Cómo dejar de tener pesadillas

Dormir es uno de los grandes placeres de la vida. Además, es una de las necesidades básicas del ser humano, ya que, mientras se duerme, se da lugar a una gran cantidad de procesos regenerativos, no solo corporales, sino también cerebrales.

¿Has notado que a veces, luego de despertar, te sienes cansado o, si pasaste una mala noche, al otro día te cuesta coordinar las ideas o recordar ciertos detalles? Esto se debe a la falta de un buen sueño reparador.

De hecho, el sueño es tan importante que puede llegar a desequilibrarnos. Por ello, en algunos regímenes, se usaba como forma de tortura para castigar a las personas o para doblegar su integridad.

Sin embargo, pese a la importancia de dormir, a algunas personas les cuesta dormir y hay quienes no desean hacerlo, ya que sufren constantemente de pesadillas. Este es un tipo de sueño es muy perturbador y genera una gran cantidad de sentimientos angustiantes, estresantes y hasta atemorizantes.

Incluso, algunas de estas pesadillas suelen ser recurrentes y, por ello, atormentan a quien las padece, porque, aunque es cierto que son más comunes en los niños, pueden presentarse a cualquier edad. Además, no discriminan en cuanto a sexo, raza, religión, posición económica ni nada por el estilo.

En vista de esto, surge la pregunta: ¿cómo dejar de tener pesadillas? ¿Acaso es posible? Te sorprenderá saber que sí. Si sufres de pesadillas constantemente, te alegrará saber que en este breve post te enterarás de lo que debes hacer para evitarlas.

Aunque es cierto que, por lo general, no son motivo de preocupación, conocer esta información te ayudará a dormir placenteramente toda la noche y a levantarte al día siguiente con la energía y el ánimo que necesitas para hacerle frente a las inquietudes y retos que se te presenten.

Instrucciones para dejar de tener pesadillas

Una pesadilla suele tener las siguientes características:

  • Parece real y, por lo tanto, es muy perturbadora.
  • Mientras el sueño se va desarrollando, se vuelve aún más inquietante.
  • La trama está relacionada con amenazas a la seguridad o a la supervivencia.
  • Te despierta.
  • Causa ansiedad, temor, enojo, tristeza y hastío.
  • Se produce transpiración y palpitaciones fuertes.
  • Al despertar, sueles tener la capacidad de recordar detalles del sueño.
  • No permite que vuelvas a dormir con facilidad.

Sin embargo, las pesadillas pueden llegar a ser consideradas como un trastorno cuando se presentan algunas de estas características:

  • Son recurrentes.
  • Causan ansiedad o aflicción aun después de haber despertado y el sentimiento puede prolongarse por el resto del día.
  • Generan somnolencia diurna, fatiga y merman la energía.
  • Causan problemas para desenvolverse en el trabajo y para realizar otras actividades durante el día.
  • Hacen que sientas temor a la hora de ir a dormir o que desarrolles miedo a la oscuridad.

Puesto que se trata de una experiencia bastante desagradable, para dejar de tener pesadillas, algunos expertos hacen las siguientes recomendaciones:

  • Evita comer alimentos pesados al menos unas 3 horas antes de irte a la cama a dormir, ya que la comida acelera el metabolismo y activa al cerebro. En especial, evita los alimentos que contengan azúcar.
  • No te recrees viendo entretenimiento relacionado con el terror o la violencia, al menos antes de ir a dormir.
  • No te excedas con el consumo de alcohol y otras sustancias estimulantes, como el café, el té, las gaseosas y las bebidas energéticas antes de ir a dormir.
  • Realiza ejercicio de manera regular. Por lo menos, 3 días a la semana.
  • Practica alguna técnica de relajación para disminuir los altos niveles de estrés o ansiedad. Por ejemplo: yoga, la meditación, técnicas de respiración, pintar mandalas, la lectura, el tejido, etc.

¿Que necesitas para dejar de tener pesadillas?

