Cómo curar nervio Ciático

Una vez que comienza un dolor de este tipo, curar nervio ciático no es del todo posible. Pero si cuando hablamos de curar el nervio ciático pensamos es desinflamarlo y llevar una vida sana, entonces si es posible. Como sabemos, es muy importante seguir el consejo de los médicos en todo momento. Y hacer todo lo que nos mandan con el fin de mejorarnos. Pero, a veces, esos medicamentos no bastan para curar nervio ciático. Por eso, en este artículo, vamos a hablar de algunos remedios caseros y hábitos saludables que podemos realizar para curar nervio ciático.

Pero antes, primero debemos saber qué cosa es el nervio ciático en realidad.

¿Qué es el nervio ciático?

El nervio ciático es el nervio más largo que recorre el cuerpo humano. Este músculo es que controla los músculos de gran parte de la pierna y también proporciona sensación en las piernas, llegando hasta la planta del pie. Por lo tanto, la ciática es una afectación del nervio ciático. Y produce un gran dolor en la parte posterior de la espalda, llegando incluso a las piernas.

Este dolor es debido a que el nervio ciático se pinza en alguna parte de su longitud. Suele ser un síntomas de alteraciones como las hernias discales. Esta enfermedad se considera tan grave porque afecta a la vida personal y cotidiana de las personas, condicionándolas. El dolor puede llegar a extenderse hasta ocho semanas.

Para curar el nervio ciático se pueden seguir algunos consejos para disminuir su dolor. Es aconsejable que se realicen a diario, pero sobretodo cuando ocurre uno de estos dolores que duran semanas.

¿Cómo puedo saber si tengo el nervio ciático inflamado?

Hay algunas señales que pueden darnos pistas sobre el estado de nuestro nervio ciático. Alguno de los síntomas que nos indican la posibilidad de tener el nervio inflamado son los siguientes:

  • En primer lugar está la sensación de debilidad en una o en las dos piernas.
  • Por otra parte, sentir punzadas en distintos puntos de la pierna, así como quemazón puede ser indicativo.
  • Así como es una señal el entumecimiento prolongado que recorre la columna vertebral, los glúteos, las piernas e incluso el pie.
  • Sentir dolor cuando se lleva caminando mucho tiempo o se está quieto en una posición durante un largo rato.
  • Si nota que el dolor se vuelve más fuerte cuando está en estado de reposo, sin hacer nada más, también dice que está inflamado.

Si usted, leyendo esto, cree que pudiera tener el nervio ciático inflamado, el primer paso que debería seguir es acudir a su médico de cabecera. Después, cuando le haya dado un diagnóstico podrá seguir los consejos extras.

¿Cómo curar nervio ciático?

En primer lugar, como hemos aconsejado antes, es altamente recomendable seguir todos y cada uno de los consejos del médico. Si no seguimos todas las indicaciones no podremos decir que el método no funciona. A parte de las indicaciones médicas, nosotros mismos por nuestra cuenta podemos seguir algunos remedios caseros para sobrellevar mejor el dolor. Sobretodo en los episodios agudos.

Alimentos para curar el nervio ciático

En primer lugar vamos a proponer algunos alimentos que ayudan a curar nervio ciático y a reducir su inflamación. Como regla general, los alimentos que se proponen con este fin son una fuente de magnesio y ácidos grasos omega 3. El magnesio es un mineral con una misión muy importante porque ayuda a conseguir una buena relajación y contracción muscular. Además ayuda a distender los músculos del estómago favoreciendo una mejor digestión. Por otra parte, los ácidos grasos omega 3 aportan vitamina B, que regula el sistema nervioso y, también, aportan altos contenidos de fibra y nutrientes.

Aporte de magnesio

Los alimentos que tienen un gran aporte de magnesio y que están altamente indicados para curar nervio ciático son:

  • Verduras de hoja verde y hortalizas. Las verduras y hortalizas como las espinacas, la lechuga, las coles… son ideales para el nervio ciático. Por otra parte, hortalizas como el brócoli, el rábano, la col o los espárragos también dan el aporte necesario a la dieta.
  • Cereales y otros. Están indicados todo tipo de cereales y semillas como la quinoa, la semilla de calabaza, las lentejas, los frijoles, las almendras…
  • Té y hierbas.
  • Frutas frescas. Sobretodo en jugos, zumos y batidos.

Aporte de ácidos omega 3

  • Pescado. Como el atún, los arenques, las sardinas, la merluza, las anchoas o las ostras.
  • Aceites. Como el aceite de oliva, el aceite de nuez o el aceite de canola.
  • Semillas. Como las semillas de soja o de chía.

Ejercicios para curar el nervio ciático

Por otra parte, existen ejercicios que te ayudarán a calmar el dolor que produce el nervio ciático. Puedes apostar por ejercicios que requieran estiramientos y por ejercicios aeróbicos. A continuación os daremos algunas ideas sobre los ejercicios que podéis realizar.

Yoga

En primer lugar ponemos al yoga. En este ejercicio se realizan una cantidad enorme de estiramientos y a un ritmo adaptado a todas las personas. Ir a clases de yoga o practicarla independientemente en casa dos o tres veces por semana nos ayudará mucho a aliviar el dolor que nos produce la ciática. Además, algunas investigaciones en este área a dado resultados positivos, viendo una reducción del dolor a personas que hacían yoga habitualmente durante al menos 4 o 5 meses.

Caminar

Otra forma para mantenerse en forma y mantener el dolor a raya es caminar. Se ha comprobado que caminar es un refuerzo muy bueno para la parte inferior de la espalda. Cuando caminas el ritmo no es muy alto, pero aún así sigue aportando todos los beneficios del ejercicio. Por eso, caminar se recomienda tanto a las personas con ciática.

Otros remedios para curar el nervio ciático

Por otra parte, siempre hay pequeñas cosas que podemos hacer cuando sufrimos un dolor de ciática para aliviarlo.

Baño de agua caliente y contraste

Tomar un baño de agua caliente está especialmente indicado cuando se sufre un dolor fuerte y repentino. Darte un baño con agua caliente hará que tus músculos se relajen y te proporcionará una sensación de calma y descanso. Además, puedes probar a echar en el agua aceites o sales minerales relajantes. Si no puedes darte un baño, haz lo mismo con una ducha caliente. El truco para desinflamar el nervio ciático es que, cuando termines con el baño o la ducha de agua caliente, apliques frío en la espalda. De esta forma conseguirás mejores resultados.

Masajes

Acudir a que un profesional te dé un masaje es una buena opción. Invertir un poco de dinero en tu bienestar te hará sentir como nuevo. Indica al profesional el problema exacto que tiene y déjate llevar por un rato a un estado de relajación. No dejes que una persona que no sea un profesional te dé un masaje, y mucho menos si padeces de nervio ciático. Pues por muy buenas intenciones que tenga, si no sabe dónde tocar, puede empeorar la situación de tu espalda.

Mantener una postura correcta

Este consejo es el que mejor debemos seguir, ya que es uno de los más importantes. Mantener la espalda erguida es algo que no resulta tan fácil como parece. Pero es necesario esforzarse en mantener una buena postura. De esta forma, no incrementaremos los dolores e incluso ayudaremos a nuestra columna. También tenemos que tener cuidado cuando nos agachamos o cuando tenemos que recoger cosas del suelo. Recordamos que la mejor forma de hacerlo es agacharse doblando las rodillas y manteniendo la espalda recta.

Esperamos que este artículo os haya ayudado a saber cómo curar tuberculosis.

¿Te ha gustado?
4 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.