La enfermedad diagnosticada como fibromialgia se reconoce por dolores en algunas zonas del cuerpo y también en puntos específicos. La palabra fibromialgia viene del término “Fibro” que indica tejidos fibrosos, “míos” que indica músculos, y “algia” que indica dolor. Durante muchos años fue llamada fibrositosis, sin embargo, ahora es más conocida como fibromialgia.

Los dolores presentados en la fibromialgia se caracterizan por ser generalizados. En algunas personas el dolor puede ser agotador y hasta devastador, llevando a la persona a no poder cumplir con sus actividades del día. Sin embargo, a otras personas es un simple malestar con un dolor de baja intensidad.

Dicha enfermedad se caracteriza por presentar dolores en los músculos de forma intensa con hipersensibilidad en diferentes zonas y puntos determinados. Según la Organización Mundial de Salud se considera su origen neurológico y que el dolor se debe a la inestabilidad neurológica en funcionamiento del sistema nervioso central.

Se dice que esta enfermedad crónica no está ligada a padecimientos de tipo psiquiátrica, sino que puede estar acompañada de síndromes depresivos. La realidad de esta enfermedad se debe a una falta local de oxígeno en músculos, tendones y nervios de varias partes del cuerpo. Debido a esto, también se origina una deliberación de sustancias de desecho del metabolismo celular, la cual son culpables del dolor ocasionado.

Según estudiosos, este mal nace en el cerebro. Ocurre una contracción en algunos vasos sanguíneos del cuerpo que afectan el fluido de sangre a través de ellos lo que trae como resultado un mal despliegue de sangre en dichas partes del cuerpo.

La sangre es la encargada de suministrar el oxígeno, por lo tanto, a menor aporte sanguíneo, menor aporte de oxígeno. Esto hace que sean afectados los tendones, los músculos y los nervios, obstaculizando el buen funcionamiento de los mismos. El dolor ocasionado está totalmente relacionado con la falta de oxígeno consecuencia de dicho proceso.

La friomialgia no puede ser detectada a través de la toma de imágenes en el cerebro, sin embargo, no se ignora los dolores causantes en los pacientes y su severidad. A continuación, te mostraremos los síntomas que presenta, las causas por la cual aparece y cómo curar dicha enfermedad.

Cómo curar fibromialgia

Síntomas

En general, se puede determinar uno de los síntomas importantes, el cual es el dolor ocasionado, tanto generalizado, como en puntos determinados. Sin embargo, existen algunos otros síntomas relacionado como lo son:

  • Fatiga (cansancio en algunos casos insoportables a tal magnitud de limitar a la persona a realizar sus actividades del día).
  • Cansancio o agotamiento extremo (tiende a variar la intensidad dependiendo del paciente).
  • Rigidez
  • Sensación de inflamación en manos y pies.
  • Hormigueos sobre todo en las manos.
  • Dolores frecuentes en la cabeza y en la cara; en el cuello, hombros, mandíbula y pies.
  • Trastornos en el sueño nocturno (pueden dormir mucho, pero al despertar sigue habiendo sensación de cansancio, sueño no reparador; también dificultad para dormir).
  • Trastornos cognoscitivos, problemas de concentración, lentitud mental, mala memoria.
  • Malestares abdominales, como trastornos digestivos.
  • En las mujeres periodos menstruales con dolores.
  • Dolores relacionados al requerimiento de una postura corporal.
  • Confusión visual.
  • Desequilibrios o inestabilidad.
  • Hipersensibilidad a sonidos y luz.
  • Depresión y ansiedad.
  • Cambios de humor.
  • Incontinencia urinaria.
  • Resequedad en la boca y en los ojos.
  • Cólon irritable.
  • Aumento de sudoración.
  • Espasmos musculares.
  • Sensibilidad en el estómago.

Causas

Aunque no se conoce a ciencia cierta la causa de la fibromialgia, hay muchos factores relacionados con ella. Se dice que, en algunos casos, esta enfermedad es manifiesta luego de algún tipo de trauma que pueda afectar el sistema nervioso central, aunque no todo su origen se debe a este motivo.

Otras investigaciones aseguran que su causa es producida por microorganismos de tipo infecciosos. Algunos efectos son de gran influencia en la visualización de la enfermedad como lo es el estrés a grados altos. También influyen otros aspectos como cirugías o traumas graves, que puederan ser causantes de la enfermedad.

Todo aquello que ocasione una inestabilidad en el sistema nervioso central, incluso los estados de ánimo, son efectos causantes de la enfermedad. Las alteraciones en el flujo sanguíneo también son evidencias de este proceso. Todos estos desajustes causan dolores en los tejidos y por tanto causan fibromialgias en el cuerpo humano.

Instrucciones para curar fibromialgia

Diagnósticos

Se diagnostica según sea identificada por el especialista las alteraciones que produce dicha enfermedad. En la actualidad no hay un estudio determinado para poder diagnosticarlo ni exámenes de laboratorio debido a que no son reflejadas alteraciones en ellas, ni tampoco rayos x. Se debe solo a una inspección de los síntomas expresados en el organismo del ser humano.

También se realiza una especie de examen físico e el cual se hace cierta presión en 11 de los 18 puntos de sensibilidad y si hay dolor presente lo más posible usted esté sufriendo de este mal doloroso.

Se realiza algunos estudios para evaluar los estados normales del cuerpo identificando la presencia de trastornos del sueño, cambios en el estado de ánimo, depresión, entre otros síntomas que pueden identificar la enfermedad.

