Una de las enfermedades que, por desgracia, están los médicos dando la voz de alarma y empiezan de nuevo a concienciar a la población con multitud de anuncios y mensajes, es con el virus del herpes genital.
Desgraciadamente, decimos, porque es una enfermedad que es totalmente evitable. Pudiéndolo evitar, es sorprendente que todavía se den estos casos… el herpes genital afecta más a unos países que a otros. En los últimos años, en Europa, se están dando muchos casos de este herpes. Pero en América, por ejemplo, es donde siempre ha estado más presente el problema.

Cuando se tiene y se sufre el herpes genital, que puede darse la infección tanto a hombres como a las mujeres, lo primero que se nota es escozor, molestias y vergüenza en algunos casos. Hay que tener cuidado para que el problema ni vaya a más, ni se contagie.

En muchos casos, por vergüenza, no se quiere ir al médico y confesarles lo que están padeciendo o el problema que tienen. Error… los médicos no te juzgarán y tampoco se fijarán exclusivamente en tus zonas íntimas. Son médicos, están acostumbrados y cosas peores habrán visto durante toda su carrera y carrera laboral. Por tanto, no seáis cabezones/as y acudid al médico. Alomejor necesitáis alguna pastilla para controlar la infección o alguna crema o pomada.

Como ya hemos dicho, el herpes genital, es una enfermedad de transmisión sexual. También se le conoce como ETS de manera resumida.

Para saber cómo tratar el herpes genital, sigue leyendo. Desde doncomos.com vamos a intentar resolveros las dudas más frecuentes que os puedan surgir cuando se dan estos casos, aunque hacemos hincapié que siempre que el problema no mejore, hay que acudir al médico. Estamos hablando de la salud…
Cuando esta afección hace acto de presencia, una de las zonas donde se aprecia el problema, es en la piel de los genitales y también en las mucosas genitales.

¿Cómo se puede evitar que a ti te aparezca el herpes? Un herpes, a priori, intentando que no te lo peguen, es lo más inteligente. Pero obviamente, no todo el mundo que lo tiene es porque alguien se lo haya pegado. Es un virus, es vírico, se contagia con mucha facilidad… y es tan simple, como que alguien que está cerca, tosa o estornude y los virus vayan a ti. O bien que te den la mano, que no hayan tomado medidas higiénicas, etc. Son muchas las posibilidades… incluida, la posibilidad de que tu cuerpo tenga una bajada de defensas y en ese caso, te aparezca un “bonito” herpes. Este caso es muy típico en algunas personas, que, tras una bajada de defensas, han tenido fiebre, han estado enfermas y el cuerpo ha expulsado un herpes en la boca.

Instrucciones para tratar el herpes genital

  1. Hay que tener cuidado porque siempre se contagia por transmisión sexual. Tanto por sexo, como por el hecho de contacto sexual. Al estar en contacto con otra persona que ya tuviera este problema y padeciera del herpes, te lo puede contagiar, sobre todo, por no utilizar preservativos.
  2. El preservativo es el único método para protegerse frente a las relaciones sexuales, y así, poder evitar problemas de salud, tales, como este del herpes genital, que son por contagio.
  3. El VHS, es el virus del herpes genital que se contagia por transmisión sexual.
  4. Hasta la fecha, hay dos tipos de VHS (virus herpes) y se clasifican en 1 y en 2.
  5. El VHS 1: el virus que es vírico y aparece por ejemplo en la boca, en el labio, la cara… son los más comunes. Cuando hacen acto de presencia, aparecen en forma de ampollas, úlcera bucal, hinchazón labial, enrojecimiento, notas mucho picor, notas mucho calor en la zona, etc. Hay que tener cuidado porque es muy contagioso.
  6. Hay que tomar medidas para que no se contagie a otras personas. Por ejemplo, a la hora de beber, cuidado con los vasos, con los cubiertos, con la ropa, las toallas, los pañuelos, etc. A la hora de dar besos, cuidado y lo mismo ocurre con el sexo. Una persona puede contagiarse del herpes genital por practicar sexo y contagiarse al estar uno de ellos con herpes o bien, por realizar el sexo oral. Si presentas un herpes, intenta evitar mantener relaciones sexuales hasta que se te haya curado y haya desaparecido el herpes.
  7. El VHS 2: es el herpes genital, del que estamos hablando ahora. Se puede contagiar o bien por los genitales, al estar en contacto o por las secreciones de la boca.
  8. Aunque se cree que sólo se contagia si ya ha aparecido el herpes, lo cierto es, que posiblemente el herpes haya hecho acto de presencia (con simplemente teniendo los síntomas) pero no haya asomado y no se vea. Por tanto, ya puede contagiarse en ese momento. Cuidado.
  9. Cuando se padece de herpes del tipo uno, hay que tener mucho cuidado con los cambios bruscos de temperatura. Si de repente, hace mucho calor, empiezas a sudar mucho, o estás enfermo y has tenido fiebre… en estos casos, el cuerpo reacciona y las defensas actúan. Si has padecido de herpes, te volverá a salir y si no lo has tenido, es posible que aparezca.
  10. Ten especial cuidado con el sol. El calor, las altas temperaturas… si te da el sol en la zona donde hasta tenido y/o tienes un herpes, el problema se acrecentará, empeorará y tardará mucho más en curarse. No sólo eso, sino que te puede quedar una cicatriz, por la marca. Todo lo que se comente, siempre es para prevenir o en el peor de los casos, si ya lo has sufrido o lo estás sufriendo, intentar sobrellevarlo algo mejor. Pero en ningún caso, se puede curar. Es posible que desaparezca el herpes, que estés años sin volverlo a tener, pero de repente, puede salirte de nuevo e incluso, salirte y propagarse de un tamaño mayor.
  11. Para aliviar los efectos del herpes genital, las molestias que causan las ampollas, los picores, el ardor, la inflamación, etc. Aliviará mucho esa sensación, el frío. Puedes utilizar agua fría, compresas frías, y dejarlas unos minutos sobre la zona. Aliviará el picor y la hinchazón.
  12. Intenta mantener la zona lo más seca posible, la humedad no es buena amiga del herpes.
  13. Intenta utilizar ropa interior de un tejido de algodón. Esto ayudará bastante. Algunos tejidos provocan picores o al ser tejidos sintéticos favorecen los picores. Mantén una correcta limpieza, pero mucho cuidado de lavar después todo.

¿Que necesitas para tratar el herpes genital?

  • Acudir al médico. Sólo un especialista podrá recomendarte tomar algún tipo de antibiótico, calmante o antiinflamatorio.
  • Jabón y agua.
  • Desinfectante.
  • Toallas.
  • Cremas y/o pomadas que sólo el médico, un especialista, puede recomendarte.

Consejos para tratar el herpes genital

Una crema/pomada que va muy bien para el herpes genital, es el Valacicovir i el Aciclovir. Ambos se venden en farmacias y ayudan bastante con las molestias, pero siempre, acudid al médico para que este incluso en casos donde las ampollas pueden molestar y/o doler mucho, os pueda recetar alguna medicación.

Aunque puedas pensar que es una tontería, hay épocas más propensas para que el herpes haga acto de presencia.

Cuando estás muy estresado/a puede dar un vuelvo al organismo y hacer acto de presencia la infección, por tanto, intenta evitarlo, así como el sol directo, mucho calor, cambios bruscos de temperaturas, etc.

¿Te ha gustado?