionado anteriormente, el abuso de esos recursos puede crear dependencia. Además, a largo plazo, pueden causar desequilibrio en los niveles de electrolitos del cuerpo.

En caso de que tengas un fuerte dolor abdominal u observes sangre en las heces, lo más recomendable es que consultes a tu médico lo más pronto posible, ya que esto podría ser un indicativo de que estás padeciendo de un problema grave, como un intestino perforado.

Si sigues estas recomendaciones, podrás tener la certeza de que te despedirás de una vez y para siempre de las molestias y dificultades ocasionadas por el estreñimiento.

Causas del estreñimiento

estreñimiento

  • Las obstrucciones en el colon y el recto. Estas desaceleran o hasta detienen las heces y son producidas por una fisura anal, cáncer de colon, cáncer rectal, etc.
  • Problemas en los nervios que rodean el colon y el recto. Estos nervios son los responsables de que los músculos que conforman el colon y el recto se contraigan y muevan las heces por los intestinos. Algunas de sus causas son la esclerosis múltiple, el párkinson, los accidentes cerebrovasculares, entre otras.
  • Músculos pélvicos débiles.
  • Músculos pélvicos que no coordinan los movimientos de relajación y contracción de manera eficiente.
  • Algunas afecciones que están relacionadas con las hormonas del cuerpo, como la diabetes, el embarazado, el hipotiroidismo, etc.

Asimismo, el estreñimiento puede traer algunas complicaciones adicionales, como hemorroides, fisura anal, intestinos que sobresalen del ano, entre otras molestias similares. Por eso, ¿qué recomendaciones debes tener en cuenta?

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.