La fractura de costillas se produce generalmente tras haber sufrido con golpe fuerte y directo en las costillas, los casos más comunes son en los accidentes de tráfico, en deportes de contacto o tras sufrir una caída desde cierta altura.

En otros casos cuando se padecen ciertas enfermedades graves, como el cáncer de huesos o incluso una osteoporosis, los huesos se debilitan y pueden fracturarse con mayor facilidad, por ejemplo al toser, pero esto claro está en casos determinados y muy graves.

La fractura de costillas suele tardar entre uno y dos meses en curar. Si la persona está sana el hueso se irá soldando poco a poco hasta volver a estar como siempre.

Hay que tener en cuenta que una fractura de costillas debe ser cuidada y sanada cuanto antes pues son los huesos que protegen a los pulmones y el corazón. Además puede darse el caso de que la fractura haya ocasionado daños en el pulmón. En este caso seguramente será necesario intervención quirúrgica.

Este proceso de curación es lento, doloroso e incómodo, pero puedes hacer ciertas cosas para cuidar las costillas rotas y disminuir las molestias, a continuación te damos algunos consejos sobre el tema:

Instrucciones para cuidar las costillas rotas

  1. Por supuesto lo primero que debes hacer es acudir al médico si te has dado un golpe fuerte, o si después de un accidente sientes un gran dolor en el pecho o incluso te cuesta respirar. Es preciso que un médico te examine, e incluso puede que te manden a hacer una radiografía para asegurarse de que no hay fisuras, y en el peor de los casos fracturas en las costillas. Es en este momento cuando el médico considerará el peligro de que los pulmones se puedan dañar con un trozo afilado de las costillas o incluso pueda descartar o tratar un pulmón perforado.
    Beautiful successful female doctor holding something on her hands
    El pulmón perforado debe tratarse cuanto antes, pues puede resultar fatal.
  2. Hasta hace unos años lo más común era vendar el tórax hasta que las costillas soldasen. Hoy en día esto está en desuso, puesto que se ha comprobado que este vendaje puede comprimir los pulmones y causar dificultad al respirar, neumonía, o incluso infección pulmonar si se usa a largo plazo. En cambio, hay casos en que es preciso usar un vendaje durante unos días para estabilizar la zona e incluso controlar y calmar el dolor y la inflamación. En el caso de que el vendaje sea preciso lo tiene que recomendar un médico, y además debe ser un experto sanitario el que lo coloque.
  3. Para calmar el dolor y la inflamación puedes aplicarte frio. Usa una bolsa de hielo, una bolsa de gel congelado o incluso la típica bolsa de guisantes congelados, envuélvela en un paño o tela fina y aplícalo sobre la zona de dolor durante unos 20 minutos. Puedes ponerte la bolsa de hielo incluso cada hora durante los primeros días, luego puedes ir bajando el ritmo de colocación e ir aplicándotela entre 10 y 20 minutos tres veces al día. Gracias al frío se contraerán los vasos sanguíneos haciendo que la inflamación baje, y además se dormirán los nervios de la zona y el dolor disminuirá.
    Cómo cuidar las costillas rotas
  4. Lo habitual es que tu médico te recete los medicamentos calmantes que puedes tomar, no obstante, hay analgésicos como el paracetamol (calma el dolor) y los antinflamatorios (desinflaman y calman el dolor) como el ibuprofeno que puedes comprar de forma libre en cualquier farmacia. Estos medicamentos no acelerarán la recuperación ni la curarán del todo, pero puede hacerte la vida más fácil y cómoda. También recuerda que estos medicamentos pueden dañar órganos como los riñones o el estómago, por lo que no debes tomarlos más de dos semanas seguidas tomándolas todos los días.
    Cómo cuidar las costillas rotas
  5. Durante las semanas que llevará la curación evita movimientos rotativos o flexivos del torso e incluso realizar ejercicio y esfuerzo físico sobre todo en las primeras semanas, pero si puedes aguantar así hasta el final mejor. Las actividades que te lleven esfuerzo o el ejercicio aeróbico harán que necesites bombear más sangre y aumenta la respiración, por lo que también aumentará la inflamación y el dolor.
    Cómo cuidar las costillas rotas
  6. Para que los huesos suelden bien necesitarán muchas vitaminas, minerales y calcio entre otros nutrientes, por lo que aliméntate bien y si es preciso toma un suplemento nutricional.

¿Que necesitas para cuidar las costillas rotas?

  • Ir al médico
  • Tomar medicación
  • Suplementos alimenticios

Consejos para cuidar las costillas rotas

  • Ten paciencia, las costillas fracturadas tardan al menos 6 semanas en sanar.
  • Recuerda no ponerte nunca un vendaje en el tórax por tu cuenta o las consecuencias pueden ser peor de lo que piensas.
  • Si necesitas toser o estornudar puedes colocarte una almohada o algo blandito en el pecho de forma que amortigüe el movimiento y no te hagas tanto daño.
  • Si realizas un trabajo que requiere esfuerzo físico lo más normal es que el médico te dé una baja laboral, y si no, también es posible que la puedas conseguir al menos las primeras semanas de forma que las mayores molestias y dolores puedas soportarlos en casa.
¿Te ha gustado?
63 usuarios han opinado y a un 96,83% le ha gustado.