Cómo quitar hemorroides

Las hemorroides es un problema clínico que tiene que ver con el sistema digestivo y el intestino ya al final de éste porque suelen ser una inflamación de los tejidos que encuentras en la parte del ano, los cuales llegan a crecer al punto de ser dolorosos; así te indicamos como quitar las hemorroides.

Las hemorroides pueden darse de manera interna y externa, siendo las primeras las más dolorosas y difícil de tratar, puesto que no se dan en la parte del ano específicamente, sino en las paredes internas del intestino, por lo que se debe tener en cuenta otra forma de tratarlas.

Las hemorroides al salir presenta una serie de sintomatología entre las cuelas podemos mencionar:

  • Presencia de granos de consistencia dura al tacto.
  • Sangre en las heces al defecar.
  • Dolor, prurito, hinchazón y enrojecimiento.
  • Infección.
  • Sangrado consecuentemente.

Asimismo las hemorroides pueden clasificarse de la siguiente manera:

  • Fase I: comienza a inflamarse la pared del ano.
  • Fase II: se siente el grano, pero dentro del ano.
  • Fase III: cuelgan del ano los granos, como las hemorroides propiamente dichas.
  • Fase IV: son las que necesitan tratamiento y se mantienen fuera del ano.

¿Que necesitas para quitar hemorroides?

como-quitar-hemorroides3

  • Observación.
  • Desaparecen por sí solas.
  • Tratamiento farmacológico.
  • Tratamiento natural.
  • Cambio en la alimentación.
  • Cremas y ungüentos.
  • Estilo de vida alternativo.
  • Dietas.
  • Mucha fibra.
  • Pérdida excesiva de peso.

Instrucciones para quitar hemorroides

Las hemorroides son bultos que se dan tanto dentro como en la pared exterior del ano además de presentarse con diversos síntomas donde los más fuertes son el dolor y el prurito, debido a diversas causas que te nombramos a continuación:

  • Un embarazo.
  • Estreñimiento crónico.
  • Comida o alimentos picantes, entre otras.
  • Diarrea o problemas digestivos.
  • Mucho esfuerzo al defecar.
  • Herencia.

como-quitar-hemorroides2

Las hemorroides se pueden identificar con un examen físico por parte del galeno, que va a verificar mediante la observación la presencia de las mismas e la parte exterior del ano y por supuesto a través de la exploración del mismo para verificar si se tienen internamente.

Así debes actuar frente a las hemorroides

  1. Medicamentos. Los medicamentos son una primera opción para quienes sufren de hemorroides crónicas, ya que desde el primero momento el alivio es instantáneo, además de muchos otros tipos de cremas, almohadillas y analgésicos para el dolor. Los medicamentos y algunas otras formas que te hemos nombrado, tienen la facultad de eliminar los síntomas en un periodo no menor de 7 días, sin embargo algunos pueden causar irritaciones y alergias al paciente. Las embarazadas también deben consultar primero a su médico. Algunos son:
  2. Corticoides: recetados por el especialista, reducen el dolor, la hinchazón y el prurito que son los principales síntomas.
  3. Laxantes: para ayudar a defecar y reducir la presión y el dolor con los desechos que se encuentran en los intestinos.
  4. Cirugía. La eliminación o tratamiento de las hemorroides por cirugía se llama hemorroidectomía y se caracteriza por ser la extracción de las mismas a través de una intervención, por medio de una anestesia local o general de acuerdo a lo aceptado por el paciente. Cuando se hace este tipo de cirugías, se corre el riesgo de tener ciertas complicaciones que deriven después de la misma, como infecciones en el lugar de la cirugía, de orina e incluso infecciones genitales, que deben tratarse de inmediato.
  5. Grapado. Consiste en la aplicación de grapas en el tejido interno, cuando las hemorroides son dentro de las paredes del intestino, pero es ineficaz a la hora de realizar las grapas en la parte exterior del ano, por tal motivo sólo se usa cuando las hemorroides salen internamente. Es posible que al hacerse este tipo de tratamiento, se llegue a la conclusión de sufrir de hemorroides crónicas, ya que pueden salir en cualquier momento, pero también el cuidado personal, seguir las indicaciones al pie de la letra y cambiar de hábitos puede mejorar la condición del paciente.
  6. No son amenazas. Las hemorroides no son contagiosas ni es una enfermedad mortal, aunque sí reducen la calidad de vida de quienes las llegan a tener en algún momento de su vida, generándole irritación, estrés además de cansancio emocional por la agitación de los mismos. Recuerda que a pesar de no ser graves, las hemorroides también pueden presentar complicaciones en las que la opción pude ser la cirugía, siendo que las reacciones so distinta de una persona a otra y dependiendo la fase en la que se encuentra la afección.
  7. Diagnostica las hemorroides. Las hemorroides internas suelen ser observables a través de una colonoscopia, después de un examen visual completo o de vislumbrar que no existen granos en la parte exterior del ano, por lo que se debe tomar en consideración si la persona los tiene internamente. Aparte del examen visual se debe tomar en consideración otros síntomas como los presentados a continuación: Síntomas diferentes; La presencia de cáncer; Edad del paciente; Sangramiento rectal frecuente; No haberse hecho el examen anteriormente.

