La fascitis plantar es es una lesión del pie muy molesta y persistente que se produce en la fascia plantar (banda gruesa cuya función es la de tensar la base del pie manteniendo la curvatura plantar, y amortiguar el impacto derivado del acto del desplazamiento sobre la planta del pie. Este fuerte y molesto dolor suele manifestarse especialmente en las mañanas o cuando se hace una actividad intensa. Su curación puede ser muy complicada, pero afortunadamente existen varios tratamientos. Algunos de estos tratamientos se pueden llevar a cabo en casa, mientras que otros necesitan de la asistencia de ortopedas o incluso de cirujanos ortopédicos.

Instrucciones para recuperarte de la fascitis plantar

Te damos unos ejercicios para que te recuperes de la fascitis plantar:

  1. Apoya  uno de los pies en una tabla inclinada,  flexiona levemente la rodilla contraria al pie que está realizando el ejercicio, presiona con el talón hacia abajo. Debes mantener la posición durante un minuto y luego vuelve a repetirlo unas cinco veces.
  2. Acomoda el peso del cuerpo sobre una sola pierna  asegurándote un punto de apoyo estable. A continuación se levanta progresivamente la parte trasera del pie hasta dejar todo el peso del cuerpo sostenido en los dedos. Baja  lentamente sin sobrecargar el empeine. Puedes repetir este  ejercicio unas diez veces.
  3. Colócate  frente a una pared, apoya las manos y mantén una pierna delante y otra detrás. La pierna delantera debe quedar ligeramente flexionada, mientras que la trasera debe estar estirada y con la mayor parte de la planta del pie en contacto con el suelo. En esta posición echa el cuerpo hacia delante hasta notar tirantez en la pantorrilla; en ese punto se mantén la posición unos diez segundos, relaja, y repite la misma operación diez veces.
  4. Siéntate en el suelo con las piernas estiradas, deja el tronco erguido y los pies con los dedos hacia arriba. Pasa una toalla doblada a lo largo por detrás de los pies, justo por debajo de los dedos. En esta posición tira de los extremos de la toalla  hacia ti. Mantén la posición entre 10 y 30 segundos, relaja, y repite el proceso diez veces.
  5. Toma una lata de refresco bien fría   y hazla rodar hacia adelante y hacia atrás con el pie desnudo. Además de estirar el pie, aplicar frío a la zona lesionada ayuda a disminuir el dolor.

¿Que necesitas para recuperarte de la fascitis plantar?

  • Realizar ejercicios diariamente
  • Consultar al médico.
  • Utilizar buen calzado con plantillas si es necesario.
  •  Vendajes que protejan la zona lesionada.

 

Consejos para recuperarte de la fascitis plantar

  • Coloca hielo en la zona afectada al menos dos veces al día, durante 10 o 15 minutos.
  • Reposa lo máximo posible para evitar esfuerzos extras al pie.
  • Emplea calzado adecuado, con una buena sujeción y amortiguación. Un zapato con el talón ligeramente elevado reduce la tensión sobre la fascia.
  • Si todavía tienes dudas sobre cómo recuperarte de la  fascitis plantar, puedes ver nuestro video tutorial con todos los pasos a seguir.

Video

Si te gustan nuestros vídeos síguenos
¿Te ha gustado?
25 usuarios han opinado y a un 96,00% le ha gustado.
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.