Cómo hacer un lavado intestinal

No todos los alimentos son saludables y, en ocasiones, el cuerpo no está en condiciones de recibir ciertas comidas. En algunos casos, un simple pollo a la plancha puede llegar a ocasionar una intoxicación. En tal caso, lo mejor sería abstenernos. Sin embargo, hay circunstancias en donde esto no es suficiente.

Por ejemplo, a veces se debe recurrir a medidas más extremas, como el lavado intestinal. Pero, ¿qué amerita que se realice uno? Cuando se quiere eliminar toxinas del cuerpo o residuos de algunos alimentos, los cuales pueden generar cansancio excesivo, dolor de cabeza, incremento de peso, disminución de la energía y la vitalidad, fatiga, etc.

Ahora bien, el lavado intestinal también llena a ser necesario para hacerse determinados exámenes médicos, como es el caso de la colonoscopia. Sin importar cuál sea el motivo, es importante que este procedimiento lo realice un profesional de la salud, especializado en la materia.

No obstante, a diferencia de otros procedimientos médicos más delicados, este se puede realizar desde la casa, con métodos más rudimentarios. En tal caso, ¿qué se necesita para hacer un lavado intestinal en casa?

lavado intestinal

Si requieres de un lavado de este tipo, es probable que desees conocer cómo hacerlo de manera eficaz. ¡Que no se te vaya la olla! En esta oportunidad, a través de este breve artículo, te estaremos diciendo todo lo relacionado con el lavado intestinal. ¿Qué es? ¿Cómo se realiza? ¿Cuáles son sus beneficios? ¿Qué repercusiones puede traer? ¿Cuáles son las contraindicaciones?

De modo que, al terminar de leerlo, contarás con la información necesaria para hacerte uno de manera segura, sin el menor riesgo posible. Por eso, presta mucha atención y no te pierdas ningún detalle, pues todo el contenido del artículo es de mucho interés y beneficio. Veamos ahora mismo cuál es el procedimiento a seguir.

Instrucciones para hacer un lavado intestinal

lavado intestinal

Este procedimiento puede ser realizado por un médico profesional, pero también se puede realizar en casa con la ayuda de un enema o con un kit personal. Por lo general, se realiza usando productos que se pueden adquirir en la farmacia y con un dispositivo con forma de pera que se usa para administrar agua tibia.

Al introducir esos productos en el ano, se eliminan junto con los residuos y otro tipo de contenido presente en el recto y en parte del intestino grueso. Este es un método ideal para tratar el estreñimiento. Pero, en muchos casos, es un método indicado como preparación para una cirugía.

No obstante, la limpieza del intestino es algo muy fácil de hacer, el cual se puede hacer desde la casa. Solo debes enfocarte en consumir alimentos que faciliten el proceso de la digestión y, posteriormente, de la evacuación.

Lo que tienes que hacer es lo siguiente:

  1. Consume alimentos ricos en fibra: esto contribuye la tener una correcta digestión y a que las heces se compacten, así se disminuye la posibilidad de que se formen divertículos. Puedes encontrar fibra en alimentos, como las diferentes legumbres, las frutas y los vegetales.
  2. Toma mucha agua: debes incrementar la cantidad de agua que consumes conforme lo hagas con la fibra. Ya que esto hará que las heces se expulsen más fácilmente y que se reduzca el riesgo de padecer de diverticulitis.
  3. Consume alimentos ricos en calcio y en vitamina D: el calcio es ideal para minimizar el riesgo de padecer de cáncer de colón. Por otra parte, la vitamina D hace posible que el calcio sea asimilado por el cuerpo con facilidad. Es posible encontrar calcio y vitamina D en alimentos, como el sésamo, el salmón y las sardinas, entre otros.
  4. Ubica alimentos ricos en ácido fólico: el ácido fólico permite que se regeneren las células, lo que es conveniente para tratar cualquier tipo de dolencias, incluyendo aquellas que tienen que ver con el colón. Aunque puedes encontrar ácido fólico en algún suplemento médico, puedes obtener un extra en alimentos, como los espárragos, los guisantes y las lentejas.
  5. Aprovecha las fuentes de magnesio: este es un mineral que contribuye en gran manera a solucionar todos aquellos problemas que están relacionados con el intestino, como es el caso del colon irritable. Para consumirlo, puedes encontrarlo en las semillas de calabaza, las de girasol, las almendras y los anacardos.
  6. Evita comer carnes rojas: este es uno de los alimentos más perjudiciales para las personas que sufren de diverticulitis. De hecho, no deben consumirla bajo ninguna circunstancia. En lugar de ello, deben consumir carnes blancas acompañadas de una buena cantidad de vegetales.

