Qué es el alcoholismo

La adicción al alcohol es una de las más comunes en todo el mundo. Y además, una de las más peligrosas. Esta adicción ha sido capaz de acabar con la vida de muchas personas y de sus seres queridos.

Hoy en día es una de las principales causas de consulta en salud mental. Se considera que una persona es alcohólica cuando consumen alcohol en exceso hasta el punto de depender de él. Muchas personas comienzan a coquetear con esta droga de manera social. Sin embargo poco a poco termina por convertirse en una necesidad. Lo que hace que la mayoría comience a consumir alcohol a todas horas. Tanto solos como en compañía.

El consumo prolongado de alcohol termina por ocasionar graves problemas tanto a nivel emocional como físico y social.

  • Físicamente el alcoholismo es el causante de que muchos de los órganos vitales comiencen a deteriorarse. Puede provocar graves problemas y lesiones en el hígado, diferentes tipos de cáncer, problemas en el páncreas, en el aparato digestivo… etcétera. Además produce insomnio, degeneración cerebral, etcétera.
  • Psicológicamente gran parte de los casos de depresión y ansiedad están asociados al alcoholismo. Provoca, además, psicosis, epilepsia y diferentes tipos de problemas mentales.
  • A nivel social acaba con las relaciones y las personas que rodean al alcohólico. Rompe familias, amistades y parejas. Produce problemas económicos y laborales. La mayoría de los alcohólicos termina perdiendo su trabajo.

Cómo rehabilitarse

Las consecuencias del alcoholismo se dejan notar en poco tiempo. Y quizá el mayor problema de esta enfermedad es que muchos no se dan cuenta de que la padece. Y sin ser conscientes del problema es imposible solucionarlo.

Sin embargo cualquier alcohólico puede lograr rehabilitarse. Pero saber cómo a veces supone serios problemas para las personas que padecen esta enfermedad y para los que les rodean. Para conseguir la rehabilitación es importante llevar a cabo un tratamiento multidisciplinar. La combinación de profesionales de diversas áreas es la clave para acabar con la adicción. Hoy en día los tratamientos prestan especial atención sobre la necesidad que siente el alcohólico de tomar más alcohol. Tratar este problema es la clave para evitar el consumo de alcohol de manera adictiva.

Desde doncomos queremos explicarte cómo rehabilitarse. Sin embargo, como siempre te decimos, recuerda que no somos médicos. Este artículo es meramente divulgativo. Si necesitas ayuda especializada no dejes de acudir a tu médico. Él sabrá cómo ayudarte y hacer que te recuperes poco a poco. Asociaciones como la de alcohólicos anónimos te ayudará a progresar con mayor facilidad. Y a evitar las recaídas.

¿Que necesitas para Rehabilitarte?

  • El primer paso es reconocer que tienes un problema con la bebida. Si no logras dar este paso es imposible rehabilitarse.
  • Prestar atención a los consejos para saber cómo rehabilitarse.
  • Acudir a un experto que pueda ayudarte de primera mano.
  • Buscar asociaciones de alcohólicos anónimos donde puedas mejorar tu estado gracias a la terapia conjunta.

Instrucciones para Rehabilitarte

  1. Reconocer que se tiene un problema. Es imposible comenzar a rehabilitarse sin que la persona reconozca que tiene un problema. Muchos tardan años en darse cuenta. El hecho de que sea fácil obtener alcohol, de que socialmente no esté mal visto beber y de que la adicción convierta esta droga en una necesidad para hacer que el cuerpo funcione correctamente, logra enmascarar esta enfermedad con relativa facilidad.
  2. Acudir a un centro de alcohólicos anónimos. Una vez reconocido el problema el siguiente paso es buscar la ayuda adecuada. Se puede acudir tanto a una consulta de salud mental como a un centro de alcohólicos anónimos. Estos expertos serán capaces de enfocar el problema en busca de una solución para que el enfermo pueda abandonar su adicción al alcohol.
  3. Iniciar la fase de desintoxicación a nivel físico. Una vez en manos de expertos lo normal es comenzar con la fase de desintoxicación. Es durante este proceso en el que aparece el síndrome de abstinencia. Se conoce como síndrome de abstinencia o “mono” al conjunto de reacciones físicas que surgen cuando la persona deja de consumir alcohol. Este síndrome aparece porque el organismo se ha acostumbrado al consumo del alcohol y solo puede funcionar correctamente gracias a él. El cerebro, de hecho, deja de producir las sustancias químicas naturales que son reemplazadas por el alcohol. En el momento en el que se corta el consumo de alcohol el cerebro y el resto del cuerpo no son capaces de trabajar bien ya que dependen por completo del alcohol para un funcionamiento natural. Durante este proceso los expertos intentan acabar con el síndrome de abstinencia eliminando por completo la presencia de alcohol en el organismo. Según la gravedad de los síntomas provocados por el mono y el grado de dependencia que el enfermo muestre hacia el alcohol, es probable que sea necesaria la hospitalización. En ocasiones es el único método viable para recuperar físicamente al paciente. Si los síntomas no son muy graves y el mono es relativamente llevadero, lo normal es que la fase de desintoxicación se realice en el propio domicilio. Siempre con visitas habituales al centro de salud donde se trata el problema. O al centro de alcohólicos anónimos que esté realizando la desintoxicación.
  4. Seguir la fase de desintoxicación a nivel neuronal. Hasta hace poco la rehabilitación clásica consistía en recuperar físicamente al paciente por medio de la desintoxicación. Sin embargo, los centros más avanzados no solo se encargan de lidiar con los síntomas físicos que produce la abstinencia sino también de recuperar al paciente a nivel neuronal. El alcoholismo causa graves daños cerebrales y altera las funciones cognitivas. El tejido cerebral también debe de ser reparado para conseguir una desintoxicación completa.
  5. Finalizar con la fase de deshabituación. Esta fase es la final de un tratamiento de rehabilitación. Y en principio debe de durar para toda la vida. En esta fase el alcohólico tiene como objetivo dejar de consumir alcohol por completo. El fin es la abstención de por vida. Muchas personas acuden a charlas en centros de rehabilitación durante el resto de su vida para evitar volver a caer en esta adicción. ¿Has visto alguna vez la serie de Mom? Los personajes principales se encuentran en esta serie en la fase de deshabituación. Sin embargo hay veces en las que tienen recaídas que les llevan de nuevo a la fase de desintoxicación.
  6. Insistir en los tratamientos de tipo conductual. Estos tratamientos se han convertido en indispensables para la rehabilitación de esta enfermedad. Se parte de la premisa de que son hábitos y conductas adquiridas lo que han llevado al enfermo a convertirse en un alcohólico. Estos hábitos están relacionados con una serie de conductas que a su vez, han sido motivados por diferentes factores. El tratamiento conductual pretende cambiar estos comportamientos para que el hábito no vuelva a conducir al enfermo a recaídas una y otra vez. Es decir, que cambiando las conductas se puede lograr salir del alcoholismo.

