El herpes labial, es una infección que destaca por ser generalmente de tipo 1. ¿Qué quiere decir esto?

Pues el herpes, se clasifica en dos tipos: el 1, entraría en el rango del herpes labial. Y está también, el tipo 2. Este tiene que ver con las transmisiones sexuales y es el llamado, herpes genital.

Saber cómo evitar el herpes labial, es más importante de lo que parece. ¿porqué? Pues porque no tiene curación. Una vez que aparece, siempre se queda el virus en el cuerpo. No os alarméis. No es nada grave. Simplemente, si os aparece una vez, es posible que tengáis la suerte de que no os aparezca nunca más, cómo que os aparezca cada X meses o años. Sobre todo, suele salir de nuevo a las personas que tienen mucho estrés, que pasan muchos nervios, tienen las defensas muy bajas o sufren cambios de temperaturas muy briscas. Ahí, es cuando el herpes labial, hace acto de presencia. Va por rachas y aparece y desaparece.

¿Cómo es posible que hayas podido contagiarte del herpes labial? Pues hay que decir, que este tipo de herpes es vírico. Por tanto, se contagia con muchísima facilidad. Y no hace falta que hagas nada raro. Por ejemplo, basta que le des un apretón de manos a alguien que haya tenido un herpes o lo tenga y no se haya lavado las manos, que tosa, que estornude, etc. En ese caso, es muy probable que puedas contagiarte del herpes labial.
Este tipo de herpes también es popularmente conocido como calentura. Y sí, es lo mismo, pero dicho de otra manera más popular.

Es bastante molesto, puede ocasionar dolor, pica, se siente escozor, es incómodo… y no es bonito de ver, pero hay que intentar siempre, tomar precauciones para que intente no salir de nuevo o sea más virulento y para que no quede cicatrices una vez se empiece a curar.

Cuando el herpes labial empieza a salir o empieza a manifestarse, no siempre lo hace de repente. Es decir, la persona afectada, puede empezar a notar una calentura. La zona del labio le arde, le pica mucho o siente un ligero quemazón. A simple vista tal vez ni se aprecie o sea un ligero enrojecimiento, pero la persona ya nota que algo no va bien. En los casos más virulentos, de repente si le puede aparecer las ampollas o incluso una inflamación en la zona labial bastante importante y sentir muchas molestias. Para evitar que esté mucho tiempo la herida (teniendo en cuenta no sólo lo incómodo que es, sino que resulta estéticamente hablando, bastante desagradable), lo ideal sería que la persona siempre llevara en un neceser o tener en casa, una crema y/o pomada que venden en farmacias y es específico para las calenturas. Esto sirve para que empiece a curarse del mismo momento y no se expanda más.

El herpes labial o calentura, es una infección vírica. Como tal, hay que intentar no propagarla y para ello, hay que tener mucho cuidado con las cosas de contacto.

Instrucciones para tratar herpes labial

  1. Siempre que utilices toallas, paños, pañuelos, etc. Ponlas a lavar y asegúrate de que nadie más las utiliza después de ti.
  2. Lávate siempre las manos. Si estás en un lugar público o no puedes en ese momento, son muy útiles los jabones desinfectantes. Llevan en su composición alcohol y desinfectan.
  3. Siempre que tosas o estornudes, tápate la boca y la nariz. Cuidado con los virus o escupir, porque al ser un virus, es sumamente contagioso y puedes contagiar a otra persona.
  4. Es posible, que sin haberte contagiado nunca nadie, de repente tu cuerpo tenga una bajada de defensas y tu organismo reaccione con una calentura en el labio. En la mayoría de los casos, es lo más frecuente…
  5. Como indicamos al inicio, otro factor muy importante, es el estrés. En épocas de mucho estrés, a más de uno y de una, les ha salido en algún momento una calentura. Es difícil poder decir que os toméis las cosas con calma, os relajéis, etc.
  6. Con lo anterior, también pasamos al cansancio. Y es que, si os fijáis, el cuerpo es muy sabio y el organismo cuando se colapsa, baja las defensas y aparecen las enfermedades de diversa índole.
  7. Los cambios bruscos de temperatura tampoco ayudan nada. Sobre todo, esto de la temperatura es importante una vez que ya te ha salido un herpes labial. El cuerpo reacciona y rota de repente el herpes.
  8. Por tanto, ocurre con bastante asiduidad en verano o épocas de mucho calor. En la playa, piscina o donde sea cuando hace calor, para intentar prevenir el que haya un brote y aparezca el herpes de nuevo, es evitar el contacto directo con el sol. Aplícate siempre una buena protección y así por lo menos, evitarás las molestias que pueda ocasionarte la calentura.
  9. Un remedio que funciona muy bien y que es casero y no te cuesta dinero, es aplicarte frío en el labio. Coge un paño, un hielo y aplícatelo sobre la calentura (nunca el hielo directo a la piel ni el labio) porque quema la piel. Esto ayuda a reducir la inflamación, reduce el escozor, el picor… no es la panacea, pero te sacará de un apuro.
  10. Otro remedio muy útil que aliviará, sobre todo, el picor, es aplicarte alcohol con un algodón. Colócatelo sobre la calentura. Además, el alcohol ayudará a cicatrizar antes la herida.
  11. Jamás revientes las ampollas que salgan. Por muy molestas que sean, por mucho que estéticamente te fastidien y te acomplejen, no lo hagas. Sólo empeorarías el problema, te durará mucho más la herida y se te puede infectar.
  12. Si tienes muchas molestias, acude al médico. Sólo él, puede aconsejarte sobre la crema o pomada que puedes aplicarte y en algunos casos, que medicación tomar.
  13. El tiempo estimado que puede durar un herpes labial no es exacto. Siempre dependerá de cómo se realicen las curas, el tratamiento, el tipo de grado… pero suele rondar entre una semana y los quince días.

¿Que necesitas para tratar herpes labial?

  • Algodón.
  • Alcohol.
  • Pomadas y/o cremas específicas para el herpes labial. De venta en las farmacias.
  • Protección solar.
  • Parches para las calenturas.
  • Cacao para evitar que el labio se deshidrate (sobre todo en verano).
  • Un paño/toalla (después lavar).
  • Hielos para aplicar sobre el herpes labial.
  • Jabón antibacteriano.
  • Jabón.

Consejos para tratar herpes labial

Por suerte, cada vez se ha ido avanzando más con los productos para algunas heridas/tratamientos y ha sido el caso de calenturas. Por suerte, hay muchos productos que pueden no solamente ayudar a disminuir las molestias por el herpes labial, sino que, además, lo cura y disimula. Es muy importante el tema estético, porque seamos sinceros, a nadie le gusta tener en la zona del labio una herida que con los días va adquiriendo una costra y se hace molesto a parte de que la gente te mira o te tratan como un apestado/a para que no se lo pegues.

Hay muchos productos que disimulan, ya no es tan frecuente ver a la persona con un pegote de crema blanca sobre la calentura, viendo como todo el mundo mira justo donde tú no quieres que lo hagan… ahora están las cremas de color transparente, haciéndolo mucho menos visible e incluso parches para el herpes labial, que te permiten poder maquillar sobre él.

¿Te ha gustado?