Cómo curarse la tos

La tos es un mecanismo de defensa producido por el cuerpo para expulsar partículas irritantes o secreciones de nuestra garganta. Sin embargo, cuando se vuelve persistente puede llegar a ser muy molesta. Comienza a afectar a nuestra vida diaria e incluso sueño, ya que la tos suele aumentar por las noches.

Causas de la tos

Los remedios para la tos son muy diferentes según las causas de ésta. No se curará igual una tos debida a infecciones bacterianas, que otra que aparece por una alergia. De hecho, la tos puede tener múltiples causas como virus, asma, reflujo gastroesofágico, contaminación, consumo de tabaco e incluso de ciertos medicamentos, como algunos para la presión arterial.

Tipos de tos

Por otro lado, hay dos tipos diferentes de tos:

Tos seca

La tos seca, irritativa o no productiva es la que no se acompaña de flema. Se debe a la irritación de las vías respiratorias y garganta, y se acentúa en ambientes secos o contaminados. Puede ser muy duradera ya que la propia tos irrita aún mas la garganta provocando más ganas de toser.

Tos con flemas

Es la que pretende eliminar secreciones (moco o flema) del sistema respiratorio. Generalmente se debe a resfriados o gripes, que hacen que el organismo produzca más moco de lo normal para captar y expulsar a los organismos dañinos. Las características de las flemas pueden dar pistas sobre las causas de la tos. Así, las flemas transparentes se asocian con gripe o resfriado. Si son amarillas o verdes, pueden indicar infecciones bacterianas. Mientras que, si contienen sangre, pueden señalar daños en las vías respiratorias o tuberculosis.

Sea cual sea el tipo, la tos se puede curar. ¡Sigue leyendo para conocer los mejores remedios caseros para quitar la tos!

Instrucciones para curarte la tos

Curarte la tos con estas instrucciones es muy fácil, ya que la mayoría requieren cosas que seguro encuentras en casa. Te recomiendo cumplir todos los pasos que puedas y luego repetir aquellos que más te hayan servido.

  1. Bebe mucho líquido. Se ha demostrado que beber agua a temperatura ambiente (nunca fría) además de aliviar la tos, es beneficioso para las secreciones nasales y estornudos. Los resultados son mejores si se beben líquidos calientes y sopas, que además alivian significativamente los síntomas de resfriado o gripe.
  2. Calienta dos cucharadas de miel con unas gotas de limón exprimido. Esa mezcla es uno de los mejores remedios para la tos seca persistente. También ayuda tomar infusiones o tés endulzados con miel dos o tres veces al día.
  3. Para calmar la tos de noche, toma antes de dormir un vaso de leche caliente mezclada con una cucharada de miel. Esta bebida te ayudará a conciliar el sueño. Recuerda que la miel es peligrosa para niños menores de un año (por aumentar el riesgo de botulismo infantil).
  4. Procura dormir sobre varias almohadas para mantener la cabeza ligeramente levantada, ya que es más fácil que los irritantes lleguen a la garganta cuando se está acostado.
  5. El jengibre puede calmar la tos seca gracias a sus propiedades antiinflamatorias. Una buena forma de tomarlo es en infusión, que puedes preparar hirviendo unas dos o tres rodajas de jengibre fresco durante 10 minutos. Luego, deja que el líquido repose unos minutos. A la hora de beberlo puedes añadir miel y/o limón. Esto mejorará el sabor y añadirá aún más beneficios.
  6. Puedes sustituir el jengibre por trozos de cebolla si quieres un jarabe para la tos. En este caso, procura dejar reposando el líquido una hora antes de beberlo.
  7. Un remedio casero para calmar la tos con flema en niños consiste en colocar durante la noche media cebolla fresca cortada en trozos cerca del niño. Los vapores de la cebolla son expectorantes, antisépticos y calmantes.
  8. Otra sustancia que tiene importantes propiedades antiinflamatorias es la bromelina, que se encuentra en la piña (sobre todo en el tronco de la fruta). Además de reducir la tos, funciona como mucolítico descomponiendo las flemas y facilitando su eliminación. También existen suplementos de bromelina en los que esta sustancia está más concentrada.
  9. Humidificar el ambiente alivia la tos con mucosidad. Para ello, puedes tomar duchas o baños calientes hasta que el baño se llene de vapor. Inhala este vapor durante unos minutos hasta que te sientas mejor. Otra opción es conseguir un humidificador para el hogar.
  10. Hierve en una olla grande algunas hojas de eucalipto, menta, tomillo y/o romero. Acércate al agua y aspira los vapores durante unos minutos colocando una toalla encima de tu cabeza. Estas plantas tienen propiedades descongestionantes y antiinflamatorias, relajando los músculos de la garganta.
  11. Un té para lo tos seca muy recomendado es el de raíz de malvavisco o de amapola. Estas dos plantas son antitusígenas y sirven para el dolor de garganta, ya que contienen mucílago, una sustancia que envuelve la garganta y calma su irritación. También se pueden conseguir en cápsulas.
  12. Otra forma de eliminar la tos es mejorar la dieta para fortalecer el sistema inmunológico. Incluye diariamente alimentos altos en vitamina C como fresas, naranjas, pimientos o perejil. Los probióticos también son muy beneficiosos para nuestras defensas, encontrándose en yogures naturales. Consume más zinc, presente en la carne, mariscos, chocolate negro y huevos. También puedes tomar suplementos de estos nutrientes a través de cápsulas.

Consejos para curarte la tos

curarse la tos

Si quieres aliviar rápido la tos no olvides seguir todos estos consejos:

    • Mantente hidratado.
    • Lávate las manos regularmente.
    • Evita permanecer en lugares secos.
    • Mantén el entorno limpio y desinfectado.
    • No fumes.
    • Procura descansar y dormir suficiente (7-9 horas).
    • Mantén la garganta y el pecho calientes y abrigados, sobre todo si la tos se debe a un resfriado o hay flemas.
    • Intenta no inhalar perfumes fuertes, humo o aire contaminado.
    • Evita el aire acondicionado.
    • Para aliviar rápido los ataques de tos seca, pon en la boca una cucharada sopera de miel y trágala poco a poco.
    • Si tienes tos con flema, evita tragar las secreciones.

¿Cuándo ir al médico?

Consulta a un médico si tienes flemas con sangre o la tos se extiende por más de dos semanas. Es importante sólo tomes medicamentos recetados por el médico, no te auto-mediques. Por ejemplo, es perjudicial tomar medicamentos para la tos seca si tienes tos con flema. Esto puede impedir la eliminación de la mucosidad, lo que podría aumentar el riesgo de neumonía.

¿Te ha gustado?
5 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.