La diagnosis respectiva está totalmente relacionada a los síntomas presentados por el paciente, mas no a alguna evidencia objetiva que pudiera presentarse. Se dice que un diagnostico positivo está en un paciente que diga que le duele todo.

¿Cómo curarla la fibromialgia?

Lastimosamente, actualmente no han elaborado una cura para esta enfermedad.  Sin embargo, todos los tratamientos están basados en el control de los síntomas en su mayor magnitud.

Cómo curar fibromialgia

Tratamientos farmacológicos

  • En algunos casos se aplican antidepresivos, ellos a concentraciones baja reduce el dolor y ayuda a conciliar el sueño.
  • También se puede aplicar relajantes musculares o cualquier medicamento que trate con dolores y espasmos musculares.
  • Es aplicable cualquier analgésico o cualquier narcótico analgésico de alta efectividad, para calmar los dolores.
  • Antiepilépticos para mantener regulaciones en el estado de ánimo.

Tratamientos naturistas

También hay varios métodos que son más naturales para ayudar a equilibrar los efectos de dicha enfermedad como lo son:

  • Masajes: ayuda a una mejor circulación de la sangre.
  • Ejercicios de estiramiento del cuerpo: estos se encargan de aliviar la tensión y espasmos musculares.
  • Ejercicios de tipo aeróbicos: estos ejercicios ayudan a una buena circulación de la sangre.
  • Algunas terapias como de relajación, ocupacional o auxiliar, entre otras.
  • Mejorar el régimen alimenticio: la fluidez de nutrientes necesarios ayuda a contrarrestar el estrés y mejora el sistema inmunológico. Se debe eliminar el consumo de azúcar, cafeína y alcohol, ya que estos afectan el sistema nervioso.
  • La acupuntura: es una terapia donde son introducidas unas agujas extremadamente chicas en zonas del cuerpo específicas, que ayudan con la energía estabilizadora del organismo.

Recuerda, en cada caso el tratamiento a emplear debe ser personalizado, ajustándose a las necesidades que caracterizan a dicho paciente.

 

¿Que necesitas para curar fibromialgia?

Cómo curar fibromialgia

¿Cómo prevenir la fibromialgia?

  1. La mejor prevención para la fibromialgia y aún para cualquier tipo o clasificación de enfermedad es tener una vida sana y saludable llena de vitaminas y minerales que ayuden a la estabilidad del sistema inmune del ser humano.
  2. La práctica del deporte y actividades que favorezcan el sistema cardiovascular te ayudará muchísimo.
  3. Evitar cualquier situación de estrés. Esto es muy importante ya que el día a día normalmente produce tensión, angustia y una tensión nerviosa.
  4. Los ejercicios como las elongaciones y el yoga ayudan a la relajación y aportan fuerza y energía muscular a nuestro cuerpo en general.
  5. Recuerda, en algunos casos es difícil detectar la fibromialgia debido a la variedad de síntomas que presentan sobresaliendo el dolor.
  6. Para prevenir algunos daños psicológicos que pudieran presentarse en pacientes con esta enfermedad, según algunos estudiosos, es conveniente aceptar el dolor, aceptar el padecimiento de sufrir este mal por el resto de su vida. Sin embargo, no dejando de un lado la posibilidad de disminuir el efecto de los síntomas, acudiendo a médicos a través de tratamientos prescritos.

Tips para combatirla

  1. Consumir alimentos que contengan magnesio; como lo son los espárragos, espinaca, levadura de cerveza y germen de trigo.
  2. Consumir alimentos que contengan selenio; como lo son la naranja, la manzana, el pepino, el ajo, la cebolla y la calabaza.
  3. Consumir abundante calcio, no solo a través de lácteos sino de todos los alimentos que lo contengan; como lo son la espinaca y también la acelga.
  4. Aumenta el consumo de vitamina C a través de frutas cítricas; ellas poseen un alto contenido de esta vitamina, como la naranja, las fresas, cerezas y arándanos.

Consejos para curar fibromialgia

La mayoría de las hierbas con efectos relajantes son especiales para tratar dicha enfermedad, a continuación, te mostraremos algunas recetas que podrás hacer en casa y te ayudarán a sentirte mejor.

  1. Té de Tomillo: puedes añadir en medio litro de agua el tomillo, deja hervir y reposar. Puedes tomarla varias veces al día si es necesario, ella te ayudara a relajar los músculos y articulaciones.
  2. También con esta misma toma puedes hacer baños de tomillo con el agua tibia, puedes sumergirte en el agua durante el tiempo que desees, si tienes jacuzzi será genial ya que aún más será la relajación de tu cuerpo.
  3. Vinagre de manzana: moja un paño y colócalo en las zonas de mayor dolor durante un rato, ayudará también a relajarte.
  4. Sauce: hierve dos gramos en una taza de agua de este árbol (puedes conseguirlo también en tiendas naturistas) toma durante todo el día si lo deseas, ayudará a reducir el dolor de tu cuerpo ya que este árbol tiene propiedades analgésicas.
  5. Jengibre: coloca el jengibre rallado en un vaso de agua y consume de forma inmediata para así poder tomar de él la mayor parte de sus propiedades.
  6. Flores de San Juan: debes hervir las flores en una taza de agua por menos de diez minutos, deja reposar y enfriar, cuela y toma; también, puedes tomar las veces que desees.
  7. Flores de caléndula: aplica compresas de alcohol con flores de caléndula, en las zonas afectadas, dejando reposar esta mezcla por varios días, esto relajará tus zonas musculares.
¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.