Los riñones constituyen uno de los órganos principales con los que contamos para sobrevivir. Quizás porque son los encargados de la eliminación de desechos mediante la orina, además de cumplir otras funciones concernientes al equilibrio orgánico. Por ello y más es que los riñones se convierten en uno de los órganos a los que hay que prestarle mayor atención.

Se trata de uno de los órganos que más trabajan en nuestro cuerpo, debido a su gran capacidad y potencialidad depurativa. Estos además producen hormonas, limpian la sangre y mantienen al organismo lo más saludable posible. A pesar de que los riñones son sumamente autosuficientes y se gestionan de forma adecuada por sí solos, no por esto debemos dejar de cuidarlos.

¿Por qué cuidar los riñones?

El consumo frecuente de agua y otros líquidos es uno de los consejos que más recomiendan los especialistas para cuidar de nuestros riñones, puesto que estos pueden contraer ciertos padecimientos muy dolorosos.

limpiar los riñones

Por ejemplo, el cálculo renal o como popularmente se le conoce “piedra en el riñón” es uno de los padecimientos más comunes. Se trata de una formación solida que se forma en el riñón producto de ciertas sustancias que contiene la orina. Es un padecimiento que da dolor antes y durante la expulsión del cuerpo, lo que se le conoce como Cólico Nefrítico. Aunque esta es una de las enfermedades más comunes, el riñón puede ser víctima de numerosos agentes infecciosos.

Cuando los riñones no están funcionando de forma correcta, nuestro cuerpo nos manda señales para que tomemos las precauciones necesarias. La naturaleza ha sido siempre sumamente sabia y ha diseñado nuestro cuerpo de manera tal que pueda comunicarse con nuestra mente a la perfección.

¿Cómo saber cuándo necesitas limpiar los riñones?

Al ser uno de los órganos de nuestro cuerpo que más trabajan, los riñones también se fatigan y por ello necesitan rutinas de desintoxicación y limpieza cada cierto tiempo. Algunos de las señales que debemos percibir son:

  1. Si estás cansado o te sientes fatigado a pesar de dormir muchas horas en el día.
  2. Si tienes la presión muy alta o muy baja.
  3. Presentas dolor durante la micción.
  4. Si al despertar tienes los ojos muy hinchados
  5. Tienes un humor irascible sin razón alguna aparente.
  6. Si te percatas de ciertos desequilibrios hormonales.
  7. Presentas problemas dermatológicos, como por ejemplo el acné u otras erupciones cutáneas.
  8. Si aumentas de forma repentina de peso sin ninguna razón.
  9. Tu vientre se mantiene hinchado por largos periodos de tiempo.
  10. Si sufres de incontinencia urinaria o padeces de infecciones relacionadas con la orina muy a menudo.
  11. Si has tenido cálculo renal en momentos anteriores.

Estas son algunas de las pistas que nuestro cuerpo nos brinda para que nos percatemos de que los riñones necesitan urgentemente una limpieza profunda.

Incorporar hábitos saludables

Igualmente si sientes algunos de estos síntomas, deberías ir pensando en incorporar a tu rutina diaria ciertos hábitos que te permitan gozar de una buena salud en general. No hay duda que uno de los mejores consejos, tanto de los médicos, como desde el conocimiento popular es el ejercicio. Practicar una hora de ejercicio al día es uno de los hábitos más efectivos para prevenir problemas de salud, como son los padecimientos de los riñones.

Se recomienda además que se mantenga una dieta saludable, controlando especialmente los productos más artificiales. Los alimentos procesados e industriales, pueden contener una serie de sustancias que le aportan toxinas a nuestro cuerpo, que luego no pueden ser eliminadas mediante la orina. Evitar abusar de la sal, la azúcar, los lácteos y las bebidas alcohólicas, podría prevenir enfermedades renales.

Algunos medicamentos son también perjudiciales para los riñones, si los consumimos diariamente. Por ejemplo, la aspirina, el ibuprofeno y medicamentos similares afectan a largo plazo el sistema renal.

 limpiar los riñones

¿Cómo limpiar los riñones?