Otra cosa que te ayudará a dejar de tener pesadillas es fomentar sueños que sean placenteros. Pero, ¿cómo puedes hacerlo? Para ello, intenta lo siguiente:

  • Busca un lugar feliz. Es decir, imagina que te encuentras en un lugar pacífico y agradable, como una montaña, la playa, etc. Trata de imaginar cada uno de los aspectos del ambiente, como los sonidos, los olores, los colores, las formas en general, etc.
  • Llena tu mente con pensamientos agradables. A medida que vayas quedándote dormido, procura pensar en cosas agradables. Algo que te será de gran ayuda es centrarte en tus metas e imaginar que las estás alcanzando. Quizás, tu trabajo de ensueño, la casa que deseas, el auto último modelo, encontrar el verdadero amor, etc.
  • Conversa sobre tus sueños. Busca a alguien de confianza y cuéntale lo que te está pasando. Explícale tu sueño y por qué te da tanto miedo. El expresar tus sentimientos y pensamientos, puede ayudarte a mejorar la situación.
  • Determina si tienes la posibilidad de controlar tus pesadillas para que estas no sean tan espeluznantes ni aterradoras. Puesto que esta es una habilidad que se cultiva con el tiempo, no te sientas frustrado si fracasas en los primeros intentos.
  • Procura hacer cosas que te relajen antes de irte a dormir. En ocasiones, las pesadillas pueden ser producto del estrés. Quizás por alguna situación familiar, un problema en el trabajo, la incertidumbre de si algo saldrá bien o no, una mala noticia, etc.

Por eso, la recomendación es que puedas deshacerte de todo eso que te angustia para que puedas volver a tener sueños hermosos.

Algunas de las técnicas de relajación que puedes implementar son: la meditación, el yoga, respirar conscientemente, caminar en la orilla de la playa, mirar el cielo estrellado, escuchar música relajante, entre otras cosas.

Consejos para dejar de tener pesadillas

 

Si, a pesar de haber puesto en práctica las instrucciones que te he dado anteriormente las pesadillas continúan, puedes probar haciendo lo siguiente:

  1. Mira algo divertido o gracioso justo antes de dormir. Puede ser un programa de comedia, una película de este mismo género o al menos unos cuantos memes divertidos. La risa también te ayudará a relajarte y a tener sueños más placenteros.
  2. Piensa en las cosas buenas que te han sucedido a lo largo de tu vida. Que en tu mente solo haya cabida para pensamientos positivos.
  3. Recuerda que la gran mayoría de tus sueños no son reales y, por lo tanto, nunca sucederán en la vida real. Por eso, relájate y tómate el tiempo que sea necesario para darle la bienvenida al inicio de un nuevo día.
  4. Aplícate un poco de aceites esenciales que sean calmantes, como el de lavanda.
  5. Lee hasta que te sientas muy cansado. De esta manera lograrás quedarte dormido rápidamente.
  6. Si a mitad de la noche llegas a tener una pesadilla. Detente a reflexionar en por qué has llegado a tener ese sueño y qué puedes hacer para modificar esa pesadilla hasta convertirla en un buen sueño.
  7. En ocasiones, las pesadillas surgen como consecuencia de estar sometido a mucho estrés o cuando no se ha resuelto un problema. Por eso, soluciona de una vez por todas eso que te molesta.
  8. Algo que puede ayudarte, a nivel psicológico, es tener un atrapasueños colgado en la cabecera de tu cama o una gema de amatista como protección. Así, olvidarás los malos pensamientos y te sentirás más seguro.
  9. Si aun así las pesadillas continúan durante, al menos, un mes, lo más recomendable es que busques ayuda médica, ya que pueden ser consecuencia de algún hecho traumático y, en este caso, necesitarás ayuda para superarlo.
  10. Puesto que, en ocasiones, las pesadillas pueden llegar a ser verdaderamente aterradoras, quizás te dé temor volver intentar dormir, ya que las imágenes seguirán vivas en tu mente. En este caso, si no eres casado, pídele a algún familiar o amigo de confianza que duerma contigo. Esto puede ayudarte a volver a conciliar el sueño, pues te sentirás protegido.
  11. En algunos casos extremos, las pesadillas son consecuencia de cierta medicación que estés tomando. Por eso, si son recurrentes, consulta con tu médico para saber si existe la posibilidad de que el tratamiento esté afectando tu sueño y, en caso de que sea así, cambiarlo para dejar de tener pesadillas.
¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.