Por otra parte, no es recomendable que pasen por alto o que sustituyan una comida principal por preparaciones que podrían originar un déficit alimenticio, como las sopas, los licuados, los batidos, etc. Pero, ¿qué otras cosas necesitas saber en lo relacionado con el lavado intestinal?

¿Que necesitas para hacer un lavado intestinal?

 

lavado intestinal

Ahora bien, no solo es necesario conocer lo que es beneficioso para prevenir el estreñimiento y mantener el buen transito intestinal, también debes estar al tanto de cuáles son los alimentos que no están recomendados. Entre ellos están los siguientes:

  • La azúcar blanca o refinada.
  • Los cereales y las harinas refinadas, así como todos los derivados de la panadería. En lugar de ello, deben ser sustituidos por grano y fibra integral gracias a su aporte de fibra natural.
  • Los aceites refinados y fritos. En su lugar, elige aceite de oliva o de coco que sean de primera presión en frío y que no hayan sido fritos anteriormente.
  • La carne roja y los embutidos.
  • La leche y sus derivados lácteos. Sin embargo, está la excepción del queso fresco o el requesón, preferiblemente de oveja o cabra. En lugar de la leche, consume bebidas vegetales, como las que se derivan de la avena, el arroz, el mijo o la espelta.

También es recomendable que elimines por completo de tu dieta las golosinas, las frituras y la llamada comida chatarra, pues esto perjudica el libre tránsito de los alimentos por tu intestino, lo que hace más necesario realizar un lavado. Pero, ¿qué más debes conocer en lo relacionado con este tema?

Consejos para hacer un lavado intestinal

lavado intestinal

Además de lo anteriormente dicho, también es importante que tengas la capacidad de cultivar algunos hábitos de vida, como los siguientes:

  • Dejar a un lado la vida sedentaria y darle paso a un estilo de vida más activo. Lo que implica realizar, el menos, unos 30 o 40 minutos de ejercicios continuos.
  • Evitar el consumo de alcohol, tabaco u otra sustancia que podría ser perjudicial para la salud.
  • Moderar el consumo de café Recuerda que los excesos siempre serán perjudiciales.

No obstante, si aun así es necesario hacer un lavado intestinal, la recomendación es que consultes a tu médico, ya que él te indicará cuál es el procedimiento y delegará en algún profesional de la salud la responsabilidad de hacértelo.

Toma mucho líquido para evitar la deshidratación. Sabrás que estás bien hidratado cuando la orina sea lo suficientemente clara, sin llegar a ser del todo transparente.

Además, al momento de realizar el lavado es importante utilizar material que sea nuevo y que esté debidamente esterilizado, usar guantes y, cuando haya finalizado el procedimiento, limpiar como es debido al paciente.

Nunca es recomendable realizar un lavado intestinal a alguien que tenga algún tipo de enfermedad anorrectal o a quienes hayan sido sometidos, recientemente, a una cirugía en esa zona, pues esto sería contraproducente.

Finalmente, es imperativo tener en cuenta que el lavado intestinal presenta algunos riesgos o efectos secundarios, como la deshidratación, la pérdida de los electrolitos, infecciones asociadas con el proceso y hasta la perforación del intestino, lo que, a su vez, puede ocasionar fiebre, náuseas, dolor, escalofríos y hasta la muerte.

De manera que, si está dentro de tus posibilidades evitarlo, haz todo cuanto esté en tus manos. Procura llevar una vida saludable y darle la debida atención a cada uno de los hábitos que realizamos a diario.

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.