Durante todo el proceso de rehabilitación los pacientes han de lidiar con diferentes especialistas capaces de ayudarles a superar este problema. De ahí que la rehabilitación sea multidisciplinar. Normalmente la rehabilitación incluye:

  • Intervenciones de tipo psicoterapéutico. La terapia individual o en grupos de personas que están pasando por el mismo problema. El animar al paciente a formar parte de diferentes grupos de autoayuda donde se sienta identificado y puedan ayudarle.
  • Intervenciones de tipo psicofarmacológico. En ocasiones, para hacer frente a los episodios más duros del síndrome de abstinencia es necesaria la hospitalización del paciente. En este proceso el paciente es tratado tanto a nivel físico como psicológico para lograr su recuperación a todos los niveles. El uso de fármacos contra los efectos más graves del mono es habitual.
  • Intervenciones de tipo psicosocial. Por ejemplo la psicoterapia en pareja o a nivel familiar. En ciertas películas americanas o series es bastante común ver algún proceso de intervención. En ocasiones estos procesos son organizados por un familiar que reúne a todos los miembros de la familia en el hogar del afectado. O bien invita al afectado sin que este sepa a lo que va. En todos los casos está presente un psicoterapeuta que conduzca la sesión. La cuestión es obligar al alcohólico a afrontar su problema y hacerle ver que tiene apoyo en los seres queridos que le rodean. Puedes ver ejemplos de estas intervenciones en todo tipo de series. Desde The big bang Theory (donde se preparaba una intervención al hermano de Penny), Mom (donde Bonnie recibía una intervención cuando recaía de nuevo) o Better off Ted (en el que el hermano de Lynda también recibe una intervención).

Consejos para Rehabilitarte

Para rehabilitarse nada mejor que acudir a una asociación de ayuda contra el alcoholismo.

Entre algunas de las más destacadas dentro de España podemos recomendarte las siguientes:

FAD o Fundación de Ayuda contra la Drogadicción

Se trata de una institución de tipo privado y sin ánimo de lucro. No solamente se encargan de la rehabilitación para alcohólicos sino para todo tipo de adictos. Su trabajo consiste en evitar el consumo y la adicción. Puedes encontrar varias oficinas tanto dentro como fuera de España. Aquí tienes algunas de sus direcciones:

  • Si eres de Madrid puedes localizar la oficina de FAD en la Avda. de Burgos, 1. El teléfono de contacto es el: 91/ 383 83 48.
  • Si te encuentras en Sevilla FAD se ubica en la c/ Luz Arriero, 5 Local B-C. Puedes contactar con ellos tanto por vía telefónica en el 95/ 510 37 04 como por mail. La dirección de email es aborrego@fad.es.
  • La oficina de Valencia se encuentra en la c/ Amadeo de Saboya, 11. En este caso el teléfono de contacto es el 96/ 352 54 78 y la extensión para ser atendido la 2007. Si prefieres escribir por correo electrónico lo puedes hacer en la siguiente dirección: lferrer@fad.es. También disponen de fax. 93/ 398 18 08.

En la actualidad FAD también dispone de oficinas en Ecuador, El Salvador (el teléfono de contacto es el 00503 2261 2492), Nicaragua (el teléfono de contacto es el 505 2278 2472), Perú y República Dominicana.

FAD también tiene un teléfono de consultas para toda España. Este teléfono sirve para obtener información y es completamente gratuito. Puedes contactar con ellos en los siguientes números. Independientemente de en la Comunidad Autónoma que vivas:

  • 900/ 16 15 15. Aquí podrás obtener información sobre FAD y orientación sobre el proceso de rehabilitación.
  • 900/ 22 22 29. Este número sirve para que las familias obtengan orientación.

En ambos casos el horario de atención telefónica es de lunes a viernes desde las 9.00 de la mañana a las 21.00 de la noche. Podrás encontrar atención telefónica ininterrumpida durante estas 12 horas.

Si quieres conocer más datos sobre el alcoholismo no dejes de leer nuestro artículo al respecto en el apartado de salud: Qué es el alcoholismo.

Esperamos que este artículo te sirva de ayuda. Si tienes experiencia o más información que pueda resultar de interés para los lectores, no lo dudes y compártela con nosotros en el apartado de comentarios. Tus consejos y conocimientos pueden ayudar a muchas personas.

Como siempre te damos las gracias por leernos.

¿Te ha gustado?