Remedios caseros para las hemorroides

Para comenzar el tratamiento, es indispensable saber que existen muchos remedios caseros que pueden prevenir su aparición, siempre y cuando se cuente con la aprobación del médico tratante, además de seguir el tratamiento que éste indique. Por ello:

  1. Cambiar la dieta por alimentos a base de fibra pero sin propasar la dosis para evitar cualquier reacción diferente.
  2. Las almohadillas, son excelentes para el momento más intensos de las hemorroides.
  3. Ungüentos naturales, pueden ser usados como refrescantes para el tratamiento de las hemorroides externas.
  4. Evitar el picante, el cual es uno de los productos más dañinos para este tipo de afección.
  5. Baños de asiento, son ideales con una temperatura más bien tibia para calmar la irritación, ardor e incluso el dolor.
  6. Higiene, es importante tener la parte afectada limpia y seca además de no usar papel higiénico.

Tratamientos farmacológicos

Aparte de los elementos naturales que tienes a tu alcance para lograr una mejoría por más tiempo, tienes que atender al uso de los analgésicos y tratamiento que el especialista recomiende siempre y cuando exista una comunicación directa con él. Este puede tratarse de:

  • Analgésicos, muchos son los recomendados por el especialista ¡y que están a disposición en el mercado para tratar diversos síntomas como el dolor y la irritación. Entre ellos ibuprofeno.
  • Cremas, son muchas marcas las que te pueden recomendar que contengan hidrocortisona como ingrediente esencial para aliviar la inflamación.

Otros tratamientos de farmacia recomendados pueden ser parches, supositorios, ungüentos que contengan el mismo ingrediente analgésico y antiinflamatorio.

  • Inyección. Esta forma de tratamiento la realiza un especialista en una consulta normal, inyectando un elemento químico en la parte que tiene la lesión para eliminar el problema a través del fármaco directamente en la lesión, puede ser eficaz pero puede ser incómodo y algo doloroso. Es importante que al sentir que tienes el problema de hemorroides lo primero es asistir a la consulta con el especialista y de ahí tendrás la posibilidad de obtener lo más aconsejable para el problema, ya que de lo que el especialista observe en la consulta, se dará un tratamiento acorde con la lesión.
  • Hablar con el especialista. Existen muchas interrogantes que el especialista tiene que atender, por lo que será necesario tener presente muchas posibles causas de la sintomatología que sientes en el momento, por tal motivo es importante que recuerdes muchas de las cosas que has sentido durante los días previos.

Es importante además tomar en cuenta anotaciones sobre:

  • Los síntomas que se te han presentado desde que sentiste el primer dolor, irritación o sangre.
  • Programa la consulta de inmediato.
  • Recuerda el día que te diste cuenta que tenías hemorroides, por lo que anótalo de inmediato para que no se te olvide.
  • Debes estar preparado para contestar preguntas sobre tus hábitos alimenticios o incluso si te has propasado con alguna comida en especial, sobre todo el picante y la fibra.
  • Pregunta al médico sobre cualquier duda que tengas sobre las hemorroides y qué tratamiento es el aconsejable para ti.
  • Ablandar las heces

Debes hacer uso de algún tipo de elemento que te ayude si tienes problemas de estreñimiento, así tendrás la posibilidad de ablandar las haces más fácilmente para que no tengas tanto dolor a la hora de evacuar los desechos del organismo.

Una de las cosas más difíciles es la de evitar hacer mucha fuerza cuando se tiene este problema, lo que conlleva a la persona a que sus intestinos sufran además de ser uno de los motivos más recurrentes a la hora de tener hemorroides e incluso de sangrar en el proceso.

Cambios en la manera de alimentarse

De ahora en más hay que tomar en cuenta cambiar la manera de alimentarse y comenzar a pensar en frutas, verduras además de cereales para inducir a tu intestino para que se forme un horario regular para eliminar las impurezas y los desechos tóxicos en tu organismo.

Además de todo esto el agua es un gran complemento para mejorar la salud además de hidratarte, por eso es recomendable que tomes la suficiente durante el día para ayudar a que los elementos sólidos bajen normalmente y puedas sentirte más liviano.

Aliviar los síntomas

Sea cual sea el tipo de hemorroides que tengas, la interna o externa debes acudir de inmediato al centro de salud más cercano que tengas a tu casa, en búsqueda de un especialista que te pueda atender y te ofrezca los ideal para aliviar tus síntomas desde la primera aplicación.

Recuerda el tomar y hacer las indicaciones que el médico te exige, ya que con esto podrás obtener el alivio que mereces, a cada síntoma desagradable que tienen las hemorroides, sobre todo el dolor que es el peor al momento de salir de casa.

Consejos para quitar hemorroides

  • Evita ropa apretada.
  • No te limpies con papel higiénico, es mejor lavarse la parte afectada.
  • No uses jabón con olor, es mejor el neutro mientras tengas las lesiones.
¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.