La boca en general y en especial la lengua, es una de las zonas del cuerpo que más necesita atención en relación al cuidado y la limpieza. No solo por cuestiones estéticas, ya sean visuales o de sensaciones, como el mal aliento, sino también porque la mala higiene en esta región pude conducir a graves padecimientos.

En este sentido, la lengua constituye uno de los órganos más importantes. Sus funciones como la detección de los sabores, la hidratación de la boca y su tarea imprescindible en cuanto al lenguaje hacen de la lengua una zona prioritaria en cuanto a nuestros cuidados personales diarios.

limpiar lengua

Higiene bucal fundamental

Algunos odontólogos plantean que si la lengua tiene una apariencia más bien de color blanco, eso significa que no está limpia. Las partes blancas constituyen acumulación de bacterias y suciedad. La lengua debe tener color rosado predominante, el cual indica la ausencia de suciedad.

Aunque una lengua blanca se considera igualmente como un síntoma de deshidratación. El agua es uno de las sustancias más importantes en la higiene bucal. El tomar líquido abundante implica que se retire constantemente gran parte de las bacterias y la suciedad de nuestra boca.

Entre los principales problemas que presenta la mala higiene bucal, se encuentran las infecciones en los dientes y las encías, que pueden producir el desagradable mal aliento del que muchos tememos. Aunque determinados padecimientos en el sistema digestivo pueden ser igualmente causantes del mal aliento, algunos especialistas consideran que en ciertos casos puede tener su origen en la lengua.

Este artículos donde te enseñas a limpiarte los dientes de forma correcta seguro será de tu interés.

Al ser el órgano encargado de la primera fase del proceso de digestión de los alimentos, suele ser receptora de significativas cantidades de bacterias. La acumulación de este tipo de microorganismos en la lengua podría dar lugar al mal aliento, conocido también como halitosis crónica. Se trata de un tema importante no solo porque esto incide directamente en nuestras relaciones sociales, sino también repercute en la calidad de nuestra salud.

Es por ello que se recomienda mantener hábitos saludables de limpieza bucal de manera sistemática. Pequeños procedimientos que se pueden incorporar a nuestra rutina de higiene diaria, más allá del simple cepillado de la lengua.

Cepillado adecuado de la lengua

Para limpiar profundamente este órgano se necesita en primer lugar, un cepillo adecuado. Muchas veces no cambiamos este objeto personal cada cierto tiempo, lo que claramente provoca un desgaste del mismo y disminuye su efectividad en la limpieza. Un cepillo con unas cerdas gruesas y resistentes, permitirán retirar la suciedad y las bacterias presentes en la lengua y los dientes con mayor precisión.

Para una adecuada limpieza de la lengua, necesitas además enjuague bucal y pasta dental. Algunos especialistas también recomiendan que se utilice un raspador bucal, aunque esto puede parecer puro marketing e intención de venderte un producto que realmente no necesitas.

limpiar lengua

Una vez untado el cepillo con la pasta, pásalo repetidas veces por la lengua realizando un movimiento recto hacia delante y hacia atrás. Debes sujetar el cepillo de forma horizontal, de manera tal que quede paralelo a tus labios y ejercer cierta presión sobre la lengua. Finalmente puedes utilizar durante pocos minutos el enjuague bucal, especialmente si es antibacteriano.

Si en la farmacia o donde compres tus productos de este tipo, te cuesta decidir qué tipo de enjuague comprar, o simplemente no quieres gastar en ello. Te comento que tengo una buena noticia para ti: existen numerosas alternativas naturales y muy económicas que puedes hacer tú mismo.

Enjuagues bucales naturales

El bicarbonato de sodio es uno de los ingredientes más utilizados en cuestiones de tratamiento de belleza e higiene. En cuanto a la higiene bucal, este es uno de los productos más recomendados, puesto que contribuye a desinfectar la lengua y neutralizar los malos olores. Para preparar un enjuague bucal con este ingrediente solo debes mezclar: una cucharadita de este producto, una taza de agua y tres gotas de aceite esencial, especialmente de menta. Finalmente utilizas la mezcla como un enjuague bucal tradicional.

Otro de los remedios que se utilizan para limpiar la lengua es el vinagre de manzana. Dos cucharadas de este liquido, mezclada con una taza de agua, lo convierte de forma muy sencilla en un desinfectante sumamente efectivo.

El agua oxigenada es otro de esos líquidos indispensables que nos sacan de apuros en muchas ocasiones. Si la utilizas como enjuague bucal mezclada con un poco de agua natural, notarás como elimina rápidamente la suciedad, además de ejercer un efecto blanqueador en los dientes.

Tratamientos caseros para la lengua blanca

Al inicio del artículo se hacía referencia al padecimiento conocido como lengua blanca, que también puede presentarse con un color amarillento. El raspador bucal u otros productos comerciales contribuyen a combatir este mal. Sin embargo, también contamos con productos naturales y más económicos que pueden solucionar este problema.

Como sustituta del mencionado raspador bucal, podemos utilizar la sal y si tiene un grosor significativo será más efectiva. La estructura de esta sustancia le permite funcionar como un raspador natural, una especie de exfoliante para la lengua. Además, al tener propiedades antisépticas, lo convierte en un producto efectivo para la higiene bucal.

El Yogur blanco representa otra de las variantes que podemos utilizar para limpiar la lengua. Al contener probióticos, el Yogur elimina rápidamente los hongos provocados por la cándida, consiguiendo que el color blanco de la lengua disminuya o en el mejor de los caso desaparezca.

Otro de los remedios caseros más utilizados, es masticar dientes de ajo, uno de los trucos más fáciles, pero también más desagradables. Sin embargo, el ajo es un antigénico natural, capaz de eliminar las bacterias presentes en la lengua. Si decides probar este truco, solo tienes que masticar un par de dientes de ajos al día y si te es insoportable el sabor, añádelo a tus comidas diarias y lo podrás asimilar de mejor forma.

lengua

Consejos para una limpieza profunda de la lengua

Nuevamente es la dieta saludable la que se hace indispensable si de salud se trata. Para evitar problemas como el mal aliento o la candidiasis oral, te proponemos una rutina de alimentación sana que promete excelentes resultados.

  1. Inicia el día ingiriendo un vaso de agua que contenga el jugo de un limón recién exprimido. Consume vegetales crudos como los tomates, lechugas y espinacas, los cuales contienen los nutrientes necesarios para la depuración de los desechos y toxinas. Bebe abundante líquido, el agua es importante pero igualmente puedes consumir licuados naturales de ingredientes como la zanahoria y la manzana.
  2. Intenta al menos una vez al día tomar yogur blanco, preferiblemente sin azúcar, como se recomendaba anteriormente. El yogur blanco además de contribuir a la limpieza y la eliminación de bacterias constituye un alimento que facilita el aumento de las defensas.
  3. Las frutas con alto contenido de vitamina C se volverán tus mejores aliadas contra la suciedad en la lengua. Puedes consumir a trozos o mediante batidos y jugos naturales, frutas como las naranjas, fresas, mandarinas y kiwis.

Solo debes elegir la solución que más se adecúe a tus preferencias en relación a la alimentación, así como tener en cuenta los productos a los que tienes alcance. De cualquier forma, resulta sumamente necesario cuidar de la higiene bucal, especialmente de la lengua puesto que esta representa la entrada de nuestros alimentos al cuerpo. Esperamos que estos consejos te sirvan como herramientas validas para incorporarlas en tus rutinas diarias de limpieza bucal.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.