Cómo tratar la intoxicación del hígado

Puesto que algunas personas han hecho suya la filosofía popular de que la vida es solo una, se han entregado a los placeres y a los excesos, al abusar de la bebida, de la comida y de otras prácticas que podrían ser perjudiciales.

Esto, sin tomar en cuenta el hecho una realidad universal: toda acción tiene su reacción. En pocas palabras, todo lo que hagamos, sea para bien o para mal, traerá consecuencias. Muchas de las cuales trascienden en el paso del tiempo y afectan a otros.

Al caer en una vida descontrolada y llena de excesos, uno de los más perjudicados es el propio cuerpo, ya que este asimila todo lo que introducimos en él. Si bien es cierto que, por lo general, no comenzaremos a percibir síntomas negativos desde el primer momento, a la larga, es probable que terminemos desarrollando ciertas enfermedades, muchas de las cuales podrían llevarnos a la muerte.

intoxicación del hígado

Una de ellas es la cirrosis, una cicatrización irreversible del tejido hepático producida por la intoxicación del hígado. Pero, ¿cuál es la causa de la intoxicación hepática? ¿Cuáles son sus principales síntomas? Y, más importante todavía, ¿cómo se debe tratar para evitar complicaciones futuras?

Si estás leyendo este artículo, esta es tu oportunidad para tomar conciencia de la manera en la que estás tratando tu cuerpo. Aquí encontrarás todo lo que hay que saber en lo relacionado con el tratamiento contra el hígado intoxicado.

No conforme con ello, estaremos compartiendo contigo algunas recomendaciones sobre hábitos saludables que deberías comenzar a poner en práctica desde este mismo día. Lo que te permitirá que disfrutes de una vida mucho más enriquecedora, feliz y duradera.

Por eso, y por mucho más, no puedes dejar de leer este muy interesante y breve artículo. Podría llegar a salvarte la vida. Veamos cómo.

Instrucciones para tratar la intoxicación del hígado

intoxicación del hígado

La intoxicación del hígado o hepatitis tóxica es la inflamación del hígado, la cual se produce como consecuencia de la exposición a determinadas sustancias. Algunas de estas sustancias pueden ser el alcohol, algunos químicos, los mismos medicamentos y los suplementos nutricionales.

En ocasiones, la intoxicación hepática se produce al poco tiempo de estar expuesto a la toxina, mientras que, en otros casos, puede llegar a demorar varios meses de uso periódico antes de que lleguen a manifestarse los signos y síntomas propios.

Con frecuencia, estos síntomas suelen desaparecer cuando se deja de estar expuesto a la toxina causante. Sin embargo, la intoxicación puede llegar a ser tan grande que cause daños permanentes en el hígado, como la cirrosis y, en algunos casos, la insuficiencia hepática, la cual puede poner en riesgo la vida.

Síntomas

intoxicación del hígado

Cabe señalar que las formas leves de la hepatitis tóxica puede que no cause síntomas y que solo se detecte a través de un examen de sangre. No obstante, en una etapa más avanzada, estos pueden ser algunos de sus signos y síntomas:

  • El color amarillento de la piel y en la parte blanca de los ojos, también conocida como ictericia.
  • Cólicos abdominales al consumir alimentos altos en grasa.
  • Heces grasosas, brillantes y de color claro o pálido.
  • Náuseas y vómito.
  • Pérdida del apetito.
  • La presencia de erupciones cutáneas.
  • Orina de color oscuro similar al color del té.
  • Pérdida de peso.
  • Fatiga y cansancio físico.
  • Picazón.
  • Dolor debajo del lado derecho de la caja toráxica.
  • Uñas quebradizas y agrietadas.
  • Un sabor amargo en la boca, en especial luego de consumir algún alimento, etc.

Ante esta situación tan alarmante cabe preguntarse, ¿cuál es el tratamiento para desintoxicar el hígado? ¿Cómo se puede tratar la hepatitis tóxica?

¿Que necesitas para tratar la intoxicación del hígado?

Antes de hablar sobre la manera de desintoxicar el hígado, debes tener presente que un proceso depurativo puede llegar a desencadenar una crisis aguda, cuyos síntomas son jaqueca, malestar general y hasta fiebre. Todo esto es un indicativo de que se están produciendo cambios importantes en el cuerpo.

