Sin duda, uno de los órganos del cuerpo humano menos valorados y a la vez más importantes son los riñones. Por este motivo, cuidar los riñones de nuestro cuerpo debería ser una prioridad.

Los riñones son unos órganos que se encuentran en la parte lateral del bazo. Estos órganos se encargan entre otras cosas de filtrar las sustancias de desecho, para convertirlas en orina y poder explusarlas de nuestro cuerpo. Estos órganos trabajan muchísimo, ya que junto al hígado, se encargan de eliminar todas las toxinas de nuestro cuerpo y de mantenernos saludables.

Lo malo, es que como se usan tanto, es complicado cuidar los riñones. Vivimos en una sociedad donde está bien visto tener actitudes dañinas para el riñón, como por ejemplo beber alcohol o tomar drogas en grandes cantidades. Esto hace que muchísimas personas tengan problemas de riñón, aunque algunos de ellos no lo saben.

El riñón es un órgano interno que no debe menospreciarse, ya que si se hace esto, vamos a tener luego problemas de salud. Desde dificultades a la hora de orinar, hasta problemas con los órganos internos. Hay personas que incluso se han llegado a morir por daños en el riñón, siendo además un problema que aparece de la noche a la mañana, ya que podrías aparecer muerto al día siguiente sin haber notado síntomas el día anterior.

Cuidar los riñones realmente no es tan complicado, ya que aunque la sociedad nos diga que hay que tener ciertas actitudes dañinas, hay pequeños gestos que nos podrían ayudar a la hora de cuidarlos de la forma correcta. Estos gestos son pequeños, cuestan muy poco y te pueden ayudar muchísimo a la hora de mejorar tu salud de una forma impresionante.

Por ejemplo, una persona con el riñón bien cuidado, va a tener una salud muchísimo más saludable cuando sea mayor. Sin embargo, una persona con el riñón en mal estado, va a ser justo todo lo contrario, ya que esta persona lo tendrá dañado y no podrá tener una vida normal. Hay personas que incluso tienen que estar atadas a una diálisis, es decir, a un órgano artificial que sustituye las funciones del riñón.

Por suerte, si sabes cuáles son los gestos que ayudan a cuidar el riñón, vas a poder llegar a viejo sin ningún problema en estos órganos, algo que hará que tengas una mejor salud. Si no sabes cuáles son esos gestos y consejos para cuidar el riñón, no te preocupes, ya que los vamos a ver ahora mismo.

Instrucciones para cuidar los riñones

  1. Beber mucha agua:
    En primer lugar, vamos a cuidar este órgano interno haciendo algo que no cuesta trabajo y que seguramente hagamos todos los días, beber agua. Sin embargo, la mayoría de la gente no bebe el agua suficiente, ya que hay personas que igual beben un par de vasos al día. El agua es buena para el riñón porque al ser completamente limpia, el riñón no tiene que trabajar apenas nada para limpiarla. Además de eso, el agua es el disolvente de la orina y al igual que toda mezcla, a más disolvente, mejor se disolverá la orina y por lo tanto, menos tendrán que trabajar los órganos internos. Además, el agua sirve para limpiar los conductos del riñón y para que siempre estén hidratados, así que haz caso a las recomendaciones y toma entre 1 y 2 litros de agua al día, algo que sin duda te va a ayudar a tener una mejor salud en este órgano interno tan importante y a la vez tan infravalorado.
  2. Mantener un nivel de actividad física:
    El segundo punto que debemos mantener si queremos disfrutar de una gran salud en este órgano, es mantener un nivel de actividad física estable, el cual nos permita tener una salud correcta en este órgano vital. Lo malo de esto, es que muchas personas tienen vidas sedentarias, con trabajos de oficina y no pueden cumplir con las exigencias. La actividad física es buena para el riñón, ya que hace que se eliminen más toxinas por otras vías y por lo tanto, no tengan que trabajar tanto estos órganos internos. Realmente no hace falta llevar una vida de deportista de élite ni correr la maratón para esto, sino que lo único que debes hacer es tener una vida activa, caminando una hora al día o así y tratando de no coger el coche para ir a todos los sitios. Si tienes un trabajo sedentario, trata de caminar en tu tiempo libre aunque sea un rato, ya que estos órganos internos te lo van a agradecer muchísimo, mucho más de lo que te puedes pensar.
  3. Dieta equilibrada:
    El tercer punto es llevar una dieta equilibrada, ya que este órgano interno se encarga de filtrar todo lo que de la comida. Las comidas sanas no supondrán mucha carga para el riñón, pero las comidas muy pesadas como las que tienen mucha carne, los dulces y demás, harán trabajar mucho a este órgano interno, ya que hay tantísima cantidad de toxinas que deberá eliminarlas para poder hacer al cuerpo funcionar de la forma correcta. Trata de comer bien, comiendo de todo, pero sano y sin pasarte en la cantidad. Además, trata de eliminar las comidas basura y el azúcar, ya que te pueden dañar esta parte del cuerpo con mucha más facilidad de la que te crees, ya que lo harán trabajar mucho para eliminar el exceso de tóxicos que supone la ingestión de estos alimentos. Sin embargo, por comer un poco de vez en cuando no pasa nada, sólo que hay que moderarse y tratar de que la comida basura no forme parte de tu dieta habitual.
  4. Evitar las drogas:
    La mayoría de drogas son malas para órganos como el riñón, ya que este tipo de drogas son capaces de intoxicar al cuerpo. Cuando el cuerpo recibe una droga como el tabaco o el alcohol, lo va a detectar como un tóxico y tratará de eliminarlo cuanto antes, esto provocará que órganos como el riñón o el hígado, tengan que trabajar muchísimo para eliminarlo. Si estos trabajan mucho, se van a desgastar y pueden sufrir daños como cálculos o piedras y problemas varios que harán que tengamos muchísimos problemas de cara al futuro. Sin duda alguna, lo que se debe hacer es evitar las drogas lo máximo posible, tratando de mantener los órganos internos en el mejor estado posible. También evita drogas duras y otras como los esteroides anabólicos, los cuales han sido asociados con daños al riñón y otro tipo de daños a los órganos internos. Lo mejor es siempre llevar una vida sana, libre de drogas y tratando de mantener a estas alejadas de nuestra vida, ya que no sólo te lo agradecerán los riñones, sino todos los órganos internos del cuerpo.
  5. Evitar el estrés y la tensión alta:
    Finalmente, debemos tratar de tener una vida tranquila y de evitar el estrés, ya que es uno de los mayores enemigos del cuerpo y con los riñones, no iba a ser la excepción. Además, la tensión alta también puede dañar el riñón, ya que este tipo de tensión hace que estos órganos tengan mucha presión y por lo tanto, más daño. Evita la sal y trata de llevar una vida tranquila, ya que así vas a lograr evitar males mayores.
¿Te ha gustado?
11 usuarios han opinado y a un 100,00% le ha gustado.