Gracias al avance de la medicina alternativa y natural, muchos de los padecimientos más comunes que solemos sufrir pueden solucionarse sin tener que acudir necesariamente al médico. Con esto no queremos decir que esta sea la única medicina que utilicemos. Siempre lo primero, especialmente si el dolor es severo, es acudir a nuestro médico de cabecera.

Los jugos naturales constituyen una de las mejores alternativas para desintoxicar nuestros riñones. Las principales frutas que te recomendamos cuentan con propiedades diuréticas, que permiten limpiar el organismo de los desechos, en este caso en estado líquido.

Frutas como la sandía, la piña, la fresa y la manzana, son clasificadas en este tipo de alimentos, por lo que te recomendaríamos que prepararas jugos naturales con ellas. Igualmente existen hortalizas y vegetales que presentan similares capacidades y que se pueden mezclar con los productos antes mencionados. Por ejemplo:

Jugo natural de apio y manzana

Para preparar esta bebida necesitas dos manzanas y tres tallos de apio, alimentos que tienes que lavar previamente. Corta las manzanas en pequeños cuadrados y trocea el apio. Finalmente los licuas hasta que queden bien mezclados, agregando un poco de agua fría y bebe la mezcla lo antes posible para mejores resultados.

Jugo natural de piña y fresa

Este es uno de los jugos más deliciosos, debido al dulzor de estas frutas, por lo que no te resultará desagradable de beber. Las fresas suelen eliminar las piedras existentes en los riñones y la piña le aporta el potasio necesario al organismo. Con una taza de fresas y dos o tres ruedas de piña resulta un jugo natural sumamente saludable y exquisito.

La última solución que te proponemos no se trata de una única recomendación en sí, sino que te presentamos una rutina saludable que puedes llevar a cabo durante unos días, al menos tres para que sea efectiva.

Rutina limpiadora

Antes de comenzar, es importante que, durante los días que realices este procedimiento evites el consumo de ciertas sustancias y alimentos que dificultarán una limpieza profunda de tus riñones. El café, los refrescos, el alcohol, la sal y los alimentos con alto contenido proteico son los productos que debes perder de vista durante la rutina. También puedes aprovechar este receso de malos hábitos e intentar eliminarlos de tu vida del todo, especialmente el consumo de alcohol.

Los líquidos deben ser sustituidos por agua mineral, las carnes por semillas de linaza o girasol y almendras. Aunque entendemos que podrías experimentar un poco de ansiedad, estos productos te mantienen bien alimentado y no permitirán que te fatigues a mitad del día.

Puedes empezar tu día con un desayuno saludable que incluya un licuado natural de arándanos, una baya que facilita la reducción de los niveles de calcio presentes en nuestro organismo. Luego a media mañana bebe el jugo natural de piña y fresa que se explica anteriormente.

Posteriormente puedes acompañar el almuerzo con un té de semillas de sandía y finalmente para la cena un jugo natural de zanahoria. Acompaña esta rutina con un poco de deporte, durante al menos media hora.

Se trata de mantener una dieta equilibrada durante cierto tiempo con el objetivo de desintoxicar los riñones. Si estos consejos finalmente te motivan a realizar un gran cambio en tu alimentación, seguramente no solo tus riñones estarán saludables, sino todo tu organismo.

 limpiar los riñones

Esperamos que las recomendaciones presentadas te aporten lo necesario para limpiar adecuadamente tus riñones.

No pierda de vista al especialista

Al ser uno de los órganos más imprescindibles, su cuidado se hace prioridad. Aunque si las dolencias son constantes y los dolores cada vez más fuertes, recomendamos que acuda a su médico lo antes posible, puesto que si se trata de un padecimiento más severo, estas recomendaciones no serán suficientes.

¿Te ha gustado?
1 usuario ha opinado y a un 100,00% le ha gustado.