Limpiar el hígado de forma natural es algo aconsejable que podemos hacer fácilmente en casa. El hígado es un órgano muy importante de nuestro cuerpo. Su importancia reside en su actividad metabólica. Este órgano glandular cumple unas funciones esenciales en nuestro organismo. Se encarga de la síntesis de proteínas, lleva a cabo funciones desintoxicantes y almacena vitaminas y glucógeno. Además, también se encarga de la secreción de la bilis.

Otra de sus funciones principales es eliminar de la sangre las sustancias que puedan resultar nocivas para nosotros. Por lo tanto, tener un hígado en buen estado es ganar en salud.

Estos dos artículos relacionados seguro que también te interesan:

En este artículo te vamos a contar cuáles son las cosas que puedes hacer para limpiar el hígado.

¿Para que sirve limpiar el hígado?

Limpiar el hígado es una técnica que suelen utilizar las personas que quieren bajar de peso. También es aconsejable para quienes han sufrido algún daño en este órgano.

Cuando comemos en exceso, nuestro cuerpo transforma los alimentos en grasas y después los almacena. Por eso las personas usan esta limpieza para perder peso. Pero no debe abusarse de ella, ni ser lo único que hagas si sufres de sobrepeso. Esta bien hacer una limpieza de hígado de vez en cuando, pero siempre con moderación.

Por otro lado, las consecuencias de haber tenido algún daño hepático son estreñimiento o diarrea, micción inadecuada u obstrucción de la vesícula. Esto se debe a una sobreacomulación de materiales tóxicos en el hígado. Al hacer una limpieza, todos estos materiales se van eliminando.

El estilo de vida que llevamos, la mala alimentación y no hacer el suficiente ejercicio son algunas de las causas de tener que hacer una limpieza hepática. Cuando la hagas notarás que te sientes mejor, incluso tu piel se verá mejor. Además, ayuda a bajar de peso. Mantener nuestro cuerpo saludable depende de nosotros.

¿Cómo limpiar el hígado?

Instrucciones para limpiar el hígado

  1. Toma grandes cantidades de agua. Beber agua en abundancia es fundamental para ayudar a depurar nuestro hígado. El mínimo recomendado son dos litros de agua diarios u ocho vasos de agua. Si no eres una persona acostumbrada a beber mucha agua, debes empezar ya mismo. Con la ayuda del agua el hígado podrá filtrar mejor las toxinas, los residuos y las sustancias impuras. Además, que este órgano esté bien hidratado ayudará a su regeneración celular.
  2. Reduce la ingesta de alcohol y cafeína. Estas dos bebidas contribuyen a deshidratar tu cuerpo y, por consiguiente, tu hígado. Reducir el consumo de alcohol y de cafeína hará que tu hígado empiece a liberarse de toxinas y demás sustancias nocivas. Cuando empieces a abandonar estos hábitos notarás cómo tu cuerpo te lo agradece. Cada vez te notarás más sano y tu hígado volverá a funcionar correctamente.
  3. Come aguacates. Los expertos recomiendan consumir aproximadamente medio aguacate al día o uno entero que no sea muy grande. Esto se recomienda cuando estás siguiendo una dieta específica para limpiar el hígado. Una vez que termines los días de limpieza, tómalo con regularidad. Su ingesta resulta muy beneficiosa para el hígado porque este alimento elimina toxinas. Además, nos aporta grasas y nutrientes beneficiosos para el funcionamiento del cuerpo y ayuda al organismo a limpiarse.
  4. Toma té verde con regularidad. Esta bebida es muy buena ya que tiene gran cantidad de antioxidantes. Estos antioxidantes aceleran nuestro metabolismo y ayudan a la depuración del organismo. Toma como mínimo una taza al día para ayudar a tu hígado a limpiarse y empezarás a notar los beneficios. El té verde funciona porque tiene unos compuestos llamados catequinas que estimulas las funciones del hígado.

