Cómo curar los calambres en las manos

Hay quienes, en tono de lamento y con cierta nostalgia, dicen que los años no pasan en vano. Es más habitual escucharlo por parte de las personas que ya han entrado en la tercera edad, y esto lo dicen porque han experimentado que ahora no pueden hacer ciertas actividades que, anteriormente, eran habituales, como subirse en una escalera, trepar un árbol, etc.

La verdad es que, conformen van pasando los años, comienzan a hacerse patente el hecho de que hay limitaciones. Pero, no solo eso, sino que también empiezan a aparecer los llamados “achaques”, es decir, esos dolores, sin motivos aparente, en diferentes partes del cuerpo.

Una de las partes más afectadas, sea por enfermedad o por el estilo de vida que se llevó anteriormente, son las manos. De hecho, las manos son la parte del cuerpo que más utilizamos. Las empleamos para hacer desde los trabajos más finos y precisos, hasta los más fuertes y rudimentarios.

calambres en las manos

Por esta razón, es normal que, con el paso del tiempo, comiencen a dolernos o a presentarse ciertos calambres. Pero, sin importar la edad que tengas ni el trabajo al que te dediques, ¿qué puedes hacer para curar los calambres en las manos? ¿Hay alguna manera de hacerlo? En realidad, sí.

Durante este breve artículo, estaremos compartiendo contigo algunas maneras en que puedes hacerle frente al incómodo, molesto y hasta doloroso calambre en las manos. Al terminar tu lectura, podrás decirle adiós de una vez y para siempre.

Si no sufres de calambres en las manos, siempre es bueno estar prevenido y saber qué hacer cuando se presente la situación. Pero, además, puedes compartir esta información con otra persona que sí los padezca, como algún amigo, tus padres o abuelos. De seguro le será de mucha utilidad. Veamos qué puedes hacer para combatirlos.

Instrucciones para curar los calambres en las manos

calambres en las manos

Un calambre no es más que la contracción del músculo, lo que dificulta su movilidad. Aunque es cierto que, por lo general, sus manifestaciones son breves, pueden llegar a ser muy molestos y a causar dolores intensos.

Algunas de las causas, que pueden detonar os calambres en las manos, son: el cansancio, tener alterados los electrolitos del cuerpo, el desgaste muscular, etc. No obstante, también se pueden presentar debido a la deshidratación, problemas renales, embarazo, deficiencia de la vitamina D o como consecuencia del padecimiento de enfermedades, como el Parkinson, la esclerosis múltiple, entre otras.

Sin importar cuáles sean sus causas, es importante saber cómo puedes curarlos correctamente. Algunas de las maneras de hacerlo son estas:

  1. Estirar la mano. Estira la mano sin despegar los dedos. Emplea tu otra mano para llevarla un poco hacia atrás, presionando la palma de los dedos.
  2. En caso de que tengas calambres en las dos manos, colócalas sobre una superficie plana y presiona suavemente, con el fin de estirar los dedos. Mantén esta posición durante unos 30 o 60 segundos y luego suéltala.
  3. También te servirá empuñar las manos y luego abrirlas estirando al máximo tus dedos.
  4. Aplicarse, de forma alternada, compresas frías y calientes. Esto te ayudará a mitigar el dolor, ya que el calor es de mucha utilidad para aliviar los calambres y liberar la tensión en los músculos, mientras que el frío reducirá la inflamación.
  5. A la hora de hacerlo, no olvides color tela entre la compresa y la piel para protegerla.
  6. Tomar mucha agua. En vista de que la deshidratación es una de las posibles causas de los calambres en las manos, es importante que tomes agua en abundancia.
  7. En ocasiones, la deshidratación se presenta como consecuencia de hacer ejercicios, de trabajar bajo el sol o en un espacio muy caluroso o por tomar medicamentos diuréticos. En tales casos, hay un desbalance en los electrolitos. Por ello, también te será de utilidad tomar alguna bebida deportiva.
  8. Tomar suplementos vitamínicos. Los calambres se presentan cuando hay ausencia de sodio, calcio, magnesio o potasio. No obstante, antes de decidir si tomarás uno, lo más recomendable es que consultes con tu médico. En especial si estás tomando otros medicamentos.

