La hipocaliemia o el tener bajos niveles de potasio pueden afectar a los nervios y a la comunicación de éstos con el sistema digestivo, los músculos y el corazón.

El potasio lo podemos encontrar principalmente en las células que componen nuestro organismo. Y en la sangre la cantidad que encontramos se encuentra entre unos niveles específicos regulados por nuestro sistema endocrino.

La hipocaliemia también produce una disminución de la sensibilidad a la insulina. Además las personas que presentan niveles bajos de potasio experimentarán dificultades físicas variadas.

Este artículo también te puede interesar: Por Qué Sube el Potasio

Si deseas conocer cuáles son los síntomas de los niveles bajos de potasio así como conocer las causas presta atención al siguiente artículo donde te lo explicaremos todo en detalle.

Causas de los niveles bajos de potasio

El potasio como otros elementos lo obtenemos de los alimentos que tomamos y es fundamental para que nuestras células funcionen correctamente. En el caso de que se encuentre un exceso de potasio en el organismo los riñones se encargarán de la expulsión del exceso y así regular los niveles.

Entre las causas que suelen provocar un nivel bajo de potasio encontramos las siguientes:

  • El consumo de ciertos antibióticos
  • Padecer diarrea o vómito en exceso
  • Tomar en cantidades excesivas laxantes, lo que fomentará la aparición de diarrea
  • Como efecto secundario de algunos diuréticos que se suelen usar como tratamiento para dolencias como la hipertensión arterial y la insuficiencia cardíaca.
  • Exceso de sudoración
  • Padecer de algunos trastornos alimentarios, como puede ser la bulimia
  • Tener niveles bajos de magnesio
  • Padecer alguna enfermedad renal en estado crónico
  • Deshidratación prolongada

Cuáles son los síntomas de la falta de potasio

Sufrir de una pequeña baja de los niveles de potasio no suele causar síntomas realmente visibles, pero en ocasiones sí que se pueden llegar a sentir, y sobre todo si el bajón de los niveles de potasio es considerable.

Entre los principales síntomas que podemos sentir debido a bajos niveles de potasio son:

El estreñimiento. Presentar un período de estreñimiento severo o sin motivo aparente es uno de los síntomas de la falta de potasio.

Debilidad anormal o espasmos. Sentirte cansado y débil sin motivo aparente también es un síntoma de la falta de potasio. Esto se debe a que como no hay unos buenos niveles de potasio, las células neuromusculares no se recargan de forma rápida de energía, por lo que les es imposible la transmisión constante de información y por tanto los músculos presentan dificultades para contraerse y extenderse.

Fatiga. Sentirte constantemente fatigado y mareado es síntoma de algunas enfermedades, pero también lo es de tener bajos niveles de potasio. Por lo que deberás prestar atención a ver qué cuadro de síntomas presentas.

Dolores musculares y calambres. Debido a la falta de potasio y a la debilidad, puedes sentir dolores musculares y calambres cuanto más frecuentes sean significa que los niveles de potasio están realmente bajos.

Hormigueo y entumecimiento. Sentir hormigueos y que sufras de entumecimientos, sobre todo en pies y manos también es síntoma de la falta de potasio, y todo se debe a las mismas razones, los errores en la comunicación entre células.

Ritmos cardíacos anormales. Este síntoma es frecuente en caso de que los niveles hayan disminuido mucho, además puede ser que la persona se desmaye o que se sienta mareada.

Detención del corazón. En casos extremos en los que el potasio es mínimo en el organismo puede suceder que el corazón se detenga.

La falta de potasio sostenido en casos graves puede alterar el ritmo cardíaco, hacer sufrir palpitaciones, e incluso causar graves daños renales, como cambios funcionales y estructurales del riñón.
Cuáles son los síntomas de la falta de potasio

Acude al médico si crees tener los síntomas de la falta de potasio

Si crees que puedes estar padeciendo algunos de estos síntomas es importante que acudas a tu médico y le cuentes lo antes posible cómo te sientes.

Si en poco tiempo detectas que presentas varios de los síntomas anteriores acude inmediatamente a tu médico para un diagnóstico temprano, de este modo evitarás daños mayores.

El médico te mandará a realizar una prueba de sangre y obtener así el llamado panel metabólico básico (PMB) de algunas pruebas, entre ellas la de los electrolitos. Esta prueba mide los niveles de sodio, calcio, magnesio, cloruro, fosfato de hidrógeno, hidrogenocarbonato, y por supuesto potasio.
Cuáles son los síntomas de la falta de potasio

No obstantes, según el estado en el que te vea tu médico, es posible que te solicite realizar un panel metabólico completo (PMC), mediante el cual se harán otras pruebas, como por ejemplo las de funcionamiento hepático.

Por otro lado se comprobarán los niveles de la hormona tiroidea y la aldosterona.

Realizarse la prueba del electrocardiograma (ECG) será preciso para evaluar el funcionamiento del corazón y detectar si presenta algún signo de daño o algún otro tipo de problema. Para hacer esta prueba se colocarán 12 electrodos en tus brazos, pecho y piernas. Estos electrodos enviarán información sobre la actividad eléctrica de tu corazón a un monitor. Esta prueba se realiza entre 5 y 10 minutos, y será fundamental que el paciente se esté lo más quieto que pueda, sino, es posible que se tenga que volver a repetir el electrocardiograma hasta conseguir una buena lectura. Si la falta de potasio estuviese relacionada con la falta de magnesio en el ECG podría detectarse, ya que se produciría una prolongación de los intervalos en el ECG, lo que se llama una Torsades de pointes.

Para que se considere que tienes unos niveles bajos de potasio, los niveles obtenidos con el análisis de sangre deben ser menor a 3,5 milimoles por litro. En cambio los niveles considerados normales del potasio se encuentran entre el 3,6 y el 5,2 milimoles por litro.

Tratamiento para suplir la falta de potasio

Comenzaremos cambiando nuestros hábitos alimenticios, tanto para suplir la falta de potasio como para prevenirla, entre los cuales añadiremos más alimentos ricos en potasio, como pueden ser los plátanos, las espinacas, los frijoles, los guisantes, los frutos secos, las zanahorias, las naranjas, el salmón, algas marinas, germen de trigo, leche, carne de res magra, salvado, aguacates, mantequilla de cacahuete, las papas o los tomates. Además recuerda que debes beber dos litros de agua al día.

También es posible que el médico te recete tomar algunos suplementos de potasio durante  unos días para recuperar tus niveles. En cambio si la falta de potasio es muy grave es posible que debas recibirlo intravenoso.

En el caso de que debas tomar diuréticos, es mejor que te cambien la medicación y tomes un diurético conocido como el preservador de potasio. Además es posible que su médico le recete algún suplemento adicional de potasio.

Generalmente con estos suplementos y un cambio en la dieta suelen ser más que suficientes para recuperar los niveles y que no vuelvan a bajar.

Esperamos que con este artículo te haya quedado muy claro cuáles son los síntomas de la falta de potasio, y que es algo realmente serio que si se deja pasar puede ocasionar graves problemas a nuestros músculos, riñones y corazón, por ello a la más mínima sospecha debes acudir a tu médico. Realizarse una prueba de sangre no cuesta nada, en cambio no hacerlo sólo te ocasionará dolor y problemas más graves en el futuro.

¿Te ha gustado?
48 usuarios han opinado y a un 97,92% le ha gustado.