Cómo curarse la cruda

A todos nos gusta pasárnoslo bien y disfrutar de una buena fiesta, especialmente después de una semana dura en el que hemos sufrido mucho estrés ya sea por los estudios o el trabajo. Por ello, muchas veces acudimos a las bebidas alcohólicas para desconectar de la rutina o de los problemas. No obstante, al día siguiente se nos aparecen todos los males multiplicados por diez, y más aún si tenemos que recurrir a una multa por botellón.

La temida resaca o cruda es un conjunto de síntomas que aparecen después de ingerir demasiado alcohol y puede llegar a ser realmente molesta con indisposición en todo el cuerpo, especialmente en el estómago y la cabeza.

¿Qué es la cruda?

La cruda, tal como se conoce en Latinoamérica, o la resaca como la conocemos en España es una de las consecuencias principales que experimenta nuestro organismo cuando nos hemos pasado con la bebida. De hecho, entre los españoles es bien conocido el refrán de «noche de desenfreno, mañana de ibuprofeno», haciendo referencia a que cuando consumimos demasiado alcohol hemos de recurrir a este tipo de antiinflamatorios para evitar que los dolores de cabeza o de estómago sean demasiado insoportables. Esto obedece a un proceso que se gesta dentro de nuestro cuerpo provocado por el alcohol.

Por lo general, cada sorbo de alcohol que realices es un número más que tienes de sufrir resaca aunque no existe una fórmula mágica que indique cuánta cantidad hace falta consumir. Todo depende de la persona, del peso, de lo que hayas comido anteriormente y de otros factores. Los cuadros con resaca tienden a ser realmente desagradables, aunque éstos suelen desaparecer de forma totalmente automática como máximo al cabo de 24 horas.

Alguno de los síntomas principales son dolor de cabeza, deshidratación, fatiga, mareo, dormir mal y dificultad motriz o para concentrarte. Si no puedes dormir, también te podemos adjuntar una lista de actividades para hacer.

Las causas por las que se producen este tipo de resacas tan incómodas son uno de los grandes misterios. Se suele decir que la deshidratación viene producida por la mayor orina que produce el propio alcohol, que hace que tengamos sed constantemente. Asimismo, esta deshidratación también provoca una posible dilatación de los propios vasos sanguíneos. Esta es la causa principal de los dolores de cabeza debido a la presencia de toxinas en el organismo. La eliminación de estas toxinas es la clave para la desaparición de la resaca.

Además, también afecta a la parte externa del estómago produciendo grandes dolores de barriga, que pueden llegar a ser realmente incómodos e incluso producir vómitos. Asimismo, no se recomienda conducir habiendo bebido alcohol porque entre muchas causas puede provocar somnolencia. Sin embargo, con alcohol en sangre se puede dormir bastante mal debido a que nunca se llega a alcanzar un sueño profundo que nos permite recuperar fuerzas después de una posible noche de locura.

Beneficios de curar la cruda

Con todo, existen numerosos beneficios de curar la cruda que van desde el propio bienestar a evitar posibles complicaciones durante el día siguiente después de una fiesta. Los más destacados son los siguientes:

  • Un domingo más tranquilo. Los domingos de resaca pueden llegar a ser un trauma para mucha gente. Más allá del dolor de cabeza, se suele pasar un día de verdadera pesadilla hasta que remitan todos los síntomas que se pueden llegar a tener.
  • Evitar perder el día. En este sentido, los domingos pueden llegar a ser un día perdido para muchos. El dolor de cabeza evita la realización de muchas actividades como puede ser deporte o algo de tipo social por la incapacidad que puede tener.
  • No correr riesgos de salud. La cruda, aunque es inofensiva por si misma ya que suele desaparecer con el tiempo, sí tiene la capacidad de producir mareos que acaben en accidentes que sean perjudiciales para la salud. Por ello, está bien curarla para evitar consecuencias mayores.
  • Evitar vómitos. Asimismo, el día siguiente a beber mucho alcohol sí hay que ir con cuidado porque en función de lo que consumamos y lo que se coma se puede acabar vomitando y produciendo problemas de estómago.

Cómo curar la cruda

En este sentido, curar la cruda o resaca es complicado. El mejor consejo que se puede dar es controlar lo que se bebe el día anterior a que se produzca ya que es el mejor remedio que existe. Esto junto a comer bien antes de la fiesta, además de consumir agua mientras se bebe alcohol ya que ayuda a evitar la deshidratación. Por esta razón, en algunos países como Australia es muy frecuente ofrecer vasos de agua completamente gratuitos a todos los consumidores. Si se es imposible evitar pasarnos con el alcohol, sí que existen algunos remedios que pueden ayudar a paliar los efectos de la temida resaca.

Si al día siguiente te levantas con un horrible dolor de cabeza, toma nota de todos estos remedios que puedes aplicar para reducir las consecuencias de la mencionada resaca. Tomar café negro sin azúcar ayudará a reducir que los vasos sanguíneos se hinchen ya que es lo que produce el temido dolor de cabeza. Asimismo, las bebidas energéticas que se utilizan en el gimnasio también pueden acabar siendo realmente recomendables para conseguir ese azúcar tan recomendado para ayudar al organismo a metabolizar el alcohol y curar la gastritis.

Sin duda, lo que más se recomienda en estos casos es beber agua ya que se deberán consumir varios vasos al día para paliar los efectos de la deshidratación, además de zumos de fruta porque la presencia de fructosa permitirá a nuestro cuerpo a que el alcohol se queme más rápidamente. La fructosa es uno de los componentes más recomendables. Por ello, las galletas de miel también son más sabrosas y contienen esa cantidad de fructosa que tan bien te va a ir.

Seguir estas recomendaciones reduce la resaca

La sal y el potasio son dos de los componentes que más se ven afectado en nuestro cuerpo por la ingesta del alcohol. Por ello, tomar alimentos ricos en estas dos substancias también es realmente recomendable. Por ello, la sopa de verduras es absolutamente recomendable en este tipo de situaciones ya que combatirá la resaca de una forma totalmente efectiva. Si no puedes beber agua entre cada vaso de alcohol, sí que puedes hacerlo justo antes de ir a dormir antes de intercalarlo con una taza de café al levantarte.

No obstante, al día siguiente tampoco comas de forma intensa  ya que dificulta la recuperación del cuerpo para eliminar todas las toxinas provocadas por el alcohol. Asimismo, intenta descansar lo máximo posible para acelerar la quema de todas las bebidas alcohólicas consumidas. No olvides, sin embargo, que existen otras formas más radicales para conseguirlo. Aunque pueda parecer contradictorio realizar deporte puede ayudarte en muchos casos a quitar la temida resaca que tanto daño puede hacerte.

Correr o realizar actividades físicas acelera la eliminación de todos los residuos provocados por el alcohol y ayuda nuestro organismo a volver a su estado anterior. Por ello, aunque pueda parecerte imposible, si vas a correr notarás una gran mejoría para eliminar la cruda después de una noche de fiesta. Seguir estos consejos te ayudará a paliar los efectos aunque no olvides que el principal remedio para acabar con la resaca es la prevención antes de tomar alcohol. Un buen control evitará una gran resaca al día siguiente a la fiesta.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.