Empleando cualquiera de estos sencillos métodos encontrarás aliviar los calambres en las manos. Pero, ¿qué más necesitas?

¿Que necesitas para curar los calambres en las manos?

calambres en las manos

Además de lo anteriormente dicho, los remedios caseros son muy útiles para curar los calambres de las manos. Algunas de las cosas que vas a necesitar son las siguientes:

  • Árnica. El uso de esta flor es muy común para tratar los dolores musculares, los golpes y las molestias ocasionadas por la artritis, ya que posee un efecto analgésico.
  • Para usarla, solo debes preparar una infusión y sumergir las manos en ella dos veces al día unas tres veces por semana. ¡Los resultados son inmediatos!
  • Batido de plátano. El plátano es un alimento rico en potasio y este es un mineral que ayuda a minimizar la posibilidad de sufrir calambres.
  • Solo tienes que licuar medio vaso de yogurt, un vaso de leche, media taza de jugo de naranja y un plátano. Tómate un vaso de este batido dos veces por semana y ¡listo! Estarás aprovechándote del potasio y el calcio que contiene.
  • Tés de hierbas. Estudios científicos han determinado que el estrés y la ansiedad también pueden ser detonantes de los calambres en las manos. En vista de esto, puedes recurrir a los tés herbales para proporcionar alivio.
  • Uno de los tés más efectivos, para este particular, es el de manzanilla, ya que posee ácido valeriánico, un relajante muscular que ayuda a combatir los calambres. También puedes preparar té de menta, el cual contiene mentol, de valeriana, jengibre o de alguna otra hierba similar.

Hasta ahora, solo se ha tratado la manera de curar los calambres en las manos. Pero, si no los padeces, es importante que conozcas la manera de prevenirlos. Por eso, no dejes de leer los siguientes consejos.

Consejos para curar los calambres en las manos

calambres en las manos

En vista de que los calambres pueden surgir como resultado de un desequilibrio en los electrolitos, es necesario que te asegures de obtener magnesio, potasio y calcio a diario. La mejor manera de hacerlo es cuidando tu dieta diaria, la cual debe ser rica en verduras de hoja verde, apios, pepinos, etc.

Ten en cuenta que la alimentación influye mucho en la aparición de los calambres. Por ejemplo, si consumes alimentos procesados, azúcar refinada, cafeína, grasas trans, alcohol, entre otras cosas, es mucho más probable que llegues a sufrir calambres en las manos y en otras partes del cuerpo. Por eso, lo más saludable sería abstenerse de consumirlos.

Asimismo, debes aumentar la cantidad de agua que tomas a diario, a fin de prevenir la deshidratación, otra de las causas de los calambres en las manos.

Si te cuesta tomar agua porque no sabes qué cantidad debes consumir, algo que puede ayudarte es llenar una botella con la cantidad de agua para el transcurso del día. Al llegar la noche, la botella debe estar vacía. Luego, vuelve a llenarla y repite el procedimiento al día siguiente. De esa manera evitarás la deshidratación.

El descanso también es fundamental. En ocasiones, los calambres son consecuencia del desgaste físico. Por eso, colócalas bajo descanso, es decir, no las utilices para levantar peso o para realizar labores exigentes. Si les das suficiente tiempo para descansar, verás cómo tus manos se recuperan en un abrir y cerrar de ojos.

Finalmente, es recomendable que hagas ejercicios de estiramiento. Hazlos por unos 30 segundos o un minuto. De este modo conseguirás que los tendones, y todos los músculos de las manos, se relajen.

Es de especial interés hacer estas cosas en el caso de quienes usan sus manos para trabajar, como los que teclean en el ordenador, los que tienen que escribir mucho o los que cocinan profesionalmente, ya que son los más propensos a sufrir calambres en las manos.

Si sigues estas recomendaciones, conseguirás aliviar y hasta eliminar los molestos y muy dolorosos síntomas producidos por los calambres en las manos.

 

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.