    Imagen de: http://www.lavidalucida.com/

    Imagen de: http://www.lavidalucida.com/

  5. Evita el consumo en exceso de azúcar. Sobretodo el azúcar refinado. El hígado convertirá estos azúcares en grasas y colesterol que se quedará almacenado en tu cuerpo. El consumo excesivo de alimentos con grandes cantidades de azúcar puede causar enfermedades cardiovasculares e hipoglucemia. También debes evitar los edulcorantes artificiales, ya que también son malos para el hígado y sus funciones.
  6. Introduce el limón en tu dieta. Se sabe que el limón contribuye a la generación y producción de la bilis. Si empiezas a tomar zumo de limón con regularidad estarás ayudando a que tu hígado funcione de forma adecuada. Simplemente con tomar medio vaso de zumo de limón al día estarás haciendo un gran cambio. No lo dejes pasar y empieza a consumirlo cuanto antes.
  7. Consume preferentemente hortalizas y verduras que tengan las hojas verdes. Hablamos de verduras y hortalizas que tengan las hojas de color verde porque al tener este color característico significa que tienen clorofila. La clorofila tiene la peculiaridad de absorber gran cantidad de toxinas directamente del torrente sanguíneo. Esta habilidad es esencial para proteger al hígado de estas sustancias nocivas. Algunas de estas verduras pueden ser espinacas, acelgas, coles de bruselas, berros, escarola, rúcula…
  8. Apuesta por alimentos naturales y biológicos. El gran problema de los alimentos que compramos envasado es que conllevan un montón de sustancias para conservarlos mejor. Estas sustancias no suelen aportarnos demasiadas cosas buenas a nuestro organismo. Por eso intenta comprar dentro de lo posible alimentos que sean biológicos, ecológicos y naturales. Por ejemplo, cuando compres carnes como pollo o huevos, intenta que sean de campo. Olvídate de las comidas precocinadas e intenta hacerlas tú mismo en casa. Esta es una buena opción, sobretodo para saber qué alimentos estás comiendo y podrás vigilar mejor cuáles son los nutrientes que estás introduciendo en tu organismo.
  9. Consume más ajo. Este alimento está compuesto por un gran número de nutrientes que contienen azufre. Estos compuestos ayudan a activar las enzimas del hígado encargadas de eliminar toxinas el cuerpo. Además, al igual que las cebollas y otras hortalizas del mismo grupo, contiene selenio y alicina. Estos dos compuestos ayudan a desintoxicar el hígado y contribuyen a proteger a este órgano de las toxinas que aportan otros alimentos.

A parte de todos estos alimentos, también ayudará a limpiar tu hígado que introduzcas en tu dieta la cúrcuma, el pomelo, las manzanas verdes, las nueces, todos los tipos de semillas que puedas y legumbres. Además intenta que a la hora de comer lo hagas relajado o relajada. Se desaconseja comer cuando estás tenso o estresado, ya que en este tipo de estados emocionales, las corrientes sanguíneas son desviadas desde el hígado a otras zonas del cuerpo.

No es difícil hacer una depuración del hígado. Simplemente con llevar una dieta equilibrada y no abusar de comidas precocinadas, comidas rápidas, café y alcohol estaremos logrando grandes cambios en nuestro interior. Ahora bien, para ayudar a potenciar todo esto, es esencial que hagamos algo de deporte.

Con andar media hora tres veces por semana será suficiente para empezar a poner en marcha nuestro organismo. También puedes apuntarte al gimnasio, a diferentes clases de baila o deportes que te gusten o empezar a correr. Pero siempre debes ir poco a poco. Empieza con ejercicios más o menos livianos y ves aumentando la intensidad poco a poco.

Además de todo lo que hemos contado en este artículo, a continuación te dejamos una receta de un batido que te ayudará a limpiar el hígado más rápido.

Batido para limpiar nuestro hígado

El batido que vamos a preparar es el de arándanos y remolacha. Esta bebida te ayudará a sentir tu cuerpo más ligero. Te ayudará a depurar el hígado y, de forma consecuente, también te ayudará a bajar de peso. Para hacerlo necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 70 gramos de arándanos
  • 3 remolachas
  • El zumo de un limón mediano
  • Agua fría

Ahora vamos a preparar el batido:

  1. Primero tienes que limpiar las remolachas. Para hacerlo tienes que quitarle las hojas y la raíz. Cuando las tengas listas lávalas muy bien hasta que no tengan ningún resto de suciedad.
  2. Ahora córtalas en trozos y mete los trozos en el vaso de una licuadora. Si no tienes licuadora puedes utilizar la batidora.
  3. Ahora lava los arándanos e introdúcelos en el vaso de la licuadora junto con los trozos de remolacha.
  4. Seguidamente, añade el zumo del limón y un vaso de agua bien fría.
  5. Cuando tengas todos los ingredientes dentro, bátelos muy bien hasta que no quede ningún grumo. Mira que todos los alimentos estén bien integrados habrás terminado.
  6. Sirve bien frío y disfrútalo. Lo que te sobre guárdalo en la nevera para que no pierda sus propiedades.

Este batido te ayudará a hacer bien la digestión de los alimentos, a depurar el hígado y a que tu organismo funcione mucho mejor. Puedes tomarte un vaso de batido al día durante dos o tres semanas. Conforme vayan pasando los días irás eliminando las toxinas.

También te puede interesar: Cómo Hacer Jugos para Limpiar el Hígado

Todo lo que has leído hasta ahora te ayudará a limpiar el hígado. Además todo esto contribuye a que tengas un estilo de vida mucho más saludable y a curarte en salud. Ya que es mejor prevenir los daños antes de que aparezcan. Gracias a todos estos consejos tendrás un hígado sano y tu cuerpo agradecerá mañana todo lo que hoy estás haciendo por él.

Esperamos que llevéis a cabo todas las cosas que han sido tratadas aquí y que este artículo os haya servido de gran ayuda.

¿Te ha gustado?
54 usuarios han opinado y a un 96,30% le ha gustado.