La ciática es un síntoma producto de alguna condición física interna o externa; no se puede clasificar como una enfermedad directamente. Su principal síntoma es el dolor y el entumecimiento de las piernas y espalda baja.

Cabe destacar, que la ciática está directamente relacionada con el nervio ciático, que se encuentra muy cerca de la columna vertebral baja y que baja por las piernas hasta llegar a los pies. Este nervio o músculo controla el movimiento de la mayoría de los músculos de las piernas y de la espalda baja. Es por eso que el dolor se puede reflejar en la espalda bajar por las piernas y llegar a los pies. También, puede causar dificultad para mover los tobillos y contracciones musculares involuntarias de los músculos.

En este artículo te explicaremos de forma muy sencilla, de donde proviene este dolor y como se puede curar. Es importante resaltar, que las causas pueden ser múltiples y que generalmente los médicos las detectan con una resonancia magnética en los casos más complicados, ya que con un simple examen, que se realiza con la persona en cama y levantando las dos piernas, al mismo tiempo con 45 grados se puede determinar si el nervio ciático está afectado.

Pero no te preocupes, todo esto puede mejorar y hasta desaparecer con un buen tratamiento y con los consejos de este artículo. Por lo que si estas padeciendo estos dolores, este artículo es para ti. Por otra parte, muchas personas empiezan a padecer este dolo por tener malas posturas al caminar o estar sentados de forma incorrecta.

En los caballeros sucede mucho esto, ya que cuando están sentados los músculos del glúteo se presionan mucho con el bulto de la cartera. Esto hace que se presiona el nervio ciático y que produzca dolor. El cual, las personas no se dan cuenta que es por la cartera, por que se refleja o en la espalda o en la pierna. Es por eso que hay que visitar siempre el médico de cabecera.

En algunos casos, las personas se agachan para recoger cualquier objeto, ya sea pesado o liviano, pero cuando doblan la espalda y lo realizan, corren el riesgo de que se contraiga un musculo de forma involuntaria y maltrate el nervio ciático. Por lo que siempre se recomienda que si vas a levantar algún objeto del suelo lo hagas sin doblar la espalda.

Otra causa muy común son, las hernias discales las cuales empiezan a presionar el nervio ciático y producen un dolor muy fuerte por lo que generalmente estos casos se tienen que tratar con intervención quirúrgica o con rayos láser pero eso si por especialistas en la materia.

En este mismo orden de ideas, también se ven muy afectadas por estos dolores las mujeres embarazadas, que tienen que soportar el peso del feto y la presión que este hace sobre la columna y la médula espinal, por lo que es necesario ser muy cuidadoso en su tratamiento, ya que por su condición de embarazo no puede tomar cualquier pastilla o analgésico.

Por último, las personas de avanzada edad sufren mucho desgaste en los discos de la columna, lo que hace que las raíces del nervio ciático que se encuentran en medio de cada disco se presionen con el peso de tronco y si la persona sufre de sobrepeso será mayor el dolor.

Es importante resaltar, que la mala alimentación también hace que esto problemas se agudicen, ya que los músculos necesitan vitaminas B12, ácido fólico, y minerales para que puedan funcionar bien y evitar los calambres y las contracciones musculares involuntarias que tanto afectan al nervio ciático. Por lo que una dieta con muchas verduras y frutas son ideales para empezar a curar esta dolencia que afecta hoy en día a miles de personas en España y en el mundo entero.

Cómo curar la ciática

Este nervio es muy sensible a los golpes y a las contracciones musculares, por eso muchas personas que practican artes marciales y otros deportes extremos se ven muy afectadas por los dolores que producen el nervio ciático y generalmente, no van al médico, sino que compran algún analgésico para el dolor y listo se les olvida todo. Lo cual es un gran error, porque un mal golpe te puede afectar el nervio ciático de por vida y si no lo tratas correctamente, te puede dejar los próximos años en cama o en silla de ruedas.

Es por eso que, en este artículo, te daremos muchas ideas para curar la ciática pero tienes que tomar en cuenta que siempre que tienes que visitar en cuanto puedas al médico que es el que te indicara el tratamiento específico cuando tenga bien identificada las causas de tu ciática.

A continuación, te daremos varios consejos que pueden ser muy útiles para curar los dolores de la ciática.