Para tratar la intoxicación del hígado, necesitas seguir los siguientes pasos:

Cuida tu alimentación

sal de apio

Esto implica que, por al menos una semana, debes consumir frutas que sean ricas en azúcares, ya que estas favorecen el buen funcionamiento del hígado. Algunas de las más destacadas son la manzana, las uvas, las ciruelas, las cerezas, las fresas y el níspero.

También, debes aumentar la ingesta de verduras y hortalizas. Estas aportan potasio y otros nutrientes importantes para tratar trastornos del hígado. La recomendación es que los consumas crudos o cocinados con muy poca sal. Entre las que puedes escoger están las alcachofas, los cardos, los rábanos, las berenjenas, etc.

Asimismo, es recomendable que ingieras lecitina, ya que es rica en colina que es un nutriente muy importante en el metabolismo del hígado y que ayuda a evitar que se deposite grasa en él.

Recurre a las hierbas y plantas

intoxicación del hígado

Entre las que se destacan por favorecer el proceso de desintoxicación están los cardos marinos. Estos son ricos en una sustancia que ayuda a la regeneración celular del hígado, estimula su funcionamiento y previene la intoxicación.

También está el diente de león, el cual es diurético, depurativo y favorece a la buena función del hígado.

Utiliza complementos nutricionales

antibióticos

 

Algunos de estos son la colina, la cual se encarga de eliminar y evitar que se acumule grasa en el hígado, la vitamina C, que ejerce una acción importante a nivel antiinflamatorio y antioxidante.

También está la glutamina, la cual cumple una función similar a la colina y, finalmente, el azufre, el cual se encarga de desintoxicar el organismo en general por medio del hígado.

Toma sales de Epsom

Su preparación es muy simple. Solo debes mezclar 4 cucharadas de sales de Epsom en 3 tazas de agua. Luego, vierte la bebida en una jarra y resérvala en el frigorífico.

La recomendación es que bebas unos dos vasos diarios de esta preparación. Hazlo, preferiblemente, entre las 6 y las 8 de la noche. Al día siguiente, toma otro vaso en ayunas y espera unas dos horas antes de desayunar. Luego de hacer esto, no es recomendable que continúes tomando sales de Epsom.

Por supuesto, como es natural, estas recomendaciones no sustituyen el tratamiento que te recete tu médico tratante. Más bien, se trata de un complemento que te ayudará a acelerar el proceso de desintoxicación del hígado. Pero, ¿cómo puedes prevenir la hepatitis tóxica?

Consejos para tratar la intoxicación del hígado

calambres

Si bien es cierto que no siempre podrás prevenirla, puedes llegar a reducir los riesgos si tomas en consideración estas recomendaciones:

  • Limita los medicamentos. Tómalos solo cuando te los hayan recetado y procura tomar los de venta libre solo cuando necesario hacerlo. Trata de ubicar otras opciones para problemas frecuentes, como la presión arterial alta, el colesterol y el dolor producido por la artritis, entre otros malestares similares.
  • Toma los medicamentos de la forma indicada. Esto implica seguir las recomendaciones del médico al pie de la letra en cuanto a la cantidad y el tiempo en que consumirás el medicamento. No te excedas en su uso si notas que los síntomas no mejoran.
  • No mezcles el alcohol y los medicamentos. Esta es una muy mala combinación. Pregunta a tu médico tratante sobre la interacción entre el alcohol y los fármacos recetas o de venta libre que consumes.
  • Toma precauciones al manipular sustancias químicas. En especial, si trabajas con ellas. Si entras en contacto con alguna sustancia peligrosa, sigue las instrucciones de tu lugar de trabajo y llama al servicio de emergencia de la localidad o al centro de toxicología para solicitar ayuda.

Asimismo, mantén los medicamentos y las sustancias tóxicas fuera del alcance de los niños para que no puedan ingerirlos de forma accidental.

Si tomas tienes presente estas sencillas recomendaciones, te estarás asegurando de cuidar tu hígado de la mejor manera. Recuerda que puede llegar a ocasionarte problemas de salud más graves. La clave está en la prevención. El día de mañana pudiera ser demasiado tarde para ti.

¿Te ha gustado?

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada.