Contenido del Artículo

Desde siempre la manzanilla o camomila se ha usado como producto medicinal. Cuando los niños se ponían malos en el colegio los profesores siempre les hacían bajar a secretaria para que bebieran una manzanilla. O cuando alguien esta malo del estómago es la primera infusión que viene a la cabeza para acabar con los dolores y el malestar. Esto es porque tiene propiedades medicinales.

La manzanilla está compuesta por ácido antémico, camarinas, flavonoides, hidratos de carbono, acidos grasos y vitamina C.

Un exceso de esta planta puede provocar vómitos, sobre todo si a los niños se les suministra la misma dosis que para los adultos. Esto se utiliza cuando hay una intoxicación alimenticia en la que es necesario expulsar lo consumido, en caso contrario de que se quiera cortar el vómito solo es necesario tomar las cantidades necesarias según edades y sexos.

También te interesará: Propiedades Medicinales de la Manzanilla

Puedes tomarla en infusión, mezclando las hojas de manzanilla o los preparados en bolsitas en una taza de agua caliente; y también con baños de vapor.

Instrucciones

  1. Sus propiedades se relacionan con los problemas gástricos, ya que es una planta protectora del estómago. También sirve para problemas nasales como la sinusitis, para las articulaciones y para disminuir los dolores derivados de la menstruación.
  2. Reduce los espasmos del síndrome premenstrual y durante el periodo ayuda a que la cantidad, el flujo y la periodicidad se regulen. Para esto solo es necesario que la mujer consuma dos o tres tazas al día de la infusión.
  3. Si se toma cuando la persona tiene problemas de hígado, también los reduce. Estimula la expulsión de la bilis por parte de la vesícula. Y su composición le convierte en diurético, reduciendo los problemas de colesterol, ya que la colina que contiene acaba con el exceso de grasas.
  4. Sus propiedades antioxidantes hacen que ayude a la digestión en el caso de comidas pesadas, aunque en lugar de la manzanilla al uso la mejor opción es la amarga. Como es antioxidante ayuda a limpiar el organismo y a expulsar lo no beneficioso para el cuerpo, así como a no retener líquidos, por lo que es buena en personas con sobrepeso y para aquellas que quieren adelgazar.
  5. Las propiedades sedantes de la manzanilla hacen que sea buena para calmar los nervios. Cuando hay un examen, un evento especial, la persona está intranquila o padece depresión, lo mejor es tomar una o dos tazas de la infusión y los nervios cesarán.
  6. Las hojas de la manzanilla se usan para hacer las infusiones, pero también son comestibles y sirven como hierba aromática.
  7. La manzanilla es un relajante muscular, por lo que resulta útil para acabar con los problemas de flatulencias y bueno para después de comer y antes de irse a la cama, relaja sin necesidad de tener que tomarse una pastilla, ya que también tiene propiedades sedantes.
  8. Es buena para la piel. Cuando los bebés tienen problemas de irritación a causa del pañal o las personas tienen hemorroides, la camomila viene muy bien. En estos casos habría que hacer un preparado con un paño. Coge las hojas de manzanilla y mézclalas en un vaso de agua caliente, como si fieras a hacer un té, pero no tanta cantidad. Coge un paño grueso para no quemarte y humedécelo entero en el preparado. Pásatelo por la zona irritada a golpes o dejándolo reposar, pero nunca arrastrando ya que entonces harás que se extienda la irritación y duela más. Hazlo varias veces al día, sobre todo al acostarte, para que durante la noche haga efecto ya que será cuando menos te vayas a mover.

Consejos

  • Compra hojas de manzanilla en un herbolario y hazte un té con ellas, mucho mejor que comprar las típicas bolsitas. Solo tendrás que hervir agua y echar un puñado de hojas. Espera unos minutos para que las hojas desprendan sus propiedades en el agua y entonces cuélalas. Si se te ha quedado un poco frio, vuelve a calentarlo.
  • Si eres de las mujeres a las que le duele mucho la menstruación, una semana antes de que te baje tomate dos o tres tazas de la infusión al día. Así el síndrome premenstrual será menor, del mismo modo durante el periodo, si es que te duele.
  • Si has comido demasiado o eres de digestiones largas y pesadas, lo mejor que puedes hacer es tomarte una manzanilla después de la comida.
  • Si tienes problemas para dormir, tómate una taza de manzanilla una hora o dos antes de irte a la cama. Notarás como te cuesta mucho menor conciliar el sueño.
  • Si tienes un examen o un acontecimiento importante y estás nervioso, no dudes en tomarte una taza para bajar esos nervios.
  • Si no te gustan las infusiones, también puedes tomarte la manzanilla en cápsulas. Puedes comprarlas en un herbolario o en una parafarmacia y tendrás que tomarlas con un traguito de agua dos o tres veces al día.

Que Necesitas

  • Bolsitas u hojas de manzanilla
  • Taza con agua caliente
  • Colador
¿Te ha gustado?
24 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.