Instrucciones para curar la ciática

  1. Toma una toalla y colócala al vapor con una olla de agua caliente, con esta compresa lo más caliente que se pueda la vas a colocar sobre el lugar donde se siente con más intensidad el dolor.
  2. Trata de realizar este procedimiento tres veces al día y luego que te coloques esta compresa date un baño con agua a temperatura ambiente. Si es época de invierno trata de aguantar el agua lo más fría que se pueda.
  3. Estos cambios de temperatura en la ciática harán que el musculo se relaje y el dolor disminuye muy rápidamente.
  4. Trata de no hacer fuerza ni de levantar peso por lo menos en 24 horas porque si no le das descanso a los músculos el dolor no desaparecerá.
  5. Luego toma una crema mentolada y la vas a mesclar con un poco de sal marina en polvo.
  6. Colócate la crema en lugar más adolorido y con el cuerpo acostado boca abajo, dile a una persona que te la aplique con suavidad en la zona afectada. Esto lo va a realizar en forma circular y ejerciendo una presión muy suave sobre la piel.
  7. Te recomendamos un té caliente, de canela con anís estrellado, y un poco de jengibre, esto ayudara a que los músculos contraídos se relajen y también se desinflamen.
  8. Este te lo puedes tomar tres veces al día, para que el dolor sea menor y la desinflación sea más rápida.
  9. También puedes meterte en la bañera y colocar agua caliente con un poco de aceite de eucalipto, esto lo puedes realizar por lo menos tres veces al día y por una hora aproximadamente, veras como el dolor desaparece rápidamente.
  10. Si estas en verano y hay un buen sol, en las horas de la mañana puedes colocarte al sol por 5 minutos en la parte más afectada y esto también ayudara a que el dolor cese, ya que el calor del sol relaja rápidamente los músculos del nervio ciático.
  11. Otra opción muy buena son los ejercicios de yoga, que te ayudan a relajar los músculos de la espalda y de las piernas, ojo orientado con un profesional en el área, ya que de no ser así puedes tener daños mayores.
  12. Y por último práctica la natación, por lo menos una vez a la semana, es la mejor forma de fortalecer los músculos de la espalda y de relajar el nervio ciático siempre.

¿Que necesitas para curar la ciática?

  • Toallas calientes o compresas.
  • Agua caliente.
  • Crema mentolada.
  • Aceite de eucalipto.
  • Tina o bañera.
  • Piscina.
  • Jengibre.
  • Anís estrellado.
  • Sol de la mañana.

Consejos para curar la ciática

  1. El primer consejo es muy sencillo; cuando te vayas a inclinar para recoger algo del piso. No dobles la espalda, solo flexiona las piernas ya que una mala doblada puede lastimar los músculos cercanos al nervio ciático.
  2. Si eres caballero y estás acostumbrado a utilizar la cartera en el bolsillo de atrás del pantalón, no lo siguas haciendo, al pasar los años te afectara el musculo de el glúteo y te dañara el nervio ciático, utiliza la cartera en el bolsillo de adelante o utiliza un koala o bolsito de cintura.
  3. Si eres una persona de avanzada edad y te está molestando mucho la ciática entonces te recomendamos una sopa especial de patas de pollo, está la puedes conseguir en los mercados y su valor son muy bajos, pero tienen una gran cantidad de colágeno que necesitan tu cuerpo para poder mantener las vértebras y los discos en su lugar.
  4. Toma medio kilo de patas de pollo y lo colocas a hervir por unos minutos, luego las sacas y le quitas las uñitas y la piel de las paticas, después de este procedimiento, colócalas a hervir con algunas verduras y unas cuantas cebollas redondas. Tómala tres veces a la semana y notarás una gran mejoría. Si no consigues patas de pollo lo puedes hacer con patas de res.
  5. Trata de mantener un peso acorde a la estatura de tu cuerpo, ya que el sobrepeso hace que se desgasten muy rápido los discos de la espalda y que se te genere el dolor de la ciática de forma muy fuerte.
  6. También tienes que tener una dieta alta en fibra, baja en grasa y comiendo muchas frutas y verduras, para que los músculos tengan toda las vitaminas y minerales que requieren para su buen funcionamiento.
  7. Nunca olvides visitar tu médico de personal, ya que si tomas analgésicos el dolor puede bajar y hasta desaparecer pero no es lo correcto, siempre nos inclinamos por lo natural pero sin olvidarnos de los avances de la ciencia.

Cabe destacar que durante cualquier tratamiento para los músculos de la ciática o de cualquier párate del cuerpo. Hay que tener absoluto reposo, desde 24 horas hasta algunas veces 15 días.

¿Te ha gustado?