¿Alguna vez te has planteado cómo ser donante de médula? Si ese es tu caso, desde doncomos queremos ayudarte para que sepas qué pasos has de seguir. Vayamos por partes. Comencemos explicando qué es la médula ósea.

¿Qué es la médula ósea?

La médula ósea es un tejido que se encuentra en el interior de los huesos de nuestro cuerpo. En concreto de los huesos largos, de las vértebras, del esternón y de las costillas, de la cintura escapular, de la pelvis y en los del cráneo.

En general la médula ósea ocupa el 4 % de la masa corporal de cualquier persona. La médula ósea es un componente clave del linfático. Ayuda a producir linfocitos, que son una parte muy importante del sistema inmunitario.

Se pueden distinguir dos tipos de médula ósea

  • La médula ósea roja. Se encuentra en el tejido esponjoso de los huesos de tipo plano. Como por ejemplo en las costillas. Esta médula ósea tiene una función hematopoyética. Está función está relacionada con la generación de glóbulos rojos. En ella se produce la sangre ya que contiene en su interior células madre. Y las células madre son las encargadas de generar los tres tipos de células sanguíneas. Es decir, las plaquetas, los hematíes y los leucocitos.
  • La médula ósea amarilla. Este es un tejido de tipo adiposo que se encuentra ubicado en los huesos largos. Exactamente en los canales medulares.

El trasplante de médula ósea es clave para la investigación y para el desarrollo de terapias de regeneración relativas al sistema nervioso central y enfermedades relativas a la sangre. Por ejemplo es especialmente necesaria para ayudar a las personas que padecen leucemia. Se extrae de un hueso de donante vivo. Normalmente del esternón o de la cadera. Las células madre de esta médula ósea se trasplantarán al receptor y anidarán en él.

Cómo ser donante de médula

¿Todo el mundo puede donar médula ósea?

Realmente no. Los donantes de médula ósea han de tener una edad comprendida entre los 18 años y los 55 años. Además, han de ser personas que tengan buena salud en general. Aunque la donación de médula ósea se puede hacer hasta los 55, los donantes jóvenes son los realmente necesarios. Estos donantes son aquellos cuya edad está entre los 18 y 35 años.

A día de hoy, este tipo de donación es completamente voluntaria y de carácter altruista en nuestro país. Hoy en día en España se rige por el principio de la solidaridad internacional. Esto significa que cualquier persona que esté inscrita como donante de médula ósea acepta poner a disposición de cualquier persona en cualquier parte del mundo que lo necesite células madre de su sangre.

¿Cómo ser donante de médula ósea?

En primer lugar no hay que olvidar que donar médula ósea es una forma de regalar vida. Sobre todo para aquellas personas a las que se les diagnostica leucemia. En España, cada año, se les diagnostica a más de 5000 personas que padecen leucemia. Para que estas personas sobrevivan necesitan un trasplante de médula ósea. Lamentablemente en la mayor parte de los casos su propia familia no podrá ayudarles. Aproximadamente 3 de cada 4 pacientes carecerá de un familiar cuya médula ósea sea compatible.

Al recibir la donación de médula ósea de un donante se podrá proceder a sustituir las células enfermas del paciente por células sanas procedentes de la médula ósea del donante.

Para donar médula ósea hay que llevar a cabo los siguientes pasos.

  • Infórmate bien antes de donar médula ósea. La información sobre cómo hacerse donante de médula ósea es muy densa. Por ese motivo es importante que estudies con atención todos los datos antes de hacerte donante. La mejor manera de decidirte a ser donante de médula es informarte lo mejor posible. En el momento en el que te decidas a registrarte como donante de médula ósea pasarás a estar a disposición para ofrecer progenitores hematopoyéticos. Es decir, las células madre de la sangre. Y tu acto valdrá para cualquier persona del mundo que necesite de estas cédulas y con la que seas compatible.
  • Comenzar el proceso de donación. Una vez te hayas inscrito como donante de médula ósea llegará el momento de comenzar con tu donación. La donación puede realizarse de dos maneras diferentes.
    • Médula ósea. En este caso, con ayuda de una jeringuilla, se extrae una pequeña cantidad de sangre medular. Se realiza la extracción en la parte posterior del hueso de la cadera. Concretamente de las crestas ilíacas mediante punciones. El proceso de extracción se realiza o bien bajo anestesia general o bien con el uso de la epidural. Esta acción se desarrolla normalmente en el hospital especializado en este tipo de extracciones que se encuentre más próximo al domicilio del donante. Requiere de un ingreso hospitalario de 24 horas. En general este método de donación está actualmente más en desuso que el de sangre periférica. Aproximadamente solo se realiza en el 20 % de los casos. Y se hace cuando se tiene un paciente con una enfermedad muy particular que ha demostrado responder mejor en su tratamiento a partir de este tipo de donación.
    • Sangre periférica. Para obtener células madre de la sangre periférica se administran entre 4 o 5 inyecciones subcutáneas de una sustancia denominada “factores de crecimiento hematopoyético” Gracias a estas inyecciones las células madre que se encuentran en las células óseas pasan al torrente sanguíneo. A diferencia de la donación clásica de médula ósea, este tipo de donación no requiere de hospitalización. Se suele llevar a cabo en el hospital más cercano al domicilio del donante.

¿Ser donante de médula ósea implica algún riesgo?

No te preocupes porque ser donante de médula ósea no implica prácticamente ningún riesgo. En general hoy en día el único riesgo que conlleva es el de la anestesia para aquellas personas que donan mediante la extracción directa del hueso. En general puede quedar algún dolor residual en la zona en la que se ha realizado la extracción. Pero normalmente este dolor desaparece a los pocos días.

Si se realiza la donación a través del sistema de sangre periférica el único riesgo que tendrá serán los efectos secundarios. Dichos efectos secundarios provocan un dolor generalizado en los músculos y en los huesos. Este dolor es muy similar al que se siente cuando tienes la gripe. Desaparece en pocos días. Por lo demás el riesgo es prácticamente nulo.

Si me registro como donante de órganos, ¿puedo retirarme del registro en un momento dado?

Sí, así es. Los hospitales y centros que se dedican a la donación de médula ósea son conscientes de que las circunstancias físicas y personales de cada individuo van variando con los años. Por ese motivo no hay ningún problema si en un momento dado decides darte de baja del registro en el que te hayas apuntado. No obstante, lo mejor es que antes de decidirte por hacerte donante de médula lo sopeses muy bien. Piénsalo con calma pues, aunque puedes darte de baja cuando quieras, el compromiso moral que adquieres es muy importante. No olvides que otra persona se está jugando la vida y que es probable que solo pueda sobrevivir gracias a donantes como tú.

¿A qué asociaciones de donantes de médula ósea puedo acudir para hacerme donante de médula?

Entendemos que las asociaciones de donantes de médula ósea serán diferentes en cada país. En este artículo vamos a ofrecerte aquellas que se encuentran localizadas en España.

  • La Fundación Josep Carreras contra la leucemia. Esta fundación creó en el año 1991 REDMO, el Registro de Donantes de Médula Ósea. El objetivo de crear este registro fue que aquellos pacientes enfermos de cualquier enfermedad relativa a la sangre (incluida la leucemia) que carecieran de un donante familiar que fuera compatible para un trasplante de médula ósea, pudieran acceder a dicha donación por medio de otro donante. Pariente o no. Hasta que no se creó REDMO los pacientes españoles no tenían acceso a ningún registro de donantes de otros países. Gracias a la Fundación Josep Carrearas se crearon mecanismos de colaboración para tener contacto con el resto de registros de otros países. Tanto de Europa como de Norteamérica. En 1994 REDMO fue integrada en la red asistencial pública del Sistema Nacional de Salud. Hoy en día este registro cuenta con más de 190.000 donantes de médula ósea tipificados. Gracias a REDMO más de 7000 personas de todo el mundo han podido someterse a un trasplante de médula. Puedes informarte sobre REDMO y la Fundación Josep Carreras a través del siguiente enlace.
  • Federación Española de donantes de Sangre. Puedes conocer más datos sobre esta Federación a través del siguiente enlace.
  • Asociación Dona Médula Aragón. Puedes conocer más datos sobre esta Federación a través del siguiente enlace.
  • Fundación Nacional FUNDASPE. Puedes conocer más datos sobre esta Federación a través del siguiente enlace.
  • Asociación Regional de Donantes de Médula Ósea de Castilla la Mancha. Puedes conocer más datos sobre esta Federación a través del siguiente enlace.

Esperamos que este artículo te haya servido de ayuda. Estamos deseando conocer más datos sobre ti y sobre tu historia como donante de médula ósea. No encantará que nos dejes un mensaje en el apartado de “comentarios” para explicarnos tu experiencia personal.

¿Te ha gustado?