Cómo curarse una llaga

Las llagas son protuberancias bastante molestas que pueden salir en cualquier parte del cuerpo y que tienen síntomas molestos que pueden incluir dolores fuertes, ardor, prurito, dolor de cabeza además de fiebre y hay que tener una higiene alta para no llegar a una infección.

La aparición de llagas puede estar relacionada con varias causas. Algunos factores que las desencadenan son:

  • Demasiado estrés durante un tiempo.
  • Comer algún tipo de alimento.
  • Alergias a cualquier cosa.
  • Cortes o golpes sin querer.
  • Estar débil.
  • Problemas gástricos.
  • Otros.

El tratamiento para curar las llagas consiste solo en limpiar la parte afectada asimismo no dejar que nada la toque, además de ofrecer antiinflamatorios, analgésicos y antibióticos que procuren una limpieza intensa para evitar cualquier infección y efectos adversos.

Si no quieres estar en una sala de espera de cualquier centro de salud, podemos darte ideas sobre cómo limpiar una llaga en tu propia casa, aunque se hace la salvedad de acudir al especialista ante cualquier reacción o problema presentado si la mantienes limpia y no cambia su estado.

¿Que necesitas para curarte una llaga?

  • Agua.
  • Jabón.
  • Guantes.
  • Antiséptico.
  • Crema Antibiótica.
  • Talco.
  • Gasas.
  • tiritas.
  • Algodón.

como-curarse-una-llaga3

Instrucciones para curarte una llaga

Las llagas suelen ser un problema médico bastante delicado si no se le presta la atención debida, por ello es importante tener precauciones a la hora de mantenerlas limpias, hidratadas y lejos de cualquier agente externo que pueda llegar a infectarlas.

como-curarse-una-llaga2

Lo importante es estar pendiente que la llaga no se convierta en una úlcera que emane pus y sangre, ya que a partir de allí se generan síntomas más graves en los que necesitas una visita urgente al especialista, así que con una limpieza a tiempo se logra evitar este mal desenlace.

Las llagas son molestas y pueden producir malestar, irritación, mal humos en las personas que las tienen por ello es indispensable que se aleje a las personas de los demás miembros para evitar cualquier tipo de contagio y fastidio entre unos y otros.

Cómo curar llagas paso a paso

  1. Lavar las manos. Lo primero para comenzar a lavar las llagas y cualquier herida es lavarte las manos con agua y jabón Antibacterial para que puedas manipulas los diferentes utensilios que vayas a usar para el procedimiento de limpieza.
  2. La limpieza de manos se tiene como la principal fórmula para que las llagas no lleguen a infectarse puesto que las uñas son la principal fuente de irritación e infección en cualquier parte del cuerpo, por ello es importante que sea lo primero que hagas antes de comenzar.
  3. El agua. En un recipiente limpio, colocar el agua limpia para poder lavar la llaga sin que pueda afectarla o que llegue a infectarse sin el recipiente no está limpio, aunque el agua sea higiénica, si el envase que alberga el agua no está limpio, no se podrá hacer nada con él.
  4. El agua a usar debe ser potable o si lo prefieres también está la opción de usar suero fisiológico para que la herida o llaga quede mejor y no pueda ser afectada por ningún químico que tenga la que normalmente usas o de chorro.
  5. Colocarte los guantes. Seguidamente deberás colocar un poco de talco Antibacterial en los guantes antes de introducir las manos y así poder prevenir que te suden, te pueda dar hongo o cualquier problema que se presente con ellos.
  6. Introducir el algodón en el agua limpia y comenzar a escurrirlo en la llaga desde arriba para que caiga directamente sin frotar para evitar un dolor mayor a la persona que las tiene, recuerde que algunas sí se pueden estrujar para sacar el líquido dentro de ellas.
  7. Proceder a lavar con jabón neutro la llaga, así antes de colocar cualquier medicamento Antibacterial nos cercioramos que ésta se encuentre sin ningún tipo de polvo o suciedad que pueda afectar la limpieza de la misma.
  8. Tomar una gasa limpia y colocarle un poco de líquido antiséptico para luego pasarla por la herida limpiando bien y cerciorándose que se llegue a todos los lugares de la misma para hacer una limpieza profunda que evite una infección.
  9. Volver a coger un trozo de algodón para escurrir agua desde arriba hacia abajo para quitar los restos del jabón Antibacterial para poder dejarle sin indicios o residuos de ningún tipo y así poder trabajar mejor en la llaga.
  10. Secar con una gasa limpia y a su vez quitar los restos de agua limpia que hayan quedado en la llaga además de dejarla lista para colocar cualquiera de las cremas Antibacterial que tengas para secarla o si lo prefieres coloca polvo de antibiótico.
  11. Si mantienes la llaga limpia durante tres días y aún así no se nota ninguna mejoría, es hora de consultar con el especialista porque puede ser otro problema más grave y haya que hacer análisis y diferentes procedimientos médicos.
  12. Mantener el cuidado personal y la higiene durante todo el proceso de curar las llagas que tenga la persona para evitar el contagio o que pueda persistir el problema y así evitar cualquier contratiempo en cualquier momento.
  13. Para el usos de tratamientos orales tanto para infección, dolor, prurito entre muchos otros síntomas puedes contar con la oportunidad de visitar al especialista quien es el único capaz de rectar lo más conveniente para la persona con llagas. No te auto mediques nunca.
  14. Los antisépticos, antibióticos y algunos antiinflamatorios pueden servir si se tratan de manera regulada, necesitando la prescripción del facultativo para poder llegar a tomarlos con conciencia y el cuidado debido, ya que pueden provocare efectos adversos.
  15. Puedes optar por tapar la llaga para que no le caiga polvo, suciedad, agua sucia, se le pueda parar bichos o moscas y así poder evitar una infección mayor, por ello coloca vendas o tiritas dependiendo el tamaño de la llaga y el lugar donde haya salido.
  16. La ventaja de curar una llaga es que tienes diferentes médicos especialista para poderte orientar entre ellos cuentas con el internista cirujano, general, dermatólogo entre muchos otros más y ellos a su vez referirte a la persona que te pueda ayudar con el problema.
  17. Antes que nada debes prestar atención de no meter las uñas o dedos sucios cuando estés limpiando la llaga, por ello es indispensable lavarte bien las manos y además de ello colocarte los guantes que los aíslen de las llagas.
  18. El agua oxigenada. El agua oxigenada es un elemento necesario para poder mantener una herida y en especial una llaga limpia de toda suciedad, por ende es importante mantener ese líquido en casa para usarlo cuando sea necesario.
  19. Evita usar remedios caseros en las llagas, solo bajo la estricta supervisión del especialista, existen muchos remedios que son buenos para limpiar las llagas, pero algunos pueden llegar a ser irritantes, así que cuida  este aspecto.

 

Consejos para curarte una llaga

  • Evitar el contacto de los guantes con otras mucosas mientras limpias las llagas para evitar contagios.
  • Si el problema persiste deberás hablar con un especialista.
  • Dejar que los productos puedan actuar por lo menos tres a cuatro días para verificar resultados.
  • No usar alcohol u otros líquidos que sean irritantes.
  • Después del cuarto día puedes dejar la llaga sin tapar para ver si el resultado es óptimo.
¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.