Son varios los síntomas de la depresión.

Puede haber momentos en que nos sentimos algo deprimidos y es totalmente normal, pero cuando esto se vuelve clínico o crónico, ya es una enfermedad que debe ser tratable.

Es una enfermedad grave que afecta  la persona tanto de forma mental como física; cuando se sufre de este mal las personas quieren estar solas y les provoca alejarse de todo, de su familia, de sus amigos, no quieren estar en su escuela o trabajo.

Este es un trastorno afectivo que se manifiesta tanto con síntomas psíquicos como somáticos, es un dolor que sale a flote; en un tratamiento de depresión se hace indispensable valorar todo el entorno que tiene el paciente.

Cuando se comienza a sufrir de depresión, los primeros síntomas son sufrir trastornos de ansiedad, pérdida del apetito, pérdida del  sueño y dejar de sentir interés en muchos aspectos de la vida como en las personas o  en las actividades cotidianas, a nada se le encuentra valor alguno.

Cuando se llega más allá de la angustia, o sea a una depresión donde la melancolía y la tristeza no desparecen, es cuando se habla de una depresión clínica. La persona se empieza a sentir sin ningún tipo de esperanza y totalmente inútil, ya no quiere hacer nada y se da por vencida con facilidad; cuando se sufre de este mal, se empieza a perder el placer de hacer hasta las cosas que más se disfrutaban en la vida como ir al cine o incluso hacer el amor; comienza a fomentarse mucha tensión en las relaciones tanto personales como laborales, las condiciones de salud se deterioran y es tan grave que muchas veces lleva a la persona a acudir al suicidio.

La depresión es una enfermedad que no discrimina ni edad, ni género, ni nivel socioeconómico, básicamente cualquier persona la puede padecer, aunque es más común en las mujeres. Aquí te dejamos este artículos interesante para ayudar a superar la depresión.

Algunos de los factores que causan depresión son: el uso de ciertas medicinas, puede ser hereditaria también, cambios drásticos y dificultades en la vida, sentir que se está perdiendo el control de la existencia. Padecer enfermedades como cáncer, Parkinson, sida o diabetes, ansiedad, abusar de las drogas o del alcohol, entre otras.

A continuación describimos algunos de los síntomas de la depresión, mientras más de éstos padezca la persona, más grave será su enfermedad y más difícil y lenta será su recuperación

Instrucciones

  1. Ansiedad: la depresión siempre estará acompañada por la ansiedad, pero es importante tener en cuenta que se puede sufrir de un trastorno de ansiedad sin que sea depresión. Esto da cambios de ánimo, irritabilidad y mal humor.
  2. Insomnio: si padeces ansiedad puedes presentar trastornos en el dormir, donde se te dificulta conciliar el sueño o te despiertas varias veces en la noche; otros pacientes presentan todo lo contrario, duermen horas excesivas.
  3. Tristeza patológica: todo ser humano siente tristeza, pues hace parte de su ser, pero cuando alcanza niveles mayores que interfieren de forma negativa en la vida diaria, ya es patológica y dificulta de manera drástica  las relaciones personales y laborales, también en lo familiar y hasta en lo sexual.  La tristeza puede aparecer sin motivos o acontecimientos que podrían ser causantes de generarla,  por ello la persona que sufre de depresión siente que la vida ha perdido toda su esencia, llegando al punto de sentir que no puede brindar afecto o amor, por lo cual se siente más culpable y la tristeza crece. Aproximadamente un 15% de las personas que sufren de depresión terminan por suicidarse.
  4. Desaliento y desgano: la persona no le encuentra ningún sentido a la vida, por lo cual se vuelve muy apática, nada le provoca hacer, ni siquiera vivir.
  5. Pérdida del apetito: a una persona que sufre depresión no le provoca nada, ni comer, por lo que también pierde peso.
  6. El placer desaparece: tanto en la parte sexual como en las actividades que solían gustarle a la persona;  la mujer se vuelve frígida y el hombre impotente, ya no se le encuentra sentido a los deportes o juegos que antes los apasionaban.
  7. Pensamientos descontrolados: todo el tiempo se está pensando en cosas malas, se tienen sentimientos de culpa, ideas totalmente derrotistas, muchas distracciones y pérdida de la memoria, también pensamientos lentos que deprimen aún más.
  8. Alteraciones somáticas: las personas con depresión empiezan a sentir dolores erráticos o crónicos, también mucho cansancio, se sienten fatigadas y sudan mucho durante la noche.
  9. Cambios en el comportamiento: la persona puede llegar a los  dos extremos, por un lado quedarse en una posición cerrada, totalmente quieto o por el otro, puede explotar generalmente en mucho llanto por motivos que no merecen la pena, entran en una crisis de angustia.
  10. Posibles delirios: las personas que sufren de depresión cargan con grandes culpas que ni siquiera tendrían por qué existir y estas muchas veces llevan a delirios.
  11. Poca energía: la persona se siente con mucho cansancio así no haya una causa para esto, se da con mayor frecuencia en las horas de la mañana.
  12. Pensamientos de muerte o suicidas: unos se preocupan en abundancia por la muerte y tienen la idea de suicidarse, pero sin una tentativa o plan específico de suicidio, muchos lo intentan.
  13. Pérdida de la autoestima: no hay confianza en la persona y se siente inferior a todo el mundo así no haya justificación alguna.
  14. Agitación o lentitud de las funciones motoras.Cuáles son los síntomas de la depresión

Consejos

  • Este es un artículo es meramente informativo, nunca olvides consultar a tu médico quien es el que tiene la facultad de diagnosticarte  y tratarte como paciente.
  • La depresión clínica es una enfermedad que puede ser tratable y curable, por eso no dudes en buscar ayuda si sientes algunos de los síntomas aquí descritos, no tienes porque vivir de esa manera.  De cada 10 pacientes 8 se sienten mejor con la ayuda profesional.
  • No todos los síntomas aquí descritos necesariamente indican una depresión, debe ser un conjunto de varios puntos.
  • Buscar ayuda para la depresión no te hace una persona débil.
  • Si un ser querido sufre de este mal, trata de ayudarle, muéstrale que estás preocupado por él y acompáñalo a las citas.
  • Casi todas las personas hemos experimentado depresiones y tristezas fuertes a lo largo de nuestra vida, esto es algo totalmente normal, pero si esta actitud se empieza a alargar y ésta se da por más de dos semanas, se debe consultar a un médico o buscar algún tipo de ayuda psiquiátrica, se debe diferenciar entre sentir tristeza y tener una depresión clínica puesto que lo primero es algo normal y lo segundo no lo es.
  • Las terapias de diálogo son efectivas para el tratamiento de personas que sufren de depresión y pueden ser de corto o largo plazo según la necesidad.
  • Gran parte de las personas que sufren depresión no buscan tratamiento.
  • Cuando una persona sufre de depresión, el papel que juega la familia es sumamente importante.
¿Te ha gustado?
17 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.